Maixabel Lasa ve «indignante» el uso que PP hizo del lazo azul y lamenta que partidos quieran sacar rédito de víctimas

 

Maixabel Lasa, exdirectora de la Oficina de Atención a Víctimas del Terrorismo del Gobierno Vasco, ha señalado que «la polarización que existe en la sociedad al respecto se basa en que hay algunos partidos políticos que quieren sacar rédito de las víctimas» del terrorismo, «lo que no me parece una forma correcta de trabajar el tema», ha dicho en el marco de los Cursos de Verano de la Universidad de Málaga (UMA).

«Sin ir muy lejos, me pareció indignante ver en el Congreso de los Diputados la utilización que hizo el PP a cuenta del lazo azul, que tuvo y tiene otros significados y para mí fue una barbaridad lo que hicieron», ha señalado Lasa.

La activista en mediación en delitos de terrorismo participó este pasado miércoles en el curso titulado ‘Justicia restaurativa. El papel de la víctima en el delito’ en el Centro Penitenciario de Alhaurín de la Torre (Málaga) y este jueves en el seminario ‘Inteligencia de futuro’.

Lasa ha señalado que las heridas en el País Vasco «se están cerrando», aunque ha reconocido que «aún hay brechas», han indicado desde la UMA en un comunicado. «Es una maratón de resistencia, si seguimos este camino llegaremos a buen puerto», ha dicho durante sus intervenciones, en las que ha narrado sus vivencias en los encuentros restaurativos que tuvo con varios integrantes del comando de ETA que asesinó a su marido, Juan María Jáuregui.

En este sentido, ha defendido el papel de la víctima en la justicia restaurativa frente al que recibe en la condenatoria, donde «la víctima no cuenta para nada»; en su experiencia, nadie le preguntó «nada» tras la condena a los que participaron en el atentado de su marido.

Asimismo, ha explicado que en estos encuentros «lo que buscas es saber la verdad de lo ocurrido, cosas que en la Audiencia Nacional no se hablan; sin embargo, con la persona que te ha hecho daño mirándole a la cara le puedes preguntar muchas cosas».

Durante el diálogo este jueves con Nuria Rodríguez, catedrática en Historia del Arte de la Universidad de Málaga y directora del ciclo ‘Inteligencia de futuro’, Lasa ha asegurado que se embarcó en esta experiencia pensando en la futura convivencia en Euskadi y pensaba que no le iba a afectar.

«Nada más lejos de la realidad, salí de los encuentros como si me hubiera quitado un peso de encima porque con esas dos personas que estuve reunida me reconocieron que estaban arrepentidas porque el atentado no tenía que haber sucedido y no lo volverían a repetir», ha dicho.

Sobre las críticas o no por su postura hacia el diálogo, ha señalado que «hay de todo», aunque ha precisado que «la tendencia es cada vez entenderme mejor lo que he hecho», sobre todo a raíz de la reciente película, ‘Maixabel’, basada en su historia y «cuando me reconocen me dan las gracias».

«Es posible que haya gente que no comparta y es entendible, pero lo he hecho convencida, nadie me ha obligado y como respeto a las personas que han decidido no participar en estos encuentros, también me gustarían que me respetasen a mí en mi decisión de participar», ha concluido.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.