#OPINIÓN: Crecimiento económico vs desarrollo económico

Hasta este mismo momento se puede observar, fácilmente, que todas las políticas económicas, que adoptan los gobiernos, de cualquier país del Mundo, son tendentes, casi en exclusividad, por lo general, a alcanzar, estríctamente, el crecimiento económico.

Conviene realizar una reflexión, aunque en la Teoría Económica, es muy bien sabido en el área en concreto denominada como Economía Aplicada, la cual se ocupa de lo que es en sí la política económica, que es que resulta ser que el crecimiento económico es, evidentemente, muy diferente a lo que es el desarrollo económico. 

Y si bien es cierto que el crecimiento económico,  es algo palmario, que puede coadyuvar al favorecimiento de un desarrollo económico; se debe decir con rotundidad que no es en modo alguno nunca, el tener un crecimiento económico sustancial, sinónimo de tener un desarrollo económico, adecuado. 

Cada vez hay más economistas que se suman a señalar, sin ambages, que en realidad, el crecimiento económico, casi nunca ha afectado en la práctica, de una manera importante, al desarrollo económico, de casi ningún país del Mundo, durante un periodo de tiempo, suficientemente, largo como para alcanzar lograr un desarrollo económico pertinente perseguido. 

Pues obviamente, hay que señalar, en honor de la verdad, que cualquier desarrollo económico, dependerá siempre, lógicamente, de la asignación que se realice de los recursos y evidentemente, del grado de afección que esas decisiones irroguen, realmente, a la ciudadanía de cualquier país o región geográfica.

Aunque se debe expresar, con claridad, también, que en cambio el desarrollo económico, por lo general habitualmente, siempre, ha sido un pilar, fundamental, para el crecimiento económico.Por lo tanto, es hora de que los responsables económicos, adopten más medidas, en sus políticas económicas, conducentes al desarrollo económico, y que dejen de centrarse, exclusivamente, en políticas económicas tendentes nada más que al crecimiento económico.

Pues tenemos que decidir sobre en que Sociedad nos gustaría poder vivir. Por lo que una vez elegido ésto, deberían intentar alcanzar dicho objetivo, poniendo en marcha decisiones económicas, en aras de ello. Y resulta evidente, que el crecimiento económico, tiene que ver bastante poco en este sentido, ya que el tipo de estructura social, tiene su base en asuntos diferentes, por lo que es, precisamente, el desarrollo económico el que, realmente, es el factor en el que se deben fijar para conseguir cualquier estructura social sostenible.

Pero aunque pueda parecer una perogrullada, no se debe pasar por alto que es obvio que, cualquier Sociedad, que su desarrollo sea accesible a cuantos más integrantes de dicha sociedad puedan disfrutar de él, será más viable en el tiempo, que otra en la que los beneficiarios sean, en realidad, un porcentaje pequeño de esa sociedad. 

Porque, sin duda, un crecimiento económico sin la existencia de un pertinente desarrollo económico, no puede perdurar en el tiempo, ya que se ha venido demostrando a lo largo de la Historia, que el crecimiento cuando es alcanzado por tan sólo unos pocos, como suele ser inexorablemente este tipo de crecimientos, al final, acabarà, sin ningún género de duda con una total seguridad,  con una falta de poder continuar con dicho crecimiento, y por lo que sin remisión, se acabará dicha tendencia; a no ser que las exportaciones sean suficientes para tirar de ese crecimiento económico. Pero aún así, la sociedad como tal, continuaría sin beneficiarse de un desarrollo económico.

Pues como se ha expuesto anteriormente, un crecimiento de la Economía no es igual a desarrollo de ninguna Sociedad económicamente, ni, resulta evidente, tampoco en cualquier otro aspecto; ya que a pesar de ser reiterativo, los gobernantes no debieran olvidar nunca  que crecimiento no se puede identificar con desarrollo.

Josu Imanol Delgado y Ugarte. Economista.www.jidelgadoyugarte.wordpress.com

<

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.