Muebles clásicos en tendencia para destacar las estancias

Lo clásico no pasa de moda. Lo clásico sigue estando en tendencia a pesar de que pasen décadas. Solo hay que echar un vistazo a las piezas que, cada vez, seleccionan los interioristas para destacar cada estancia. Son sobrias, elegantes, rotundas y potencian al máximo el espacio.

 

La decoración del hogar es un aspecto esencial a la hora de crear un espacio cómodo y acogedor. Si bien existen numerosos estilos de diseño para elegir, los muebles clásicos son una opción atemporal que puede funcionar siempre. 

“Los muebles clásicos son conocidos por sus diseños ornamentados, detalles intrincados y materiales de alta calidad. Son atemporales porque incluso pueden ser heredados y cada vez están mejor valorados para conseguir dar personalidad a cada estancia en una casa” explican desde El Taller del Mueble.

Si hay algo que los caracteriza es, precisamente, los materiales de alta calidad como madera, cuero y metal que han servido para dar como resultado piezas duraderas que resisten el paso del tiempo. La estética elegante y atemporal los convierte en una opción popular para la decoración del hogar.

Cuatro piezas clave en un domicilio

Para que los muebles clásicos sean el punto focal de cada habitación, es importante elegir el tamaño y la escala adecuados para el espacio. 

Un sofá recuperado puede ser el que dé ese toque único a un salón y alrededor del que orbitará el resto de la decoración. Aunque actualmente hay una serie de opciones más versátiles, quien busca distinción acaba acudiendo a los clásicos sofás de hace décadas donde los materiales y formas eran protagonistas. Madera, cuero y terciopelo dieron una serie de piezas que, con el paso de los años, sólo han necesitado un lavado de cara para seguir luciendo casi perfectas. El capitoné vuelve a estar más de moda que nunca pese al paso del tiempo.

En el caso del dormitorio, una cama grande puede convertirse en la pieza central, mientras que una mesa auxiliar o un armario más pequeño pueden agregar carácter a un pasillo o entrada. 

“Combinar muebles clásicos con accesorios y decoración complementarios también puede mejorar su impacto. Por ejemplo, un sofá de cuero clásico se puede combinar con alfombras y cojines de inspiración vintage para crear una apariencia cohesiva. Destacar características únicas, como detalles tallados o herrajes ornamentales, también puede llamar la atención” explican desde esta tienda de muebles clásicos en Madrid.

La incorporación de este tipo de soluciones al diseño moderno puede crear una apariencia única y ecléctica. Mezclar y combinar diferentes estilos y épocas puede agregar profundidad e interés a un espacio. 

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.