Las defensas aprietan al inspector jefe de la caja ‘b’ cuestionando las conclusiones de sus informes

El tribunal “llama al orden” a Morocho y le recuerda que está obligado a contestar a las defensas

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El inspector jefe de la UDEF encargado de investigar la presunta caja ‘b’ del PP, Manuel Morocho, se ha sometido este lunes al interrogatorio de las defensas en el juicio que celebra la Audiencia Nacional por el supuesto pago en negro de la reforma de la sede del PP, quienes han llegado a poner en un aprieto al policía al pedir explicaciones sobre cómo analizaron algunos documentos y las conclusiones que plasmaron en los informes entregados al juez.

La vista oral se ha retomado con la parte final del interrogatorio de Morocho y su equipo, que en la sesión previa celebrada el jueves de la semana pasada, desgranó toda la documentación elaborada por Unifica, empresa que realizó la reforma de la sede de la calle Génova de Madrid planta por planta, para exponer ante el tribunal el sistema presuntamente utilizado para que el PP pudiera sufragar parte de estas obras con dinero procedente de la caja ‘b’.

El turno de las defensas lo ha inaugurado el abogado Luis Jordana de Pozas, que defiende al arquitecto Gonzalo Urquijo. El letrado ha comenzado reprochando al policía que en uno de sus informes concluyera que los socios de Unifica sacaron 163.000 euros de la cuenta de la empresa con el fin de “blanquearlos” sin conocer cuál era su verdadero destino, una cuenta judicial para participar en una subasta, ha indicado.

Morocho ha sostenido en todo momento que los investigadores analizaron esta salida de dinero porque la entidad bancaria alertó al Banco de España de que la cantidad retirada en efectivo superaba el límite legal establecido y no contaba con el documento preceptivo en el que se debía señalar el destino.

ADVERTENCIA DEL TRIBUNAL

Durante el interrogatorio, se han presenciado varios momentos de tensión entre letrado y Morocho, que ha llevado la voz cantante en las explicaciones de los miembros de la UDEF que han comparecido en calidad de testigo-perito, si bien el jefe de grupo ha sido advertido en varias ocasiones por el tribunal de la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia presidido de su obligación a contestar a todas las preguntas que le hicieran las partes.

De hecho, el presidente del tribunal, José Antonio Mora Alarcón, que ha interrumpido el interrogatorio para hacer él mismo las preguntas, ha llegado a “llamar al orden” a Morocho por tratar de eludir algunas de las cuestiones planteadas por el abogado de Urquijo.

En otro momento de la declaración, el abogado Jordana de Pozas también ha preguntado si alguna vez la UDEF dudó de la credibilidad de los conocidos como ‘papeles de Bárcenas’, donde el extesorero del PP Luis Bárcenas anotaba las entradas y salidas de la caja ‘b’ del partido, ya que contaba con distintas versiones.

Morocho, como hizo en las sesiones anteriores, ha defendido que estos documentos manuscritos contienen algún “error humano”, como la omisión de algunas anotaciones, pero cree que son fiables ya que los saldos siempre coincidían.

Al respecto, ha insistido en que todas las anotaciones en estos documentos referentes al acusado Gonzalo Urquijo, y en los que no aparece su socia Belén García, se relacionan con las obras en la sede del PP: “Todos los movimientos que he estado reseñando se refieren a Unifica. Otra cosa es que Bárcenas se refiera en una nomenclatura al administrador” de la empresa, ha afirmado.

ALUSIÓN A LA ‘OPERACIÓN KITCHEN’

Este interrogatorio no ha sido el único en el que se ha puesto en duda la labor de la UDEF a lo largo de la investigación de la presunta caja ‘b’. El abogado Jesús Santos, que representa al PP –acusado como responsable civil subsidiario de los presuntos delitos que de los demás acusados habrían cometido–, ha preguntado directamente a Morocho por qué no valoró la entrada y registro en el domicilio del extesorero del PP si era el principal “objeto de investigación”.

El inspector jefe del grupo que investigó la caja ‘b’ ha recordado que Bárcenas ya estaba siendo investigado en el marco del caso ‘Gürtel’ y que por ello el juez instructor había solicitado comisiones rogatorias a Suiza para que remitieran información de las cuentas bancarias abiertas en ese país.

Al hilo, ha señalado que toda la documentación requerida a las autoridades suizas llegó a la Audiencia Nacional en 2013 y que desde entonces el trabajo de los investigadores fue “permanente y continuo” elaborando informes. Ha afirmado que en ese momento, aunque, según ha apuntado, se le instó a pedir el registro de la vivienda de Bárcenas, consideró que lo oportuno era analizar toda la documentación antes de pedir “una medida suplementaria”.

“Implementamos medidas que eran lógicas y tenían un sentido en la investigación”, ha añadido, destacando que una de las solicitudes que hizo la UDEF al juez que el bloqueo de una cuenta en Estados Unidos a nombre de la sociedad Brisco.

En cualquier caso, Morocho ha dejado entrever que aunque hubiera pedido la entrada y registro en la casa del extesorero ‘popular’ no hubiese sido de utilidad porque en 2013 “ya estaba en marcha” la ‘operación Kitchen’, a la que ha aludido sin mencionar su nombre, sino el número de diligencias del procedimiento abierto en el Juzgado Central de Instrucción número 6 para investigar este operativo parapolicial que tuvo lugar entre 2013 y 2015 para sustraer toda la información comprometedora del PP que guardaba Bárcenas.

“Por tanto, cualquier acción que hiciera estaba monitorizada por la Dirección General de la Policía, y por tanto era imposible que hiciera algo porque era inviable”, ha concluido.

<

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.