Los jóvenes emprendedores que salvaron de la quiebra a esta empresa de bolsas de plástico

“Decidir qué no hacer es tan importante como decidir qué hacer”. Es una de las reglas más útiles del legado de Steve Jobs. El visionario cofundador de Apple recordaba un principio básico: el ‘no’ es tan valioso como el ‘sí’. Una norma no escrita que estos tres jóvenes emprendedores españoles – Albert, Eduard y Borja- hace tiempo que han interiorizado.

Son los cofundadores de CRONUTS.DIGITAL, la consultora digital que en su corto recorrido ya ha cosechado varios éxitos. Y en hechos: salvó de la quiebra a una empresa de bolsas de plástico, un negocio que estaba quedando obsoleto.

Lo explican desde CRONUTS.DIGITAL: “en el análisis estratégico detectamos la creciente popularidad de bolsas compostables, hidrosolubles y de papel”. Así lo vieron claro, y con ingenio e iniciativa, ayudaron al cliente a virar su negocio hacia la producción de bolsas hechas a partir de estos nuevos materiales respetuosos con el medioambiente.

Desarrollaron una estrategia de captación, una web desde cero, una identidad digital y empezaron a hacer ruido. ¿El resultado? Un incremento notable en sus ventas y lo más importante, la garantía de continuidad del negocio.

El caso de las bolsas compostables es solo uno de los éxitos de CRONUTS.DIGITAL y proviene en realidad del más puro fracaso. O fracasos (en plural). Y sus socios no dudan en reconocerlo. Hablan de esas historias con la boca grande porque sin ellas probablemente CRONUTS.DIGITAL no existiría. “Inicié diferentes negocios online que fracasaron estrepitosamente. Lo hice casi todo mal. Fue una etapa dura pero que recuerdo con cariño, ya que si no hubiera pasado por ello, CRONUTS.DIGITAL no sería lo que es hoy en día.”, confiesa Eduard Vivar, co-founder de la compañía, cuando se refiere a sus experiencias pasadas. Derrotas similares a las que vivieron sus socios de las que si algo han sacado es que el error es siempre un aprendizaje.

“Lo hemos visto, lo hemos sufrido, nos cansamos y decidimos tomar cartas en el asunto”, declaran estos jóvenes con contundencia. Y es que de ese ‘no’ nace también la esencia de CRONUTS.DIGITAL. No a las hojas de ruta complejas, no a vender humo, no a las largas presentaciones, no a las acciones poco concretas y, en definitiva, no a las estructuras tradicionales. “Siempre hemos creído que el modelo de consultoría tenía que evolucionar”. Una convicción que han materializado ofreciendo a sus clientes una colaboración diferente en forma de un equipo de expertos que acompañan en el tiempo con el objetivo de integrar el área digital para impulsar el negocio. O dicho de otra manera por esos mismos clientes, “hacemos ‘masticable’ esto de lo ‘digital’”.

Lo han visto, lo han sufrido, se han cansado y han decidido tomar cartas en el asunto

La oportunidad estaba ahí latente, solo había que saber detectarla. Del global de pymes españolas (2,9 millones), el 99% no sabe quién entra en su web y, más de las que se sospecha, ni siquiera tiene web. Lo que es lo mismo, solo el 0,8% utiliza la tecnología de Google Analytics para analizar el comportamiento del tráfico de su site. Son los datos de LinkedIn Sales Navigator que reflejan una realidad muy clara: todavía queda un largo recorrido por delante en transformación digital dentro del mercado español.

Las pymes necesitan dinamizar su presencia online para aumentar sus ventas y subsistir y CRONUTS.DIGITAL se muestra como el aliado indudable para alcanzar ese objetivo. Lo cierto es que el talento digital es caro y, por eso, muchas empresas no pueden permitirse contar con un equipo interno. De ahí que la propuesta de CRONUTS.DIGITAL sea tan competitiva y tentadora. “Nos convertimos en el departamento digital de tu empresa de principio a fin 100% enfocado a los resultados de negocio”, revela Borja Planells, co-founder de la compañía. Y todo por menos de un sueldo medio al mes.

Esta manera de acompañar al cliente, ponérselo fácil, ser cercanos, directos y garantizar resultados rompe con las falsas creencias de muchas pymes que ven la digitalización como algo que siempre es costoso, repleto de tecnicismos y que no aporta valor ni repercute en sus beneficios. Invertir en digitalización es invertir en el futuro y la sostenibilidad del negocio, marcando la diferencia entre liderar la industria o quedarse atrás.

El 99% de la pymes españolas no sabe quién entra en su web o, peor aún, ni siquiera tiene web

Una solución a una necesidad clara que detectó Albert Puig, co-founder de CRONUTS.DIGITAL hace ya cinco años cuando lideraba el departamento digital de un holding europeo de empresas industriales. “Me di cuenta de que la mayoría de pymes y multinacionales del sector no disponían de departamentos digitales y tampoco tenían previsión de generarlos internamente, sobre todo por la dificultad de encontrar talento formado a precios competitivos”, explica el emprendedor.

Más tarde, los tres socios coincidieron en un máster de negocio digital y conectaron. Fue en ese momento y después de largas conversaciones cuando nació CRONUTS.DIGITAL en un piso de escasos metros cuadrados en el Eixample de Barcelona. De hecho, así es como se crean los grandes proyectos. “Los inicios fueron duros”, recuerdan con algo de nostalgia. Cuando pudieron pasaron a un coworking algo más espacioso, pero con capacidad únicamente para dos personas y al poco fueron creciendo. Hoy, son ya 30 personas de perfiles digitales variados y la previsión para 2024 es seguir sumando talento.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.