La tranquilidad de la cobertura contra enfermedades graves en los seguros de vida

PuntoSeguro es un comparador de seguros que ha logrado una presencia disruptiva en el mercado español gracias a su innovadora estrategia en mercadeo de pólizas. Es la única empresa de su tipo que recompensa a sus usuarios por mantenerse sanos mediante el ejercicio físico y utilizando para ello una app.

Sin embargo, para algunas personas permanecer saludables es materialmente imposible y muchas veces no pueden evitar sufrir enfermedades graves a lo largo de sus vidas. Como cualquier individuo es susceptible de enfrentar este escenario, es necesario que todo seguro de vida cuente con una buena cobertura para encarar estas situaciones.

Cobertura contra enfermedades graves en un seguro de vida de PuntoSeguro

Según lo explica Juan Betés, de la firma PuntoSeguro, las enfermedades graves son aquellas que comprometen la integridad física o la vida de las personas. Menciona por ejemplo un infarto al miocardio, las intervenciones quirúrgicas para atender enfermedades de las arterias coronarias, el cáncer o los accidentes cerebro-vasculares. En esta clasificación también se incluyen los trasplantes de órganos y la insuficiencia renal. 

La cobertura contra enfermedades graves implica el pago por parte de la empresa aseguradora del capital acordado en las condiciones de la póliza. Eso ocurre cuando al asegurado se le diagnostica por vez primera alguna de las enfermedades mencionadas anteriormente. Es importante señalar que no es necesario que ocurra el fallecimiento del paciente para reclamar la indemnización.

El representante de PuntoSeguro señala que las empresas de seguros tienen edades máximas para la contratación de este tipo de pólizas. En el mercado español, por lo general, estas oscilan entre los 59 y los 62 años. Otra condición frecuente entre las aseguradoras es que una vez que se hace efectiva la cobertura, la póliza queda automáticamente anulada.

Beneficios muy importantes para el asegurado

La cobertura contra enfermedades graves dentro de una póliza de vida implica una inversión mayor en la contratación, que se justifica plenamente por sus beneficios. Uno de los más importantes es que permite al asegurado tener una protección financiera de manera inmediata al conocerse el diagnóstico de la enfermedad. Esa protección resulta vital para el pago de gastos médicos de manera oportuna, lo que puede marcar la diferencia entre la vida y la muerte.

La disposición de estos fondos deriva en otros dos beneficios notables como la tranquilidad de contar con un apoyo total ante una problemática imprevista. Juan Betés habla de “paz mental”, tanto para el asegurado como para sus seres queridos en momentos de incertidumbre médica. Agrega que muchas veces, las personas que no cuentan con este tipo de protección, deben liquidar activos importantes como viviendas, vehículos o ahorros.

Aunque este tipo de cobertura es aconsejable en cualquier asegurado, hay segmentos de la población para los cuales son indispensables. El portavoz de PuntoSeguro menciona a personas de mediana o avanzada edad, individuos con trabajos de alto riesgo o proveedores de familia. Quienes tengan familiares con antecedentes de enfermedades graves (cáncer, diabetes o enfermedades cardíacas) deben considerar seriamente este tipo de cobertura en sus pólizas.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.