María Solana: «Lo de Alsasua no fue ni una pelea de bar ni un atentado terrorista»

La portavoz del Gobierno de Navarra asegura en una entrevista en SitckNoticias y Pamplona Actual que “Negociación como tal no existe con el PSN-PSOE para los Presupuestos de Navarra”

Pamplona, 12 de diciembre de 2016

La nueva Portavoz del Gobierno de Navarra, María Solana recibe a Sitcknoticias.com y Pamplona Actual en un despacho del Palacio de Navarra. En la larga entrevista con estos periódicos digitales no deja de responder ningún aspecto de los que se le plantean por espinoso que sea, y en concreto insiste en condenar rotundamente lo sucedido en Alsasua aunque apunta a que el asunto se ha sobredimensionado y se muestra preocupada por la imagen que se transmite en los medios de comunicación de Alsasua en particular y de Navarra en general.

En otro orden de cosas más regional, la actual portavoz del Gobierno de Navarra se  muestra satisfecha con el reciente resultado del Navarrómetro al asegurar que “el voto de confianza que se desprende de dicho barómetro ha sido un dato muy favorable”. No se desprende de sus palabras rencor alguno por la polémica sobre unos tuits el mismo día de su nombramiento,  y más bien apunta a que “ el grueso de aquellas personas que fueron más duras con el tema de mis tuits admitieron que había sido algo desmedido” . En otro orden de cosas, Solana  insiste en que el cambio que necesita Navarra debe ser profundo y por ello no puede ser “de la noche a la mañana” y aclara que no se está realizando ninguna negociación “como tal” con el PSN para los Presupuestos de 2017 aunque considera que “sería importantísimo” sumar algún apoyo más además del cuatripartito a las cuentas del próximo año.  

María Solana Arana (Pamplona 1975) es licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Navarra (1997) y posee el título de euskera por la Escuela Oficial de Idiomas.Ha trabajado en diversos medios de comunicación  e instituciones  y ha sido traductora de textos castellano-euskera de distintas disciplinas. Desde mayo de 2015 hasta septiembre del presente año fue parlamentaria foral por Geroa Bai, hasta su nombramiento como Portavoz del Gobierno.

-Lo acontecido en Alsasua ha sido otro de los puntos candentes en las últimas semanas.  Si no fue ni una trifulca tabernaria ni un acto de terrorismo: ¿qué paso en Alsasua en opinión del Gobierno?

-Lo que pasó en Alsasua todos lo sabemos porque se ha difundido ampliamente.La calificación del hecho es otro tema: hubo una agresión a dos agentes y a sus acompañantes ,y como tal se ha tratado al menos por parte del Gobierno de Navarra desde el primer momento. No hablamos de pelea ni de atentado terrorista contra esas autoridades. Entendemos que en ese término nos hemos movido y lo hemos condenado rotundamente.

-¿Pero en este tema el ‘quid’ de la cuestión no es la motivación política de la agresión?

-La cuestión tiene varios ‘quid’. Lo que creo es que, más allá de la motivación (porque entiendo que hay distintas motivaciónes en cada una de las personas implicadas) lo preocupante es la conclusión: la agresión no puede ocurrir en ningún caso, eso lo hemos condenado. Es inadmisible. Luego hemos visto el recorrido que han tenido las cosas, porque se ha escrito y hablado, muchas veces sin conocimiento de lo que se estaba hablando: horas y horas de televisión y páginas de periódico. En este asunto hay tratamientos que nos preocupan, por muy distintos motivos, pero sobre todo por el daño que causan a la imagen de Alsasua y su población y por extensión a toda la Comunidad.

-Las familias de los acusados han pedido amparo a las instituciones navarra, ¿se han reunido con ellos?

-Como Gobierno,  ha habido contacto con ellos hace algunos días. Escuchamos todo lo que tenían que decir, su petición de amparo y la petición de que se trate de manera justa esta cuestión. No piden que sea el caso sobreseido sino que vuelva el caso a los juzgados de Pamplona y se haga un seguimiento aquí hasta llegar la conclusión a la que tenga que llegar la justicia.

-Lleva usted ya algunos meses en su papel como voz y rostro del Gobierno, ¿qué tal la experiencia?

-Parece que lleve una vida en esta casa. Ha sido un tiempo breve pero intenso: aquí cada día se vive con gran intensidad, porque es la información la que marca el ritmo. Ha sido un ritmo trepidante, la verdad.

-Sobre la polémica en relación con sus tuits, con la vista puesta atrás ¿Se siente ‘víctima’ de un montaje?

-El asunto de los tuits fue muy duro y lo lamenté profundamente; no podia entender que las críticas vinieran de gente de UPN que habían compartido conmigo un año de trabajo intenso en el Parlamento. Creía que habíamos tenido ocasión de conocernos y me sorprendía que, de compañeros porque así los tenía yo, vinieran acusaciones tan graves que creía que no hablaban demasiado bien de quien las vertía. En aquel momento alegué una falta de rigor y una mala fe que me preocupó mucho porque son armas políticas que creo que no hay que utilizar en ningún caso; esos ataques tan gratuitos tiene unos efectos terribles en las personas que los padece, y es una presión que me gustaría que fueramos todos capaces de evitar. Creo que en política no todo vale, y que hay que respetar por encima de todo a las personas. Me parece que es importante que midamos mucho este tipo de cosas.

“ Aquellas personas que fueron más duras con mis tuits admitieron que había sido algo desmedido”

-¿Le ha pedido alguien disculpas?

Como tal no. Nadie me pidió disculpas pero quise ver en mucha gente, y sobre todo de las formaciones que más duras fueron con aquel tema contra mi, una voluntad de querer aliviar aquellas acusaciones tan graves que me hicieron de ser la portavoz que apoyaba la violencia. Sí hubo, en cambio,  muchas personas que se acercaron a decirme que no era lo que creían, y que incluso se felicitaban por mi nuevo cargo. Quiero pensar que aquello fue una estrategia política desacertada, y creo que el grueso de aquellas personas dentro de siglas que fueron más duras admitieron que había sido algo desmedido.   

-Estos días hemos conocido los resultados del ‘Navarrómetro’ ¿Qué opina sobre la foto fija que desprende?

-El voto de confianza que se comprueba existe para el Gobierno con los datos del Navarrómetro ha sido muy favorable, y es precisamente lo que veníamos reivindicando desde el principio de la legislatura.

Mire: antes de cumplirse el año, a los pocos meses de arrancar el nuevo gobierno se le estaban pidiendo una serie de cuestiones que eran materialmente imposibles en el tiempo que llevaba transcurrido.

Porque debe quedar claro que la intención de este Gobierno es avanzar en cambio de paradigna, en cambios profundos, algunos de ellos que ni siquiera van a ser suficiente con una legislatura para que sean canbios de fondo, y estables. No eran cambios cortoplacistas, y se está demostrando: se nos acusó de estar todo el tiempo planificando y se nos tildó para criticarnos de ‘Gobierno de los planes y de los diagnósticos’. Pero ahora se demuestra lo importante que era dedicar ese tiempo al diágnóstico y la planificación; sí algo había faltado en la gestión de los anteriores gobiernos era la falta de planes para tomar el pulso a la comunidad. Asi, el año primero de la legislatura estuvo más dedicado a estas cuestiones, y el segundo año, este curso, tenía que ser el de contar qué se había  visto en los diagnósticos, planes, con medidas y propuestas concretas; es lo que se está haciendo ahora. Y para nosotros, que la ciudadanía tenga  también esa percepción de que se está trabajando y que se necesita tiempo para ver los resultados del cambio, es muy positivo.

“El voto de confianza del Navarrómetro

 ha sido un dato muy favorable”

 

-En sentido inverso, ¿consideran que a veces el cambio ha sido tan deseado durante tanto tiempo que ahora haya quien pueda sentir cierta frustración al no palpar todos los resultados?  ¿Qué van a hacer para evitar una cierta desafección al cambio?

-Esto ha sucedido desde el primer momento, pero parece incompatible que el cambio sea profundo y rápido a la vez. El cambio rápido, de más aspaviento que otra cosa, es más efímero. Creemos que si queremos un cambio profundo hay que trabajarlo en esos términos, y hay que dedicarle el tiempo que merece. Hay que revertir 20 años de una manera de hacer las cosas, y eso es muy difícil en una Administración que está acostrumbrada a trabajar de una forma. Lo que hay que explicar a la gente que ha podido sentir ‘un punto de frustración’ es esto mismo: si se quiere cambiar de verdad las cosas es difícil hacerlo de la noche a la mañana. Y por otro lado, hay que tener en cuenta la sociedad a la que nos dirigimos, porque hay cambios que cuesta trasladar a una sociedad que por permeable que sea como a todo el mundo le cuesta adaptarse a los cambios. Esa parte pedagógica de la explicación de los cambios es verdad que a veces no se ha planteado de forma eficiente o eficaz, pero en eso estamos trabajando. Queremos además ser un gobierno de lo más transparente y lo más accesible posible.      

-En esa encuesta, el ‘Navarrómetro’,  uno de los aspectos que más preocupan a los ciudadanos es lo relacionado con el empleo y el paro. Aquí ustedes han lanzado diversas iniciativas, las más potente es sin duda el plan de empleo o el más reciente plan de autónomos, aunque en el caso del plan de empleo el Gobierno ha recibido críticas de las más variopintas. Por ejemplo ningún sindicato la ha apoyado expresamente

-En materia de desarrollo económico hay una estrategia global, ambiciosa, bajo el paraguas de la Estrategia de Especialización Inteligente, con planes estratégicos importantes como el de Economía Social, el de Emprendimiento, el de Ciencia, Tecnología e Innovación que se dará a conocer esta semana o los que bien menciona, el de autónomos y el citado Plan de Empleo. Aquí cabe aclarar que lo que se presentó a los sindicatos fue el borrador del plan de empleo. Por lo tanto es un texto abierto a aportaciones, a ese debate con los agentes sindicales, pero también a otros agentes. Y con el mapa sindical que tenemos es muy complejo aunar todos los intereses porque son fuerzas muy dispares con objetivos muy dispares. En todo caso, esto lo defendemos como un plus en positivo que enriquece, que da valor añadido al escenario que nos encontramos.

Más allá de eso, el borrador se trabajó con gente que sabe del tema, los técnicos hicieron unas grandes aportaciones para luego, siguiendo el mandato del Parlamento, enriquecerlo con los agentes sindicales y empresariales. Pero todavía falta hacer un nuevo proceso de diálogo con la parte social. Tras ese debate, el Gobierno tendrá que hacer una propuesta propia de plan de empleo, incluyendo las cuestiones principales de las organizaciones sindicales, y las que no se incluyan,  no perderlas de vista.

«Podemos deberá defender muy bien y

explicar cuál es su propuesta fiscal»

-Vamos ahora con los impuestos. Estos días la portavoz de Podemos, Laura Pérez, ha asegurado que presentarán cambios de cara a la política fiscal para eliminar deducciones como planes de pensiones o por contratar a nuevos empleados, son dos de los pilares de la política fiscal, ¿qué opina el gobierno?

Como bien han dicho desde Podemos esas cuestiones son suyas, quienes las están proponiendo y defendiendo, las han compartido con el Ejecutivo y han mostrado su voluntad de seguir adelante con más reformas fiscales. No les es suficiente con la reforma fiscal que se acordó el año pasado, de calado y con un peso importante, una reforma fiscal que fue discutida pero que entendíamos que era eficaz.

Más allá de eso, que Podemos siga insistiendo con propuestas es legítimo, pero tendrá que defender muy bien y explicar cuál es la propuesta exacta, con qué fin, y con qué objetivo se pone encima de la mesa. Veremos también que opinan el resto de fuerzas, pero al respecto debo decir que es una cuestión que compete al legislativo. Así, entiendo que habrá fuerzas dentro del cuatripartito que la compartan y otras que no; pero el Gobierno aportará su valoración de la repercusión que pueda tener a nivel técnico esa cuestión. Pero serán los grupos del cuatripartito quienes políticamente la tienen que medir y valorar el efecto social y político de esas medidas, votando en consecuencia.

-El otro día la presidenta de la Cámara de Comptos habló en el Parlamento de falta de sostenibilidad de los ingresos…

Comptos hablaba de una situación de un momento concreto, cuando se generó un momento crítico que es el que se está intentando superar ahora con una serie de actuaciones y medidas que ayuden a revertir la situación crítica, y a no poner en riesgo la comunidad. Pero se va cumpliendo con lo que el Gobierno tenía previsto.  Por cierto, que cabe recordar que se nos ha acusado de que los mayores ingresos obtenidos este ejercicio por la reforma fiscal tan criticada no se están destinando a cuestiones que cada quien entendía prioritarias. Sin embargo el Gobierno entendía que era prioritario mantener a Navarra en una situación lo más estable financieramente posible, queriendo evitar ese escenario que Comptos ponía de manifiesto no hace mucho tiempo.

Por eso, hay que compaginar poder hacer un proyecto de presupuesto como el que ha hecho este Gobierno de Navarra, con un aumento del techo de gasto y con una apuesta clara por aumentar el gasto en políticas sociales, con responder a otras obligaciones como la deuda o compromisos adquiridos de lo que viene de tiempo atrás.

-Siguiendo con estos temas fiscales, el otro día tuvieron una buena noticia desde el Gobierno central con respecto a la suavización del criterio de déficit en una décima, lo que supone unas decenas de millones de euros para 2017 ¿Me confirma ya que se abonará la parte pendiente de la extrade 2012 íntegramente en 2017?

– Desde luego sí si se confirma que va a haber mayor disponibilidad de ingresos como parece ser por las últimas noticias que llegan desde el Estado.

-Por cierto ¿tienen alguna previsión de cómo se va a cerrar el ejercicio 2016?

Estamos en un escenario muy ajustado en torno al cumplimiento de déficit, cerca, pero con factores clave por resolver que influyen de forma clara,  como pueda ser la negociación de la aportación de Navarra al Estado. En próximas fechas se dará el detalle del cierre.

-Un tema candente para el nuevo año 2017 es la futura negociación de la actualización del Convenio Navarra-Estado. En todo caso, con unas relaciones entre Gobierno de Navarra y oposición bastante tensas ¿cree que será posible remar todos a una en lo que atañe a la parte Navarra de la negociación?

Más allá de los previos, se demostró que todas las formaciones tienen esa voluntad de remar a una. Precisamente en esa línea, el otro día la presidenta tuvo en su discurso del día de Navarra una mención especial a todos los partidos de Navarra, y concretamente ponía el acento en las fuerzas de la oposición, y el reconocimiento a esa voluntad y compromiso expreso de esas formaciones por apoyar todos y remar todos a una en la defensa del interés general de Navarra. Por eso, creemos que todo el arco parlamentario ha entendido que una buena negociación del convenio para cerrar quinquenio es bueno para Navarra. En ese sentir general, el compromiso del Gobierno de cara a la negociación es hacerlo así, huyendo de interés partidista. El objetivo de la negociación es sacar lo más justo para Navarra: que la Comunidad pague lo que tenga que aportar, pero que el Estado sea capaz también de hacer ese ejercicio de ‘leer en términos justos’ lo que Navarra tiene que aportar.

-La buena sintonía entre PNV y el gobierno del PP ahora para las negociaciones del Presupuesto del Estado ¿ayudan también a que la visión desde el Gobierno central también sea diferente en el caso de Navarra?

-El PNV defiende su agenda vasca que competen solo a la CAV, pero es verdad que hay algunas cosas compartidas por Navarra, en este caso las que tengan que ver con el régimen foral, y me refieron al hecho que el Estado reconozca que se necesita un diálogo ‘ de tú a tú ‘con estas comunidades de régimen propio. Dicho esto,  creo que Navarra se tiene que representar a sí misma, a Navarra nadie le puede sustituir, ni nadie puede delegar ni ser portavoz,  salvo la Comunidad.

-La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría anunció la semana pasada en el Congreso que el Gobierno central estudiaría retirar algunos recursos a leyes forales ante el Constitucional   

-Sí, desde el Gobierno de Navarra ya valoramos muy positivamente el denominado ‘deshielo’ del Gobierno central.  Si la voluntad del Gobierno central es tender al encuentro con Navarra es positivo.

-Sobre la supuesta negociación con el PSN para los presupuestos, ¿han comenzado ya a hablar? Porque el asunto ha molestado un poco a los grupos del cuatripartito…  

– Este debate de los Presupuestos se tiene que dar en el Parlamento. Más allá de eso, el Gobierno de Navarra tiene una firme pretensión de llegar a una relación a poder ser óptima, cordial y periódica con todas las formaciones presentes en el legislativo.  Sin embargo, negociación como tal, no existe con el PSN.

“La orden foral sobre el PAI quiere regular

una cuestión que llegó a ser un caos”

 

-Hablamos ahora de Educación. En los últimos días conocíamos el informe PISA que pone a Navarra en un lugar excelente

-El Gobierno ya hizo una valoración positiva de estos datos del informe PISA. Pero lo que no debemos perder de vista es que hay más ámbitos de mejora con cuestiones que tienen que ver con la calidad educativa.  Debemos seguir trabajando en que nada de lo que se decida y se haga suponga una merma en la calidad educativa porque es garantía de éxito para las generaciones futuras. Queremos seguir apostando por las inversiones en los centros, revirtiendo los recortes; por ejemplo este curso hicimos una apuesta importante en el tema de las ratios de alumnado por aula; ahora toca revisar la ratio de horas en el profesorado para revertir lo que en su día supuso un mazazo, destrucción de empleos y una carga en muchos casos inasumible para el profesorado, algo que sin duda afecta a la calidad educativa. Esto es lo que hay que hacer para conseguir resultados, los de PISA,  y los otros.  

-En este campo de la Educación, el Gobierno reconocerá que, pese a todo ,el consejero Mendoza está muy cuestionado por su gestión de la OPE, las listas de interinos, el PAI, o las becas de la universidad. Al respecto sobre este asunto ¿está el Gobierno negociando con la universidad o no algunos cambios? Porque las declaraciones han sido bastante contradictorias

-No se está negociando con la Universidad de Navarra. El Gobierno no negocia con ninguna entidad sus decretos, con ninguna. Aquí decir que ha habido mucha gente que ha tomado muy bien el cambio de paradigma en este sentido, y ha habido gente que no ha tomado bien la revisión de la convocatoria de becas. Pero el Gobierno está escuchando y atendiendo a todos: no podemos no escuchar o no atender. La Universidad de Navarra ha planteado al Gobierno sus dudas, sus planteamientos sobre los efectos en su alumnado; eso es lo que ha tenido en consideración el Gobierno.  Ahora, el departamento de Educación está revisando estos datos, y contrastando y viendo realmente de qué efecto estamos hablando. Nosotros como Gobierno velamos por los alumnos y las alumnas independientemente de dónde estén matriculados y no queremos perjudicar a nadie. Así, en el reparto se va a ampliar el número de personas que van a ser beneficiadas, pero en sentido inverso significa que hasta el momento los beneficiados van a obtener una cantidad menor en ese nuevo reparto y nuevo orden de cosas. Es decir: va a haber más gente que puede acceder a becas, pero habrá personas que van a cobrar menos en concepto de beca que lo que venía recibiendo hasta ahora. Ese es el difícil equilibrio que hay que buscar. En todo caso, lo que no hay que perder de vista es que nadie se pueda quedar fuera por el motivo del cambio de convocatoria; que no haya gente que esté tan perjudicada que no pueda serguir con sus estudios. Porque hay otros medios, otras ayudas que pueden complementar lo que la convocatoria de becas prevé y evitar que nadie se vea en la situación de no seguir con sus estudios universitarios.  

-Y sobre el PAI, los sindicatos y grupos de la oposición han mostrado sus quejas por la nueva orden foral que pretende eliminar horas lectiva en inglés

-En este tema lo mismo, recordar que ha habido quien ha tomado con agrado la propuesta, porque es una propuesta de una orden foral que ha sido debatida en consejo escolar, ha habido plazos para alegaciones y propuestas de mejora para la orden foral. Ese proceso no está cerrado, y por tanto no hay todavia una valoración definitiva por parte del departamento sobre sus sugerencias.

Hay quien está sentenciando en contra porque la propuesta de orden foral no le parece bien, y lo hace precisamente apoyándose en las conclusiones de la evaluación del PAI que es donde radica el sentido de la orden foral, y que no es otra cosa que corregir todo aquello que se ha detectado en la evaluación que supone un problema, que no ayuda en el aprendizaje de las lenguas extranjeras o que dificulta.

La orden foral sobre el PAI hace una propuesta que quiere regular una cuestión que llegó a ser un caos; es decir se trata de ordenarlo. En la orden foral hay una horquilla de horas que se da como opción a los centros: los centros pueden optar entre dar 6 o 10 horas. Pero para ello tendrá que tener recursos humanos y materiales, y esto nos retrotrae a lo que hablaba antes de aprobar cambios sin hacer una previa planificación. Y al respecto se entiende que cada centro debe tener su proyecto de centro antes de embarcarse en un programa como el PAI; porque la mayoría de los centros PAI no tienen proyecto lingüístico, eso se ha visto en la evaluación. Por eso cada centro debe ver cuál es la mejor opción, con qué objetivos y con qué necesidades va a abordar este tema del aprendizaje de lenguas extranjeras.      

-Cambiamos de asunto. En materia de símbolos el Gobierno ha hecho muchos esfuerzos en este año y medio de legislatura como la retirada de la laureada o el apoyo a las víctimas de la represión franquista en numerosos actos. Precisamente el Ayuntamiento de Pamplona ha anunciado que convocará el año que viene un concurso internacional de ideas sobre el futuro del Monumento a los Caídos  ¿qué opinión le merece esto al gobierno de Navarra?

-La consejera Ollo dio a conocer hace algunos días el censo de símbolos franquistas. Mire, se está recabando datos desde los Ayuntamientos, en un trabajo costoso y un proceso abierto donde todavía faltan municipios. En ese camino se enmarca una tarea en la que irán de la mano de la dirección general de Paz, Convivencia y Derechos Humanos, que ayudará en la retirada de toda simbología franquista para recuperar espacios como el Monumento a los Caídos, u otros, que son un símbolo de vulneraciones graves ocurridas en el 36 para reinterpretarlos en un proceso de ‘democratización de los espacios públicos’ . Entiendo que el Gobierno dará todo el apoyo posible en ese proceso o concurso que se realice en Pamplona .

– Por cierto, ¿ para cuándo estará la vidriera encargada con el escudo de navarra en la fachada del Palacio de Navarra?

-Confiamos en que para primeros de año esté ya listo. Sí que es verdad que se ha retrasado mucho todo lo que tenía que ver con la recuperación del óculo porque hasta no retirar el conjunto escultórico no había manera de saber en qué condiciones estaba el óculo, la cornisa y todo lo demás. Por fortuna se pudo extraer el conjunto escultórico en perfectas condiciones para ser conservador y a partir de ahí hubo que trabajar y por eso  se ha alargado el proceso. Además nos han solicitado tiempo los artistas para poder hacer bien el trabajo.

-Cambiamos de asunto. En materia de Salud, uno de los puntales más visibles del cambio es la reversión de las cocinas hospitalarias, ¿se cumplirá la fecha prevista de junio de 2017?

-Confío en que sí, es el compromiso que existe. Aunque ha habido dificultades, es incuestionable que se está trabajando ya en ese sentido, se están tomando medidas de facto y poco a poco se están dando pequeños pasos.  

-Sin embargo, desde la plataforma de la salud se les critica cierta  incongruencia al mantener la privatización de las limpiezas cuando el Gobierno defiende la reversión de las cocinas

-No tiene nada que ver una cosa con la otra. La voluntad es tender a la publificación de aquellos servicios que en su día siendo públicos se privatizaron, y además, los que han sido siempre privatizados en la medida en que se pueda publificarlos. En todo caso, no vemos problema en que haya servicios mixtos, con la participación público-privada. Volviendo al principio, es coherente publificar el de las cocinas, porque esto se privatizó en la anterior legislatura con un empeoramiento de la calidad a todos los niveles, y tuvo incidencia en el servicio y salud de pacientes. Este asunto ha sido largamente debatido, y es una cuestión basica dentro del acuerdo programático.No se ha hecho hasta ahora porque había compromisos contractuales. De momento, vamos por partes.  

-Otro aspecto que sin duda muchos ciudadanos tendrán en mente es que se hagan interrupciones voluntarias del aborto en la sanidad pública ¿hay alguna novedad al respecto?

El Decreto de Salud Sexual y Reproductiva recientemente aprobado contempla ésta y otras muchas cuestiones que entendemos son de interés general y lo consideramos un avance, sin duda, hacia una sociedad más justa y de progreso. Ahora hay que ponerlo en marcha. En cuanto a los abortos, los farmacológicos ya se están haciendo; también algunos quirúrgicos por prescripción médica. En unos meses se podrá ya proceder en todos los casos.

 Las listas de espera en la sanidad sin embargo continúan, aunque el gobierno ha pedido paciencia porque aseguran que “el resultado llegará” ¿Qué están haciendo ?

-En Salud, el Gobierno de Navarra ha hecho un esfuerzo que ha superado las medidas que se utilizaron en su momento para reducción de listas de espera que costaban mucho dinero en peonadas y en derivaciones; por eso se quiso plantear unas soluciones a medio y largo plazo, que igual no son de impacto inmediato, pero que resolverán el problema de las listas de espera a largo y con un precio justo. El departamento de Salud ha trabajado en un plan de choque que ha ido más allá de esas medidas. Y eso requiere un poco más de tiempo para que se note el impacto. Confío plenamente en que den resultado, y lo antes posible, porque hay muchas personas que están sufriendo con una espera dolorosa y que quieren ver cuanto antes que se avanza, pero queremos que la mejora sea capaz de sostenerse en el tiempo.

-Hablamos ahora de las basuras del Culebrete que acogerá parte de las basuras de Gipuzkoa que se incinerarán en La Ribera . Los ecologistas dicen que incumple la normativa foral de residuos al superar la capacidad permitida

Es una cuestión que compete a la Mancomunidad de la Ribera y a la Diputación de Gipuzkoa, porque aquí parece que es Gobierno Foral quien decide si llevar o no residuos de un sitio a otro, y esto me gustaría que quedara claro. Es una propuesta entre mancomunidades. Al Gobierno lo que se le ha pedido es que se resuelva si lo que se propone cumple o no lo que prevé la legislación. Así, hemos procedido a valorar esto y hemos trasladado un propuesta de resolución que determina que los cambios que se proponen, aún no siendo sustanciales, si son significativos y, por lo tanto, deben ser contemplados en la autorización ambiental integrada, por lo que es preciso modificarla. Con carácter previo a esta modificación, la Mancomunidad deberá presentar al Departamento una Declaración Responsable, entre otras cuestiones. Aquí hemos oído de todo, y parece que se dice que se va a utilizar El Culebrete como vertedero. No se va a verter. La falta de rigor a veces asusta, porque lo que se hace en El Culebrete es un pre-tratamiento de la basura; el residuo no se queda en la Ribera. Además, se habla de habilitar una línea temporal.  

-El asunto de la querella a Osasuna, ¿en qué situación está? ¿De verdad, no podía haberse evitado esta situación..? 

-Está ‘sub judice’. Ya explicamos que en aplicación de la Ley Foral General Tributaria, al apreciarse un presunto delito en una inspección fiscal, la ley obliga a paralizar el procedimiento de inspección y remitir el caso al juzgado. No había otra salida.

-¿Le preocupa al Gobierno la situación judicial sobre Osasuna?

-Se trata de cumplir la ley. Eso no quita para que  el Gobierno de Navarra tenga preocupación todo el tiempo porque es el club de nuestra comunidad, y porque hay muchísima gente que se identifica con los valores del club y con unos colores que también los sentimos como propios. Es doloroso, pero a nosotros también nos duele porque hay’ mucho rojillo’ tambien en el Gobierno.  

-¿Veremos al Navarra Arena abierto esta legislatura?

-Creo que sí. Se está trabajando en abrir el Navarra Arena, y en darle un uso y un sentido.  A día de hoy es un sinsentido millonrio que está parado, y que además está generando un gasto grande a esta Comunidad. Esto pasa por hacer las cosas sin plan, y esto es lo que decíamos antes de que era importante hacer planes y diagnósticos. Era importante hacer un plan de viabilidad y tener previamente un proyecto más concreto hubiera sido muy interesante. Pero ahora estamos trabajando por darle uso y utilidad y que revierta en la sociedad navarra.   A lo largo de la legislatura estoy convencida de que sí. Hay solicitados estudios de mercado que han aportado grandes propuestas e ideas, ahora hace falta culminar todo eso y abrir con todas garantías desde su seguridad a su utilidad.

-Ahora que estamos en fechas navideñas, ¿con qué buen deseo le gustaría acabar la legislatura?

-Queda mucha legislatura por delante, hay retos ambiciosos que esperamos que se lleven a cabo. No me voy a ir hasta final de legislatura porque queda mucho trabajo por hacer, supongo que habrá que ir haciendolo día a día. Me quedo en el deseo de cierre de 2016, que el cierre de cuentas sea lo más óptimo posible, que Navarra sea capaz de aprobar un nuevo Presupuesto: es importante porque para que estos grandes retos pendientes se puedan llevar a cabo esto se hace vía presupuesto también.

Mi deseo es poder alcanzar este año en el Parlamento un acuerdo lo más amplio posible, en el que cuatro de las siete fuerzas sean capaces de llegar a un acuerdo, pero si hubiera más fuerzas que se sumaran a este apoyo sería importantísimo para este gobierno y ese el deseo del Gobierno: poder aprobar el Presupuesto de 2017 porque eso nos va facilitar conseguir todo lo demás.   

 

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.