Multitudinaria concentración de repulsa por el asesinato machista en Burlada de Blanca Esther Marqués

El Ayuntamiento de Burlada ha condenado en pleno el brutal asesinato de su vecina

Miles de personas, familiares y amigos de Blanca Esther, vecinos y vecinas de Burlada y llegadas de otros puntos de la comarca y de Navarra han llenado la Plaza de las Eras de la localidad convocados por el consistorio burladés para rechazar el crimen de Blanca Esther Marqués, asesinada por su pareja, Francisco Javier Nieto en el piso donde convivían, este fin de semana. El cadáver todavía no ha sido hallado, ya que el autor que ha ingresado esta tarde en prisión acusado de homicidio aseguró que lo había arrojado el domingo por la mañana en la Trinidad de Arre, en el río Ultzama.

La condena ha sido aprobada en un pleno extraordinario que ha tenido lugar previamente en el salón de plenos, y todos los grupos del consistorio han apoyado el texto en el que se condenaba el brutal asesinato y se solidarizaban con los familiares y amistades de la víctima así como se prestaban  a “toda la ayuda que como institución podamos prestarles”.

El texto aprobado y leído por el alcalde Txema Noval y la edil Berta Arizkun en castellano y euskera en la plaza es partidario de rechazar  “cualquier manifestación de violencia machista que se produzca en nuestra sociedad” y se compromete a “fomentar y potenciar las medidas institucionales de apoyo a las víctimas de violencia machista”. Igualmente el consistorio burladés anima a los ciudadanos a a acudir a “todos aquellos actos de repulsa, homenaje y recuerdo” por este motivo y se “reafirma en la consideración de la violencia machista como una lacra, un atentado contra los derechos humanos y la dignidad de las mujeres, que impide a esta sociedad continuar avanzando en la senda de la igualdad”.

Por último insisten en la necesidad “de trabajar de forma conjunta, decidida y con la máxima unidad, desde todos los ámbitos administrativos, judiciales y sociales, y particularmente desde la Educación, adoptando un papel activo para erradicar esta lacra definitivamente”.

Del balcón del consistorio pendía un crespón negro en recuerdo a Blanca Esther y otro crespón lila por todas las víctimas de la violencia machista, y las banderas estaban a media asta en señal de luto por la vecina asesinada.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.