La verdad detrás de tanto humo. El CEO de Dónde Está Mi Web habla sobre lo que realmente se debe saber del marketing digital

En un mundo digital saturado de promesas de éxito instantáneo y estrategias de marketing milagrosas, Ramón Cardó, CEO de Dónde Está Mi Web, ofrece una mirada sin filtros sobre la realidad del marketing digital y cómo las empresas pueden navegarlo de manera efectiva y ética.

El mercado está inundado de promesas de éxito rápido y resultados milagrosos. ¿Cuál es tu opinión sobre esta tendencia y cómo afecta a la percepción del marketing digital?

«La verdad es que el marketing digital requiere tiempo, esfuerzo y estrategia. Muchas de estas promesas juegan con las esperanzas de resultados inmediatos, pero en realidad, construir una presencia digital sólida y sostenible es un proceso. Estas promesas no solo son engañosas para el usuario, sino que dañan la credibilidad del sector.»

¿Qué señales de alerta deberían hacer que las empresas piensen dos veces antes de contratar una agencia de marketing digital?

«Cualquier agencia que prometa resultados garantizados en un corto plazo debe ser motivo de escepticismo. El marketing digital depende de muchos factores, incluyendo el algoritmo en constante cambio de Google y la naturaleza dinámica de las redes sociales. Las promesas de éxito rápido suelen ser un claro indicador de tácticas no sostenibles o poco éticas.»

En tu experiencia, ¿cómo pueden las empresas diferenciar entre estrategias de marketing digital éticas y tácticas de ‘trucos’ o atajos?

«Las estrategias éticas se centran en el valor a largo plazo, priorizando contenido de calidad, interacción auténtica con la audiencia y técnicas de SEO que siguen las directrices de Google. Los ‘trucos’, por otro lado, buscan explotar lagunas temporales y pueden ofrecer un impulso momentáneo, pero a menudo resultan en penalizaciones o daño a la reputación a largo plazo.»

Con tantas opciones disponibles, ¿qué consejos le darías a las empresas que buscan contratar una agencia de marketing digital?

«Primero, busca transparencia. Una buena agencia será honesta sobre lo que puede y no puede hacer. Segundo, investiga su historial y casos de éxito. Y por último, asegúrate de que entienden tu negocio y tu audiencia. El marketing digital no es talla única, así que es crucial encontrar un partner que personalice su enfoque para ti.»

¿Cuál es el mayor malentendido que encuentras entre tus clientes respecto a lo que el marketing digital puede lograr? ¿Cómo reajustas esas expectativas?

«Muchos creen que el marketing digital es una solución rápida para incrementar ventas, pero la realidad es que se trata de construir relaciones y presencia a largo plazo. Trabajamos para educar a nuestros clientes sobre la importancia de la paciencia y el desarrollo de estrategias sólidas que se alineen con sus objetivos a largo plazo.»

Con los cambios constantes en los algoritmos de búsqueda, ¿cómo aseguras a tus clientes una estrategia de SEO sostenible y resistente a los cambios?

«Nos enfocamos en lo fundamental: contenido de calidad, experiencia de usuario excepcional, y estructura web sólida. Aunque los algoritmos cambian, estos principios tienden a permanecer consistentes. Además, mantenemos una vigilancia constante sobre las actualizaciones de algoritmos para ajustar nuestras estrategias proactivamente.»

Hay una percepción de que ciertas tácticas pueden ‘hackear’ el crecimiento en redes sociales. ¿Qué opinas sobre las estrategias que prometen un crecimiento explosivo de seguidores o engagement de la noche a la mañana?

«El crecimiento orgánico saludable es gradual y se basa en contenido relevante y genuino engagement con la audiencia. Las tácticas que prometen crecimiento rápido suelen ser insostenibles y pueden dañar la percepción de la marca. La autenticidad es clave en las redes sociales.»

¿Cómo manejas la transparencia con tus clientes en términos de gasto y retorno de inversión en campañas de publicidad pagada?

«La transparencia es fundamental. Ofrecemos reportes detallados y accesibles, explicando claramente el rendimiento de cada campaña, dónde se está invirtiendo cada euro, y qué retorno está generando esa inversión. Esto no solo fomenta la confianza, sino que también permite ajustes estratégicos informados.»

En el equilibrio entre contenido orgánico y pagado, ¿cómo convences a los clientes del valor de invertir en contenido orgánico en una era dominada por la publicidad pagada?

«Si bien el contenido pagado puede ofrecer un impulso inmediato, el contenido orgánico construye una base sólida y confianza con la audiencia a largo plazo. Explicamos que el contenido orgánico, como blogs o vídeos, contribuye significativamente al SEO, la autoridad de la marca, y crea una comunidad leal. La clave está en la coherencia y calidad.»

Mirando hacia atrás, ¿cuál dirías que fue uno de los errores más significativos que cometió Dónde Está Mi Web y qué aprendisteis de él?

«Uno de nuestros errores más significativos fue intentar expandirnos demasiado rápido a nuevos mercados sin tener una comprensión completa de las necesidades locales específicas. Aprendimos la importancia de la investigación profunda y el desarrollo de estrategias adaptadas antes de la expansión. Este aprendizaje nos ha llevado a ser mucho más meticulosos y estratégicos en nuestras decisiones de crecimiento.»

¿Algún error ha provocado un reajuste completo en vuestra estrategia o enfoque de negocio? ¿Cómo gestionasteis ese cambio?

«Sí, en los primeros días, estábamos muy centrados en servicios de SEO sin considerar la importancia de una estrategia de contenido integral. Un proyecto que no cumplió con las expectativas nos hizo reconsiderar y ampliar nuestros servicios para incluir marketing de contenidos, lo cual ahora es una de nuestras áreas más fuertes y valoradas por nuestros clientes.»

¿Cómo fomentas una cultura que no solo acepta los errores sino que los ve como oportunidades de aprendizaje?

«En Dónde Está Mi Web hemos creado un ambiente donde compartir abiertamente los fracasos es alentado. Regularmente, tenemos reuniones de ‘lecciones aprendidas’ donde hablamos sobre qué no funcionó y por qué, transformando esos momentos en planes de acción futuros. Esto ha cultivado una cultura de resiliencia y creatividad constante. No todo funciona a la primera, y muchas cosas que deben funcionar de cierta manera sobre el papel luego no tienen nada que ver en la realidad, esa adaptación es clave para el éxito de las estrategias.»

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.