Marlaska ensalza el papel de la abogacía en el proceso de modernización de la Justicia y en defensa del ciudadano

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha ensalzado este lunes el papel de la abogacía en el proceso de modernización de una Justicia del siglo XXI que supere algunas de las «ineficiencias» del pasado y que actúe en defensa de los intereses del ciudadano.

Durante su intervención durante la clausura del 425 aniversario del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, que ha contado con el Rey en su apertura, Grande-Marlaska ha rememorado sus tres décadas como juez para poner en valor el «papel fundamental» de la abogacía.

«Nuestra sociedad, esta sociedad madrileña, ha avanzado en complejidad y en exigencia a sus servicios públicos, todo un reto en el que la abogacía va a ser una punta de lanza en el proceso de modernización de la Justicia», ha dicho.

Grande-Marlaska ha asegurado que pocas instituciones pueden presumir de la antigüedad del colegio madrileño, el más numeroso y, según ha dicho, tal vez más importante de la Unión Europea, lo que le convierte en «todo un referente en aspectos como la defensa de la independencia y libertad de criterio».

En su discurso, ha elogiado la labor de los abogados, tanto los del turno de oficio como los encargados de servicios litigiosos de la gran empresa. «La independencia del abogado resulta tan necesaria como la imparcialidad del juez, y defender su libertad de actuación es lo mismo que defender los derechos de la ciudadanía», ha sostenido.

El ministro ha destacado la función de garantizar principios fundamentales en el ejercicio de la profesión de abogado como la independencia, la dignidad, la integridad, el servicio, el secreto profesional o la libertad de defensa, todo ello, según ha señalado, atendiendo a los derechos humanos y las libertades fundamentales reconocidos en la Constitución Española.

«En una sociedad constituida y activada con base en el Derecho, que proclama como valores fundamentales la igualdad y la Justicia, el abogado ejerce la función imprescindible de encarnar el derecho de defensa, requisito imprescindible de la tutela judicial efectiva sin la cual no hay forma de consolidar los valores superiores en los que se asienta la sociedad y la propia condición humana», ha concluido.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.