Microfibras Fibratec en soleras de Farmayala-Ecuador

El uso de las microfibras de vidrio AR de Fibratec se extiende cada día a más países. En esta ocasión, la microfibra de vidrio AR modelo V12-AM ha sustituido los típicos mallazos que se colocan en el tercio superior en las soleras de hormigón de los almacenes de Farmayala, una de las empresas farmacéuticas más importantes de Ecuador. Como ya es sabido, estos mallazos no cumplen ninguna función de refuerzo. Se colocan para la retracción plástica del hormigón para evitar en la medida de lo posible los micro movimientos del hormigón en su fase plástica. 

Las microfibras de vidrio AR son ideales para sustituir mallas electrosoldadas colocadas en el tercio superior de las soleras de hormigón, ya que con una dosificación de 2 kg por metro cúbico (400 millones de fibras de 13 mm de longitud), perfectamente distribuidas por toda la masa, forman una red tridimensional que absorbe todas las tensiones generadas por los micro movimientos del hormigón debido a su estructura porosa.

La existencia de este entramado tridimensional, formada por cientos de millones de microfibras con una resistencia a rotura por tracción de 1620 N/mm2, obstaculiza también la pérdida del agua por evaporación en un grado importante. Aunque estas fibras no se hayan colocado para aumentar la resistencia del hormigón, esto consigue que el hormigón adquiera una mayor resistencia gracias a que el agua retenida por las fibras consigue activar un mayor número de partículas de cemento. La porosidad del hormigón se ve drásticamente reducida.

En la mayoría de proyectos de construcción de soleras, se suelen tomar como referencia espesores de hormigón utilizados en proyectos anteriormente ejecutados. Sin embargo, en estos momentos en los que se prioriza el ahorro y la ecología, puede ser interesante saber realmente cuál es el espesor mínimo para construir una solera de hormigón, dependiendo de las cargas y la compactación del terreno. Existe un cálculo online para el uso gratuito por profesionales del sector, que permite ver las cargas que se pueden emplear sobre una solera de hormigón fibrada con las microfibras V12-AM de Fibratec en función del espesor de la solera. Esta sencilla herramienta proporcionada por Fibratec puede dar idea aproximada del ahorro que se puede conseguir en espesor del hormigón. Cuando se trata de un proyecto importante, se puede también solicitar un cálculo más exhaustivo y detallado sin coste

Las fibras de vidrio AR de Fibratec están diseñadas especialmente para sustituir los mallazos situados en el tercio superior de las soleras de hormigón. Su estructura de 100 filamentos unidos entre sí con un adhesivo resistente formando hebras, protege las fibras durante el proceso de mezclado dentro de la cuba del hormigón, que suele durar una media de 6-7 minutos.

Se puede obtener más información a cerca de este producto en www.fibratec.eu

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.