Los golpes de calor protagonizan los rescates en el Pirineo oscense durante este fin de semana

HUESCA, 24 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil de Huesca ha efectuado un total de dieciséis rescates durante este fin de semana en el Pirineo. La mayoría han sido golpes de calor, a causa de las altas temperaturas registradas en la comunidad autónoma durante los últimos días; el resto, corresponden con lesiones de carácter leve.

El sábado, 23 de julio, se recibió el primer aviso a las 11.30 horas, informando sobre un montañero, vecino de San Sebastián, de 29 años de edad, que descendía del Pico Anayet, en el término municipal de Sallent de Gállego, junto a dos compañeros, y sufría una posible luxación de hombro que no le permitía continuar por sus medios. Se procedió a su traslado al Hospital de Jaca.

Poco después, a las 12.00 horas, un segundo aviso alertaba de que dos menores acompañados habían sufrido un esguince de rodilla y un esguince de tobillo, respectivamente, que les impedía continuar la marcha. Así, se les evacuó desde la Cabaña de Santa Ana, en el Valle de Estós, en Benasque, donde se encontraban, hasta el centro de salud del municipio.

A las 12.20 horas se indicó que una mujer, de 36 años y procedente de Fuenlabrada, se encontraba en el inicio del Barranco de Mirabal, ya que al realizar un salto en una poza había sufrido una posible fractura en una pierna. Tras recibir asistencia sanitaria, se evacua a la barranquista hasta el Hospital de Barbastro.

Casi una hora más tarde, a las 13.30 horas, se avisaba de una una montañera que se había tropezado y presentaba una posible fractura de tobillo. La mujer, vecina de la Comarca de la Jacetania (Huesca), de 52 años, estaba en la senda de Espigantosa y no podía continuar, por lo que los medios desplazados hasta allí la llevaron hasta Benasque.

Asimismo, a las 14.00 horas, un montañero que se encontraba en el Collado de Salenques sufrió un golpe de calor y tuvo que ser rápidamente evacuado. Al llegar a la zona los especialistas atendieron en ambulancia al afectado, un varón de 49 años de Torrent (Valencia).

Cinco minutos después, a las 14.05 horas, se indicó que un senderista, que estaba en el camino de descenso de Monte Perdido hacia el Refugio de Goriz, en Fanlo, se ha resbalado golpeándose en la cara y en la cabeza. Tras una primera asistencia se desplazó al herido a un lugar más seguro para su evacuación hasta el Hospital de Barbastro. Se trataba de un hombre de 62 años y vecino de Bilbao (Vizcaya).

SEIS RESCATES EN UNA HORA

Los agentes recibieron un nuevo aviso por golpe de calor a las 15.05 horas. En este caso, se trataba un montañero, de 34 años y de Zaragoza, que se encontraba en el Refugio Ángel Orús, en Sahún; desde la misma ubicación se alertó de otro golpe de calor, el afectado era un varón de 39 años, de Huesca.

En torno a las 15.20 horas, se recibió un aviso de que un montañero que también había llegado hasta el Refugio Ángel Orús, había tropezado y caído cuando de camino a este punto. El varón, de 50 años y vecino de la Comarca de las Cinco Villas (Zaragoza), presentaba una lesión de rodilla.

A las 15.30 horas se informó de que una senderista, valenciana de 46 años, se había lesionado el tobillo mientras bajaba
del Refugio Ángel Orús, y no podía continuar. Se le trasladó a Benasque.

Por otra parte, a las 15.50 horas, se atendió otro golpe de calor de un montañero, en las inmediaciones del Pico Estibafreda, en Benasque. Era un varón de 46 años y vecino de Arganda del Rey (Madrid).

Las altas temperaturas tuvieron consecuencias en otro montañero, u joven oscense de 23 años, afectado por un golpe de calor que le impedía continuar. El aviso se recibió a las 15.52 horas.

SÁBADO POR LA TARDE

A 16.10 horas del sábado, un senderista belga, de 50 años de edad, se cayó y sufría una lesión de tobillo, mientras realizaba el sendero Petramula-Espierba, en el Valle de Chisagüés, en Bielsa. Tras localizarlo, se le trasladó en ambulancia al Hospital de Barbastro.

Ya a las 18.00 horas, una montañera, valenciana de 38 años, avisó de que estaba en el refugio Cap de Llauset, en el Parque Natural Posets Maladeta, perteneciente a Montanuy, y había sufrido un golpe de calor. Los medios que la atendieron la llevaron Benasque.

A las 18.20 horas se atendió a un senderista en el embalse de
Escarrilla, en Sallent de Gállego por un golpe de calor. El hombre, vecino de Barcelona, de 45 años, mostraba signos de agotamiento
físico y deshidratación por lo que, tras proporcionarle agua y comida, el senderista y su acompañante fueron trasladados hasta la localidad de Sandiniés, donde una ambulancia convencional lo evacuó al centro de salud de Biescas.

El último aviso del sábado tuvo lugar a las 19.30 horas, alertando de un montañero que bajaba por el PR HU 33, entre Cerler y
Anciles, que tenía problemas físicos y no podía continuar. El rescatado era un varón de 44 años y vecino de Ferrol (A Coruña).

DOS RESCATES EL DOMINGO

Este domingo se ha actuado a las 13.40 horas, para atender a una mujer accidentada en la localidad de Samitier, en La Fueva). Por otra parte, a las 17.40 horas se ha avisado de que un barranquista, en Fuente Tamara, en el término municipal de Biergue, había sufrido una lesión en tobillo y no podía continuar.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.