Los socios del Gobierno rechazan la nueva Ley Audiovisual por no proteger las lenguas cooficiales

En Comú también critica la propuesta y dice que está trabajando para cambiarla y blindar el catalán

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

Socios habituales del Gobierno como ERC, Bildu o el PDeCAT han avanzado este martes su rechazo a la nueva Ley Audiovisual que prepara el Ejecutivo, que fuerza a las plataformas a tener un amplio catálogo en español, pero no fija porcentajes concretos para la oferta de productos en lenguas cooficiales, un extremo que ha criticado también En Comú Podem.

Estas formaciones han cargado contra el Gobierno por no proteger el catalán, el gallego y el euskera y ya han avanzado de que si no se introducen cambios será muy difícil que puedan apoyar esa nueva normativa.

En rueda de prensa en el Congreso, el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, ha incidido en que el catalán es «un idioma minoritario a proteger» y que debe quedar «blindado» en esa nueva regulación del sector.

«Es muy preocupante que se deje en manos de plataformas con Netflix, Amazon Prime o HBO, la protección de nuestras lenguas porque está claro qué contenidos van a elegir», ha denunciado Mertxe Aizpurua, de Bildu, para quien el planteamiento del Gobierno, tal y como está es «inasumible».

SI NO SE CAMBIA, TENDRÁ CONSECUENCIAS

«Que no cuenten con nuestro apoyo», ha sentenciado, incidiendo en que esta reforma no se compadece con la supuesta defensa de la plurinacionalidad y el plurilingüismo que se atribuye el Gobierno de coalición.

Para el PDeCAT, que cuenta con cuatro diputados en el Congreso, este tema es «esencial» y, si el texto no se modifica antes de salir de Moncloa o después en el Congreso vía enmienda, no apoyarán la ley. Según su portavoz, Ferran Bel, si el Gobierno aprueba esa ley con el PP, Cs o Vox, deberá hacer un «replanteamiento de la legislatura»: «Es un tema esencial, negociable como todo, pero una agresión de este tipo al catalán sería difícilmente compatible con el apoyo a otras iniciativas legislativas», avisa.

«La ley va expresamente contra el catalán», ha abundado la diputada de la CUP Mireia Vehí, quien también ha apuntado a la «responsabilidad de la Generalitat y a su «retraso» en legislar en esta materia.

La norma también ha despertado críticas en el socio minoritario del Gobierno por la cuestión de las lenguas. En este sentido Gerardo Pisarello, diputado de En Comú Podem y secretario primero de la Mesa del Congreso, ha afirmado «el blindaje del catalán en la Ley Audiovisual es un asunto absolutamente central para En Comú Podem».

BLINDAR EL DERECHO A LA INFORMACIÓN

La última versión del proyecto no concreta porcentajes para las lenguas cooficiales, pero los Comunes, ha asegurado Pisarello, están «trabajando» para proteger el catalán: «Somos una fuerza política catalana que defiende la inmersión lingüística y el plurilingüismo, así que en las conversaciones que mantenemos estamos dejando muy clara nuestra posición».

Además, ha añadido que esta ley es también una oportunidad para exigir de manera clara que se blinde «el derecho a la información como servicio público» y así como para cerrar «puertas a privatizaciones».

<

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.