Mejorar la adherencia, proteger el planeta. Los SPDs sostenibles

A medida que crece la demanda en aspectos de sostenibilidad, el entorno farmacéutico responsabiliza cada vez más a los proveedores de envases por sus esfuerzos ambientales. Los envases de un solo uso generados en el conjunto de industrias son un problema ambiental de gran magnitud, más si se tiene en cuenta que de estos son la mayoría de los residuos que acaban en vertederos y océanos. A día de hoy, el 50 % de todo el plástico producido es para fines de un solo uso, con al menos 14 millones de toneladas de plástico que es vertido en los océanos cada año.

Aspectos importantes en los envases de medicamentos, durante el camino hacia la sostenibilidad

Dicho esto, es importante tener en cuenta que cuando se trata de envases que van a estar en contacto directo con los medicamentos, como es el caso de los Sistemas Personalizados de Dosificación (SPD), hay varios factores a considerar más allá del impacto ambiental. Se habla de lo que comúnmente se conoce como las 3Ps – Preservar, Proteger y Proporcionar Información:

Es importante asegurarse de que el SPD proporcione un entorno estable para los medicamentos, proteja contra la permeabilidad a la humedad y esté libre de productos químicos que puedan afectar a la seguridad de los pacientes.

Si bien los esfuerzos en sostenibilidad se centran muchas veces en la reutilización de materiales, en lo relativo a los envases de medicamentos no sería una decisión acertada, ya que sin una esterilización adecuada podría suponer problemas de contaminación.

Los SPDs también deben proporcionar una información destinada a los pacientes, que es crucial para el uso correcto y seguro de estos dispositivos, y que además, deben actualizarse después de cada preparación. Esto es algo que no puede eliminarse del envase con el objetivo de reducir los materiales.

Además, la transparencia que otorga el formato blíster, conseguido a través de procesos de termoconformado, es imprescindible para que el farmacéutico responsable pueda ver el contenido de cada alvéolo, para realizar el ejercicio de revisión del SPD una vez preparado, tal y como se establece en los diferentes protocolos. Muchas veces, la flexibilidad de estos envases tipo blíster está reñida con la rigidez y dureza que se le solicita a un envase para que pueda ser reutilizable.

Estos requisitos de seguridad y funcionalidad para el envasado de medicamentos y los blísteres deben cumplirse como un primer paso crucial al evaluar las actualizaciones de productos para alinearse con los nuevos criterios de sostenibilidad medioambiental. Si bien se sabe que este es un desafío importante, hay compromiso para desarrollar soluciones más sostenibles.

Dónde está hoy Jones Healthcare Group y hacia dónde va

La compañía Jones Healthcare Group ha establecido la sostenibilidad como un pilar indispensable y ya aplica principios de diseño circular en los procesos de desarrollo de producto, con el objetivo de conseguir productos totalmente circulares que ayuden a las economías circulares a ser más eficientes.

Algunos de los pasos significativos hacia estos objetivos:

Concretamente en España, Venalink tiene firmado un Contrato de Adhesión a SIGRE, que permite garantizar la correcta gestión medioambiental de los SPDs a través del punto SIGRE.

Se ha adquirido la licencia de una herramienta de análisis del ciclo de vida del producto que permite medir la huella ambiental y el impacto de los envases a lo largo de su vida útil. Esta herramienta permite comprender los envases a nivel de material y priorizar las áreas de preocupación.

Ha conseguido que ningún residuo de producción vaya a parar al vertedero. Todos los residuos de producción de blíster se reciclan.

Utiliza electricidad 100% renovable en sus instalaciones de fabricación en el Reino Unido, lo que garantiza que sus operaciones funcionen con energía sostenible.

Ha alineado sus envases con las Golden Design Rules específicamente enfocadas en envases de plástico rígido, para aumentar el valor de reciclaje de los plásticos y eliminar elementos problemáticos.

Ha realizado mejoras en el diseño de producto, incluida la reducción de los componentes y el peso de la materia prima. También está haciendo la transición a Bio-PET, un plástico reciclable hecho de recursos renovables, como una solución sostenible para los envases. Estos esfuerzos han resultado en mejoras sustanciales en sus métricas de huella ecológica en nuevos diseños de producto.

Trabajo continuo y asociaciones

La empresa reconoce que la sostenibilidad es un viaje continuo y están comprometidos con la mejora constante.

Para mantenerse a la vanguardia de la sostenibilidad en la industria del packaging, han establecido asociaciones con organizaciones como Sustainable Medicines Partnership, de la cual son Colaboradores Fundadores, y la Global Self-Care Federation. Estas asociaciones brindan acceso a un conjunto más amplio de recursos y liderazgo de pensamiento de la industria.

El equipo de innovación también continúa monitorizando los nuevos materiales sostenibles que se están desarrollando y escalando, para que puedan incorporarlos a la hoja de ruta de sostenibilidad.

Creen que la colaboración y la innovación son clave para impulsar un cambio positivo en la cadena de suministro de envases y hacer una contribución significativa a un futuro más sostenible. Si bien la sostenibilidad es un viaje, están entusiasmados con el camino que tienen por delante.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.