Melilla instala carpa gigante y baños químicos en la frontera de Marruecos para «aliviar largas esperas» en la OPE

MELILLA, 25 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Medio Ambiente de la Ciudad Autónoma ha instalado una carpa gigante de 350 metros junto a la frontera de Melilla con Marruecos para lograr una zona de sombreado y ampliado el número de baños públicos «con el fin de hacer más liviano el tránsito de los ciudadanos durante la Operación Paso del Estrecho (OPE) durante las horas que duran las colas de vehículos para acceder a Marruecos», ha manifestado este lunes su titular, Hassán Mohatar (CPM).

En declaraciones a los periodistas tras visitar las nuevas instalaciones junto a la frontera de Beni-Enzar, Hassán Mohatar ha manifestado que el objetivo es hacer más llevaderas «las esperas», que pueden alcanzar varias horas, de las personas que pasan por Melilla en dirección a Marruecos, en torno a la llamada OPE.

El responsable de Medio Ambiente ha detallado «se ha llevado a cabo, por parte de la Consejería, una serie de instalaciones en el paso fronterizo, con el fin de hacer más liviano el tránsito de los ciudadanos, entre ellas una zona de sombreado mediante carpas o la instalación de una zona de baños públicos».

Mohatar ha subrayado que los cientos de marroquíes que aguardan cada día para cruzar desde la ciudad española a su país, durante las vacaciones de verano antes de regresar a sus lugares de origen en Europa, «se tiran muchas horas de espera para cruzar el puesto fronterizo y queremos que lo hagan en condiciones dignas».

En este sentido, ha recalcado que «son muchas las personas las que deben esperar horas hasta poder pasar a Marruecos y de esta forma se intenta hacer más llevadero el tiempo».

El consejero ha avanzado que la idea es lograr comprar la explanada junto a la frontera de Beni-Enzar, que en la actualidad ha sido alquilada hasta el 31 de septiembre, para que instalaciones como carpas, baños químicos y portátiles, puntos de luz y demás realizaciones, y otras que se puedan hacer el próximo año como «gradas de espera» y «asientos», sean definitivas y no se tengan que poner únicamente durante la OPE.

El Gobierno de la Ciudad Autónoma de Melilla y la Delegación del Gobierno emplearon 12.000 metros cuadrados de un descampado junto al puesto fronterizos, entre terreno privado y público, para acoger la espera de los vehículos durante la OPE, que arrancó el pasado 15 de junio.

El Ejecutivo melillense ha destinado 40.000 euros para alquilar la parte de terreno privado y acondicionar la explanada hasta el 31 de septiembre. Mohatar ha insistido que la idea del Gobierno es adquirir ese espacio y conseguir que las mejoras no sean de «quita y pon» sino «definitivas»

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.