Más de 285.000 familias se benefician del complemento de ayuda a la infancia del IMV, según ha asegurado Escrivá

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha asegurado este miércoles en el Congreso que son más de 285.000 las familias que se benefician del complemento de ayuda a la infancia del Ingreso Mínimo Vital (IMV), aprobado hace ahora un año en el Congreso.

Durante su intervención en el Pleno de la Cámara baja, para defender los presupuestos propuestos por el Gobierno para su ministerio para 2023, Escrivá ha explicado que la llegada del IMV a la normativa nacional «nunca fue» pensada como una prestación, sino como «un conjunto de políticas» y una «red última de protección social» para una mayor equidad.

En este contexto, ha destacado los datos alcanzados por esta medida hasta ahora. Según Escrivá, el IMV ha llegado a unos 530.000 hogares y a 1,5 de personas. De las familias beneficiadas, según ha indicado, 1 de cada 5 son monoparentales, 2 de cada 3 personas beneficiadas son mujeres. Además, el 40% son niños, según ha indicado.

MAXIMIZAR LOS UMBRALES DE PROTECCIÓN

A esto, el ministro ha sumado los esfuerzos que, según ha señalado, se están haciendo para «maximizar los umbrales de protección» o el despliegue de medidas que se está realizando con los ayuntamientos para «certificar» la vulneración social de familias. Esta labor, según ha indicado, ha permitido que el Ministerio tenga contacto directo con 90.000 potenciales beneficiarios del IMV.

Al mismo tiempo ha explicad su intención de iniciar contactos con otros posibles beneficiarios de esta prestación a través de mensajería SMS y habilitando una oficina móvil de información y tramitación del IMV, a la que ha llamado «el autobús del IMV».

En su intervención, el titular de Inclusión ha insistido en que este Ingreso Mínimo «no es un fin en sí misma» sino que es «una herramienta para facilitar la transición de los individuos desde la exclusión social, hacia un desarrollo con plenitud».

En esa inclusion, Escrivá también incluye a las personas migrantes, cuya acogida es también de su competencia. Según ha indicado, en la actualidad hay 35.000 personas en el sistema de acogida español. Un sistema que, según ha indicado el ministro, el Gobienro tiene previsto cambiar «sustancialmente» en los próximos años.

Tal y como ya había anunciado Escrivá, el objetivo es sustitur las subvenciones por un modelo de concierto e invertir parte de los fondos europeos en esta cuestión para pasar de las 400 plazas de acogida con las que contaba el sistema en 2019 a unas 6.100 en 2024.

Por otra parte, el responsable de Inclusión ha recordado que los presupuesto para el próximo año que plantea el Gobierno cuentan con la necesidad de seguir ayudando a los 150.000 ucranianos desplazados por la invasión rusa y que han solicitadio protección internacional en España.

LAS CUENTAS DE LA «DESPROTECCIÓN»

Para el PP, sin embargo, estas son las «cuentas de la desprotección.» Su diputada Teresa Angulo, ha calificado de «fracaso» el escudo social del Gobierno y ha lamentado que el IMV no haya llegado a un 40% de los beneficiarios prometidos. También ha criticado que se estén «denegando» el 70% de las solicitudes o que la prestación, según ha asegurado, sea percibida «solo por un 13% de las personas en situación de pobreza más severa». A su juicio, esto es consecuencia de la «complejidad» y «burocracia excesiva» de la tramitación, así como de una «falta de comunicación con las comunidades autónomas y falta de medios».

Su compañero de partido, José Ortiz, por su parte, ha llamado a aprobar un Pacto de Estado por la Migración, para lograr una migración «ordenada, segura y orientada al mercado de trabajo». El ‘popular’ ha lamentado que el Gobierno «presuma» de política migratoria cuando las llegadas aumentan y cuando, a su juicio, el mandato de Pedro Sánchez ha vivido las «más grandes crisis» en este sentido.

Sobre migración, precisamente, ha centrado Vox su discurso en relación a los presupuestos presentados por Escrivá. La portavoz del partido en esta materia, Rocío de Meer, ha acusado al Ejecutivo de proponer cuentas que «avalan» políticas de «fronteras abiertas» y de «inmigración masiva y descontrolada» lo que, a su juicio, está perjudicando a los hogares «más humildes». En este sentido, ha criticado que las partidas recojan un aumento del 134% para políticas de asilo y acogida a migrantes y un 40% más a programas de ayudas a este colectivo.

También ha denunciado la «inseguridad» que sufren los barrios más vulnerables con la llegada de estos migrantes, así como la «invasión cultural» que se produce en los mismos.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.