Logran detectar en las consultas dentales más del 8% de los casos de diabetes en mayores de 40 años

Un protocolo logra detectar más de un 8 por ciento de casos de diabetes o prediabetes no diagnosticada en mayores de 40 años que acuden a la consulta dental, según los primeros resultados del estudio ‘DiabetRisk’ promovido desde la Fundación SEPA, dirigido desde el Grupo de Investigación ETEP (Etiología y Terapéutica de las Enfermedades Periodontales) de la Universidad Complutense de Madrid y realizado con el apoyo de Sunstar.

Se trata de un protocolo de detección que combina el cuestionario ‘FINDRISC’ y una prueba de hemoglobina glicosilada (HbA1c), combinado o no con un ‘Examen Periodontal Básico’, el cual, según el trabajo iniciado en el año 2017, ayudar a identificar a personas con diabetes o prediabetes no diagnosticada.

Los primeros análisis revelan que finalmente se incluyeron en el estudio a 1143 sujetos, siendo 97 (8,5%) los identificados con algún trastorno relacionado con el metabolismo de la glucosa, bien fuera prediabetes (69 pacientes, 6%) o diabetes (28 pacientes, 2,5%).

El estudio se ha llevado a cabo en la ‘Red de Investigación de Clínicas Dentales’ de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA), con 41 centros participantes (tanto consultorios privados como clínicas universitarias).

“Esto significa que en hasta 97 personas que acudieron a la consulta dental para recibir atención odontológica, y que fueron sometidas a un sencillo protocolo por parte del personal de la clínica, se pudo detectar un riesgo alto de sufrir diabetes o prediabetes no diagnosticada, que luego fue confirmado por su médico”, ha destacado el investigador principal del proyecto y Profesor Titular en la Universidad Complutense de Madrid, David Herrera.

Además, el coordinador del estudio e investigador del grupo ETEP, Eduardo Montero, ha informado de que se ha demostrado que un “sencillo protocolo” es “factible y eficiente” en la identificación de personas en riesgo de sufrir diabetes o prediabetes no diagnosticadas con anterioridad.

El estudio ha corroborado, además, la estrecha vinculación que se establece entre salud periodontal y diabetes, con una reconocida relación bidireccional. “En el ‘DiabetRisk’ se observa que los pacientes con peor salud de las encías tienen más probabilidades de presentar prediabetes o diabetes”, ha informado Herrera.

En concreto, el protocolo que se ha aplicado se compone de tres evaluaciones: el test ‘FINDRISC’ (FINnish Diabetes Risk Score), el ‘Examen Periodontal Básico’ (EPB) y la evaluación de la glucemia (por hemoglobina glicosilada) mediante un dispositivo portátil. El ‘FINDRISC’ es un cuestionario de referencia a nivel mundial, cuya utilidad en el diagnóstico de diabetes no conocida ha sido validada en diferentes poblaciones.

Por su parte, el EPB es un sistema de evaluación simplificado, útil a la hora de evaluar las necesidades de diagnóstico adicional y de tratamiento periodontal de los pacientes. Finalmente, la evaluación de hemoglobina glicosilada, ha demostrado ser útil en el proceso de cribado, combinado con otros parámetros.

PROCEDIMIENTOS “MUY SENCILLOS Y RÁPIDOS”

Son procedimientos “muy sencillos y rápidos”, que permiten hacer una estimación del riesgo de sufrir diabetes e incluyen un examen rápido de salud periodontal. La hipótesis era que, combinando ambos, podría aumentarse la capacidad de detección de riesgo de personas que tienen diabetes y todavía no lo saben.

Los participantes han cumplimentado el cuestionario ‘FINDRISC’ considerando factores de riesgo de diabetes, como la edad, el consumo de frutas y verduras, el ejercicio físico o los antecedentes familiares de diabetes mellitus, y se les ha realizado un examen periodontal.

En los pacientes con riesgo moderado de desarrollar diabetes según el cuestionario, se ha efectuado una determinación de hemoglobina glicosilada (HbA1c) ambulatoria en la consulta dental, y finalmente han sido remitidos a su médico para un diagnóstico de confirmación. “Este protocolo de cribado propuesto, además de ser de fácil implementación en el consultorio dental, es asequible (los costes por paciente ascienden a 10 € aproximadamente)”, ha destacado Montero. Igualmente, tanto los dentistas como los pacientes involucrados en el estudio acogieron la participación en el mismo de manera muy positiva.

“A la luz de estos resultados, se confirma que los profesionales de la salud bucodental pueden tener un papel importante en la detección precoz de la diabetes mellitus, como ya se había sugerido previamente en la declaración de consenso de la Federación Internacional de Diabetes (IDF) y la Federación Europea de Periodoncia (EFP). Hay una proporción importante de pacientes que no visitan regularmente a los proveedores de atención médica general, pero sí visitan a los dentistas”, ha apostillado Herrera.

Teniendo en cuenta que las estimaciones más recientes apuntan a que cerca de un seis por ciento de la población española presenta diabetes no diagnosticada, es, a juicio de Montero, “muy relevante” que un porcentaje relevante de estos sujetos se puedan identificar en la clínica dental, resaltando el papel que los dentistas podemos tener en la promoción de la salud general de nuestros pacientes.

Pero, además, el hecho de poder detectar precozmente e identificar a personas con diabetes o prediabetes no diagnosticada supone un importante beneficio clínico. “La detección precoz de la diabetes, y la consiguiente instauración del tratamiento adecuado en estas personas, se asocia con reducciones significativas en el riesgo de morbilidad y mortalidad cardiovascular en estos pacientes”, ha zanjado Montero.

<

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.