Òscar Camps afirma que el barco Open Arms Uno será «embajador de la ciudadanía allá donde vaya»

Aragonès, Colau y Calvet agradecen la tarea de la ONG y que la nave lleve el nombre de Barcelona

BARCELONA, 8 (EUROPA PRESS)

El fundador de Proactiva Open Arms, Òscar Camps, ha afirmado este miércoles que el nuevo barco de rescate de la organización, el Open Arms Uno, será «embajador de la ciudadanía allá donde vaya» para defender los derechos humanos y proteger a los más vulnerables en el mar, en los 16 flujos migratorios que, cree, irán a más.

En el acto de presentación oficial de la nave en el Puerto de Barcelona, Camps ha lamentado la «inacción deliberada» de las instituciones europeas y de algunas administraciones de los países mediterráneos que, en sus palabras, se niegan a actuar pese a que sigan muriendo personas en el corredor migratorio de dicho mar.

«Es triste que tengamos que estar en estas condiciones, incidiendo y reincidiendo, con una guerra por medio que todavía genera más refugiados», ha lamentado, afeando que siete años después de irse a Lesbos (Grecia) con su socio Gerard Canals, tengan que presentar un nuevo barco, y ha asegurado que están dispuestos a seguir pese a que les gustaría no hacer falta.

Camps ha detallado que el Open Arms Uno era un barco de rescate «de personas blancas» porque trabajaba en las plataformas petrolíferas del Mar del Norte y ofrecía todas las condiciones necesarias, y ha sostenido que se debe tratar a todo el mundo con la misma dignidad.

Por otra parte, ha añadido que le ha «costado mucho» conseguir la matriculación de la nave en Barcelona y que se está trabajando para conseguir el trámite administrativo para llevar bandera española.

AUTORIDADES

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha agradecido a Open Arms su tarea (agregando que lo que no han hecho los estados lo han tenido que hacer ellos) y ha esperado que el nuevo barco «sirva no para proteger las fronteras de una Europa fortaleza que debería ser de derechos y libertades, sino para salvar vidas».

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha asegurado que es un honor para Barcelona que el Open Arms Uno lleve el nombre de la ciudad, ha esperado que el juicio que tiene la ONG en Italia acabe con condena del exministro del Interior Matteo Salvini y ha afirmado que hay «racismo institucional» y que las políticas europeas se caracterizan por su hipocresía -textualmente–.

A su vez, el presidente del Puerto de Barcelona, Damià Calvet, ha sostenido que el Mediterráneo «a veces es barrera pero gracias a Open Arms es puente» y ha celebrado que la infraestructura sea el puerto base del nuevo barco.

CARACTERÍSTICAS DEL BARCO

El Open Arms Uno, construido en Noruega en el año 2000, lo ha cedido el presidente de la ONG Solidaire, el cineasta y filántropo argentino Enrique Piñeyro, que ha elogiado que la organización de Òscar Camps «personifica el espíritu de hacerse cargo de las responsabilidades y la necesidad de rescate».

La ceremonia de botadura de este miércoles ha contado con un espectáculo inédito de La Fura dels Baus, creado y diseñado por Carlus Padrissa, con la colaboración del cantante Joan Dausà y la mezzosprano Mar Esteve, en el que la compañía ha simulado un rescate en la Dàrsena Nacional del puerto barcelonés y ha creado una de sus clásicas formaciones con los artistas descolgándose de las grúas que presiden la cubierta del barco.

El Open Arms Uno tiene 66 metros de eslora, 15 de manga y un tonelaje cuatro veces superior al del viejo remolcador Open Arms, cuenta con una cubierta de 353 metros cuadrados en la que puede aterrizar un helicóptero, llevará cuatro lanchas semirrígidas para acoger a unas 300 personas, tiene 31 plazas para tripulación y un hospital con 26 camas.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.