Maroto (PP) admite que «está muy baja» la confianza en Sánchez y eso pone «más difícil» renovar el CGPJ

Critica que el PSOE vote «no» a la petición del PP de extender la rebaja del IVA de luz y gas, pero cree que lo acabará haciendo

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El portavoz del Grupo Popular en el Senado, Javier Maroto, ha admitido este miércoles que «la confianza está muy baja» con el Gobierno de Pedro Sánchez y ha indicado que eso pone «más difícil» renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), cuyo mandato lleva más de tres años y medio caducado. Eso sí, ha avisado que atender a los criterios que marca Europa para dar más protagonismo a los jueces no es una «opción» sino una exigencia que deben cumplir.

En una conferencia-coloquio en el Club Siglo XXI, Maroto ha señalado que el tema relativo al CGPJ «sale siempre» en las preguntas periodísticas, tertulias o «en el metro y autobús que coge la ministra Pilar Llop», pero «no en la pescadería, en el taller, en el bar, en el encuentro entre amigos o haciendo deporte». Aunque ha subrayado que este asunto no está entre «las preocupaciones de los ciudadanos», pese a lo que sostiene la titular de Justicia, «sí debe estarlo en las preocupaciones de los partidos».

Maroto ha señalado que para cualquier pacto importante debe haber «una cuestión previa: la confianza». Sin embargo, ha subrayado que eso no sucede con Pedro Sánchez sino que «la confianza está muy baja», algo que pone más difícil» cerrar acuerdos como el de la renovación de los órganos constitucionales.

Tras quejarse de que la propuesta judicial que Feijóo envió a Sánchez no ha recibido respuesta», ha señalado que se debería hacer una negociación «de los criterios y después de las personas». «Sánchez tiene una urgencia enorme en el Tribunal Constitucional y las causas de la urgencia nos inspiran desconfianza. Eso nos hace ser precavidos», ha apostillado.

¿MINISTROS DE VOX?

Por otra parte, Maroto ha criticado que el PSOE y sus socios voten «no» en el Senado a la petición del Partido Popular de extender la rebaja del IVA al 5% del gas y la electricidad durante todo el invierno, pero se ha mostrado convencido de que lo acabarán aceptando porque es una medida de «sentido común». «Suele ser la tónica general, primero es no, pero luego acaba siendo sí», ha afirmado.

Ante la posibilidad de que el PP necesite a Vox para gobernar, Maroto ha asegurado que Feijóo «quiere un gobierno en el que todos sus ministros y ministras» cumplan las «condiciones» que él tiene basadas en el «respeto a las instituciones, modelo de libre mercado, autonomismo y europeísmo», de forma que «no haya ningún miembro del Gobierno que omita esas condiciones».

Ante la reunión que Feijóo prevé mantener con el presidente del PNV, Andoni Ortuzar, ha criticado que «sea noticia» que el líder del PP y «alternativa» de Gobierno pueda verse con presidente de otros partidos para hablar, algo que ha achacado a que en España se practica una política de «trincheras» y «se empieza a convertir extraño la relación entre los que piensan distinto» cuando no debería serlo. De hecho, ha dicho que «ojalá» pudiera el PP tener una relación «tan fluida» con los partidos que sustentan el Gobierno.

HACER UN ESFUERZO EN CATALUÑA PARA RECONECTAR

Al ser preguntado si Feijóo puede gobernar España sin tener una representación relevante en Cataluña, Maroto ha reconocido que es «muy conveniente hacer un esfuerzo muy razonable» para que el proyecto del PP «sea visto por una suficiente cantidad de catalanes como un proyecto interesante, sugerente y pragmático».

Dicho esto, ha alertado de que el espacio electoral catalán es el «más volátil de toda España» porque Cs, un partido que «no existía», fue la primera fuerza política y ahora en las encuestas «está a punto de desaparecer de Cataluña y el resto de España».

Maroto ha asegurado que hay gente en Cataluña que «ya no aguanta más que le cuenten las mismas trolas» del procés y quiere que esta comunidad vuelva a ser tierra de prosperidad, buscando una opción política «pragmática y útil» que conecte con ellos y sus particularidades. «Creo que Feijóo se ha puesto a trabajar en esta clave. Conectar con esos catalanes es tan complejo y difícil como entender las complejidades de otras tierras de España», ha finalizado.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.