Las mujeres, excluidas de los tratamientos contra la drogadicción

A pesar de las campañas de educación y los esfuerzos por erradicarlo, el uso de drogas, especialmente la heroína, sigue siendo muy habitual en algunas zonas de Myanmar. Foto: IRIN

La Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE) llamó este jueves a los gobiernos a hacer más para proteger los derechos de las mujeres en las políticas sobre el consumo y tráfico de drogas.

El pedido hace referencia a un aumento desproporcionado de casos de sobredosis en ese grupo de población, así como a un mayor consumo y participación de estas en el narcotráfico y las redes criminales.

Uno de los puntos del informe de la JIFE sugiere a las autoridades priorizar la atención de salud pública y el acceso a tratamientos para las mujeres dependientes de esas sustancias. Además de destinar más recursos financieros a la cuestión.

Francisco Thoumi, es miembro de la Junta:

«En términos de usuarios por cada tres hombres hay solamente una mujer. Sin embargo, por cada cinco hombres que reciben tratamiento o están en programas de rehabilitación y reinserción social, solamente hay una mujer. Hay un desequilibrio, un sesgo muy grande en las políticas, que priorizan a los hombres sobre las mujeres».

El estudio señala que es más probable que se prescriban narcóticos para el tratamiento de la ansiedad y el dolor a las mujeres, lo que facilita el abuso de esas drogas. También son muy vulnerables las que se encuentran en prisión y las trabajadoras del sexo.

Por otra parte, llama a la protección de las que cometen delitos menores y de sus familias, porque el impacto social de medidas severas es mayor cuando se trata de mujeres, por el rol que desempeñan en la sociedad.

Por ejemplo, propone medidas alternativas a la prisión para abordar la posesión y el uso personal de sustancias ilícitas.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.