Actualidad

La vista, un arma de doble filo a la que saben sacarle partido

Es posible que muchos ni siquiera se hayan parado a pensar alguna vez en ello. Pero, ¿qué sería de todos aquellos que poseen el sentido de la vista si lo perdieran? Posiblemente, la mayoría, no sería capaz ni de dar un paso en solitario, para cuanto más intentar llevar una vida normal, aunque al final, a todo se acostumbra uno, y no se debe olvidar, que aunque representen una minoría, las personas ciegas son tan capaces como cualquier otra de llevar una vida normal. Así que, y a pesar de que muy pocos son los que se paran a pensar en ello, los que poseen este sentido deberían sentirse afortunados, aunque, este sea un sentido que a veces juega malas pasadas. Y es que, no siempre lo que más y mejor entra por la vista, es lo más le conviene a uno. Pero, además, y tal y como indican desde Impresionarte, “la vista juega un papel fundamental en el ámbito del marketing y la publicidad. La cartelería, los rótulos y todo lo que tenga que ver con la imagen de marca de una empresa o negocio es cuidadosamente diseñado para atraer, a través de la vista, a un grupo concreto de la sociedad para el que va dirigido”.

Suficiente fijarse un poco al caminar por cualquier calle comercial de cualquier ciudad para darse cuenta de que rótulos luminosos de diferentes negocios ponen color cuando la noche cae, o que al adentrarse en cualquiera de ellos, las pancartas y vinilos inundan el interior para que uno no olvide dónde se encuentra. Y es que, los profesionales del marketing y la publicidad saben muy bien cómo hacer su trabajo, así que, sí, cualquiera de los que pasee por una de esas calles, acabará por entrar en alguno de esos negocios.

Pero, ¿cómo consiguen atraer al público?

Pues muy sencillo, como sucede con cualquier otra carrera, los años de estudio dotan a estos profesionales de cualidades suficientes para saber cómo conseguir los resultados deseados. Mediante el empleo de cosas tan sencillas como diferentes colores, o diferentes tipografías se logra atraer a diferentes públicos.

“Por regla general se podría asociar un color a cada sector empresarial, por ejemplo, el blanco es el color más empleado en el sector sanitario, mientras que el naranja es el característico de las empresas tecnológicas y el negro se asocia con todo aquello que tiene que ver con la imagen personal y con el lujo” comentan desde Impresionarte, que como su propio nombre indica, ese es precisamente el resultado que pretenden conseguir.

Y para ello, la vista juega un papel fundamental, pero uno no se debe dejar engañar. Suele decirse que la primera impresión es la que cuenta, pero cuantas veces aquello que más le gusta a alguien, no es lo que mejor le sienta, ni lo que más le conviene.

La vista, es un arma de doble filo, y los que lo saben, saben cómo aprovecharlo.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.