Miles de empresas en Colombia en riesgo de pagar impuestos sobre el total de sus ingresos debido a un pequeño error

Desde julio de 2022, en virtud de la Resolución 85 de la DIAN, todas las empresas y personas naturales, especialmente los comerciantes, están obligadas a realizar un procedimiento en sus sistemas de facturación electrónica para generar los eventos de aceptación de las facturas electrónicas de todas las compras realizadas a crédito. Esto es necesario para que estas facturas puedan convertirse en título valor en la plataforma RADIAN de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN) y miles de empresas no lo están haciendo por falta de información o por una interpretación equivocada de la norma.

Vivian Andrea Cáceres, contadora pública egresada de la Universidad Nacional de Colombia y CEO de Kontalid SAS, destaca que el incumplimiento de esta obligación tiene graves consecuencias: no podrán deducir estas facturas de su declaración de renta ni de su declaración de IVA, lo que resultaría en un pago de impuestos más alto de lo necesario, con su respectiva sanción por corrección e intereses de mora.

La mayoría de las empresas que incurren en este error lo hacen por una interpretación errónea de la norma o por desconocimiento de esta o del mecanismo de envío de dichos eventos. Otras empresas, conscientes de la obligación, han dejado de cumplirla debido a su complejidad y costos asociados, creyendo que no tendría repercusiones.

Hasta el momento, no se conoce de sanciones emitidas por la DIAN al respecto, pero es evidente que la entidad cuenta con toda la información en sus sistemas y la normativa a su favor para tomar medidas en cualquier momento. Según el estatuto tributario, la DIAN tiene hasta 5 años para auditar las declaraciones de IVA y renta de los contribuyentes, por lo tanto, podría solicitar la corrección de las declaraciones en cualquier momento, lo que resultaría en un mayor pago de impuestos y sanciones adicionales que aumentarían el valor del impuesto a pagar.

Vivian recomienda a las empresas verificar el cumplimiento de esta normativa y, en caso de detectar incumplimientos, realizar la aceptación de las facturas a crédito del año 2023 antes de la declaración de renta para poder deducir estos valores en su declaración. Además, sugiere llevar a cabo este proceso de manera consistente cada mes para cumplir con la normativa antes de la presentación de cada impuesto.

Para ayudar a entender un poco más esta obligación, Vivian ha preparado un artículo ampliando esta información en este enlace.

Actualmente, tanto los software de facturación electrónica como la plataforma gratuita de la DIAN ofrecen la posibilidad de enviar los respectivos eventos. Sin embargo, la mayoría de estos sistemas requieren que los eventos de recepción de facturas a crédito se realicen manualmente factura por factura, lo que dificulta y encarece el proceso.

Para facilitar esta labor, plataformas como Kontalid®️ permiten auditar las facturas recibidas en la DIAN, para saber si ya cuentan con los respectivos eventos de aceptación y también permite realizar los respectivos eventos de manera masiva y controlada, reduciendo así los tiempos y los costos operativos, facilitando la auditoría y el control total de los eventos.

Es fundamental que las empresas estén al tanto de esta obligación y tomen las medidas necesarias para cumplir con la normativa vigente. En este sentido, sería beneficioso para los lectores explorar las soluciones innovadoras que ofrece Kontalid para facilitar este proceso y garantizar el cumplimiento tributario de manera eficiente.

Para más información o asesoramiento sobre este tema, solo hay que ponerse en contacto con Kontalid en su página web.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.