«Nuestra apuesta ganadora va a ser la de la calidad y rentabilidad de la oferta»

/COMUNICAE/

"Nuestra apuesta ganadora va a ser la de la calidad y rentabilidad de la oferta"

El Clúster Marítimo Español celebra un Desayuno con el Clúster, donde el Secretario de Estado de Turismo ha expuesto el proceso de transformación impulsado por el Gobierno de España para hacer del turismo un sector más sostenible, más digital y más rentable

El secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés Verelst, ha asegurado en relación al sector turístico nacional que “nuestra apuesta ganadora va a ser la de la calidad y rentabilidad de la oferta, y de eso sabe mucho el turismo náutico”. Durante su intervención en los Desayunos con el Clúster, organizados por el Clúster Marítimo Español (CME), el secretario de Estado de Turismo ha desechado la posibilidad de que el sector turístico español compita por costes con otros destinos vacacionales, sobre todo con los que no juegan con las mismas reglas de protección social y medioambiental.

Tras poner en valor el papel de la economía azul, Valdés afirmó que “el mar es un elemento consustancial al turismo” y que este “es una pieza clave dentro de la economía azul”, y de la economía en general. De esta manera, el secretario de Estado quiso poner de relieve el importante papel que está jugando en la recuperación económica tras el Covid, gracias a su capacidad tractora. Un aspecto que también fue mencionado por el presidente del CME, Alejandro Aznar, en cuya intervención inicial aprovechó para presentarle el Clúster al invitado, y enumerar algunas de las reivindicaciones del sector en el ámbito turístico marítimo y costero. Aznar puso de relieve que “la principal actividad marítima europea es el turismo marítimo y costero, según el informe The EU Blue Economy Report”. Una actividad que España lidera en Europa y cuyo impacto representa el 79% del empleo azul y el 72% de su valor en España, “ejerciendo además un potente efecto tractor sobre el resto de la economía nacional”.

El presidente del Clúster también solicitó una mayor colaboración público-privada y el esfuerzo por parte de la Secretaría de Estado de Turismo y Turespaña para fomentar la celebración de grandes eventos deportivos y comerciales en nuestro país, promover el turismo de cruceros y fomentar la náutica deportiva, entre otros asuntos. Durante su intervención, Aznar también algunas peticiones ajenas al negociado del invitado, pero de gran importancia sectorial, como la mejora del tratamiento fiscal de la náutica, la reducción del IVA para los amarres, la reducción del impuesto de matriculación o la creación de un fichero informático de embarcaciones de recreo similar al que tiene la Dirección General de Tráfico en el ámbito de la automoción.

Datos muy positivos
Valdés adelantó que estamos superando la crisis y “todo apunta a que lo vamos a hacer con cifras record”, pues no sólo aumenta el número de turistas sino el gasto medio del mismo. No obstante, quiso dejar claro que era pronto para anticipar un cambio de tendencia, aunque “valore muy positivamente estos datos, pues es en la rentabilidad y en el valor añadido que los turistas le den a su estancia en nuestros destinos, en lo que debemos basar nuestro liderazgo futuro. No sólo se tratar de fijar la senda de la recuperación, sino hacerlo con bases y fundamentos más sólidos y sostenibles”.

En este sentido, el secretario de Estado comparó la salida de la crisis financiera con el proceso actual, afirmando que ahora recuperamos el empleo y el PIB mucho más rápido y mejor. “Créanme que no ha sido fortuito”, afirmaba, para destacar que la solidez de esta recuperación, en la que mencionó el papel jugado por el turismo náutico, fueron fundamentales todas las medidas adoptadas por el Gobierno de España para favorecer este proceso de recuperación, demostrando así que el Gobierno cree en el papel estratégico del sector turístico.

Entre los mecanismos puso en valor el papel jugado por los ERTE para la protección del empleo, asegurando que “si la calidad es la base de nuestra competitividad, las personas son la base de la recuperación y de nuestra pujanza turística a nivel internacional”.

Sostenibilidad, competitividad y digitalización
Pero entre las principales medidas para la recuperación del sector figura el Plan de Modernización y Competitividad del sector turístico, “un ambicioso proyecto estratégico y económico dotado con 3.400 millones de euros, de los cuales ya se han desplegado algo más de 916 millones y que está llegando a todo el territorio nacional en distintos proyectos de transformación que tienen como ejes principales: la sostenibilidad, la competitividad y la digitalización”. Valdés destacó los Planes de Sostenibilidad y Resiliencia Turística por ser los más ligados al sector marítimo, que entre otros aspectos les “está permitiendo desarrollar acciones singulares que tienen un alto valor añadido para el turismo azul”. Planes ligados a la mejora de la protección medioambiental, fundamentalmente en las costas, pero desarrollados en combinación con la actividad turística.

En este sentido, el secretario de Estado ha asegurado que la sostenibilidad medioambiental no es la única preocupación, también lo es la social, y puso de ejemplo la gestión integral que se lleva a cabo con la actividad crucerista. Una actividad que “es fundamental en nuestro liderazgo turístico, con unas cifras prepandemia superiores a los 10,6 millones de pasajeros, 6.000 millones de euros de volumen de negocio y más de

50.000 puestos de trabajo asociados”. Pero para que la actividad sea sostenible en todos los sentidos “es imprescindible desarrollar experiencias globales para el crucerista, conectadas con la ciudad de destino y que extiendan lo máximo posible esta riqueza a todo su entorno”, afirmó Valdés, que no quiso cerrar su intervención sin mencionar el acuerdo firmado recientemente en Baleares, precisamente para racionalizar la actividad crucerista. “He de decir que me siento particularmente orgulloso de la altura de miras mostrada por las partes que han sabido ver que una experiencia menos masificada para el crucerista es calidad y rentabilidad; unos servicios en tierra que no vean superada su capacidad de carga también es calidad y sostenibilidad; y una sociedad que recibe con menor saturación al visitante, es la única alternativa al futuro de esta actividad”, explicaba.

Vídeos
Desayunos con el Clúster D. Fernando Valdés Verelst

Fuente Comunicae