María Ester Arias Martínez escribe un cuento en forma de verso en ‘El Príncipe despistado’

CÍRCULO ROJO.– María Ester Arias Martínez ha sentido siempre pasión por escribir. Fue en tan solo diez días cuando escribió su poemario El Príncipe despistado que ahora publica con la editorial Círculo Rojo.

Aunque es en verso, es fácil de leer, divertida y con un toque de sorpresa al haber giros argumentales todo el tiempo. 

Está orientado a todo aquel que quiera leer un cuento de una manera diferente y con un vocabulario cuidado que construye una moraleja de forma amena y dinámica. 

María Ester Arias mezcla entre estas páginas sus tres grandes aficiones: la historia, la poesía y el teatro. El lector va a encontrar personajes que se adueñan de las escenas y que marcan los tiempos con las interacciones que se producen entre ellos. 

Sinopsis

El príncipe despistado presenta una historia de aventuras con reyes, hechiceras y un bicho raro… Un cuento entretenido y alegre para todo aquel que se sumerja en sus páginas. Una obra teatral en verso fresca, dinámica y divertida que desprende el aroma de los clásicos.

Ambientado en la época medieval, despliega un mundo mágico donde la ambición y falta de escrúpulos de un rey se contraponen a los nobles valores de su vástago. La lucha por el poder y la avidez de mejorar su posición social llevan a unos personajes a sacar lo peor de sí mismos, y a otros a mostrar su lado más noble, generoso y servicial; el valor de la amistad y la lealtad es lo que mueve a estos últimos. A lo largo de la obra, unos y otros se van adueñando de la escena con diálogos ingeniosos y llenos de chispa que llevan al lector a un final inesperado.

Autora

María Ester Arias Martínez nació en Fraga, Huesca, en 1971. Desde muy pequeña, le gustó escribir y leer poesía de los grandes clásicos de nuestra literatura: Quevedo, Lope de Vega, Calderón, Espronceda, Bécquer…, entre otros. Aunque fue pasada la treintena cuando se lanzó a escribir sus propios poemas. 

En 2016 publicó su primera obra, el poemario Haya luz, donde se aprecia su sensibilidad y su capacidad para escribir poesía.

El príncipe despistado es su segunda obra en verso, donde va un paso más allá, presentando un cuento teatralizable.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.