Los beneficios del masaje tailandés en época de incertidumbre

En la calle de Calatrava, en pleno corazón de la capital madrileña, muy cerca de Puerta de Toledo, se encuentra el SasiThai, un centro de masaje especializado en el masaje tailandés que, desde agosto, ofrece sus servicios a todos los vecinos de la zona y a los que, tras descubrirlo, se desplazan hasta allí para disfrutar de sus tratamientos.

Entre los beneficios del masaje tailandés, más allá de los ya conocidos como detox (activa algunos órganos internos y facilita el drenaje linfático), el fomento de la eliminación de toxinas para la piel o la reactivación del flujo sanguíneo, destaca sobre todo su capacidad para tratar los nervios y la mente.

En esta época de presión social, de incertidumbre, miedos y nervios, este tipo de masaje es capaz de ayudar a hacer que la ansiedad disminuya, así como los síntomas psicosomáticos que pueden estar causados por un estado emocional complicado. Al trabajar y presionar algunas terminaciones nerviosas, permite mejorar la relajación, mejorar la calidad del sueño e incluso favorecer el equilibrio de cuerpo y mente” explican desde el centro.

Este masaje está basado en la tradición budista y tiene más 2500 años de historia. De hecho, el que practican en este centro madrileño se basa en los principios del Nuad Boran Thai, una disciplina que permite definir las líneas Sen del cuerpo por las que fluye la energía.

Además, en SasiThai es ofrecido por terapistas graduados de las escuelas más prestigiosas de masaje en Tailandia, garantizando así que no solo aconsejan a cada cliente cuáles son sus necesidades específicas en el tratamiento, sino que son capaces de personalizar, en cada sesión, la terapia más adecuada para cada momento.

En cada sesión combinan la meditación con estiramientos suaves de yoga y presiones en puntos musculares clave, lo que permite que el cuerpo sea capaz de gestionar y liberar no solo las tensiones físicas sino las psicológicas que están acumuladas y que son las que hacen que el paciente no se sienta bien. 

“Desde que abrimos las puertas en agosto hemos visto cómo nuestros clientes han podido ir afrontando el día a día de una forma mucho más sana y equilibrada a nivel psicológico. Nuestro equipo, como siempre, extrema además las precauciones para cumplir con la seguridad sanitaria que se nos exige como centro. Pero ahora incluso más, desinfectando tras cada tratamiento las cabinas, ofreciendo prendas desechables para los masajes y cumpliendo cada una de las normas impuestas por el Covid19” explican.

<

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.