Pardo Geijo, uno de los mejores abogados penalistas de España en 2024

Este abogado penalista de Murcia es el único que entra en la lista de los 25 profesionales jurídicos más importantes de España.

El “As” del Derecho Penal. Así es calificado desde hace años este prestigioso letrado murciano que lleva desde hace décadas manteniendo primera posición entre todos los mejores abogados penalistas de España. Los más de 30 organismos nacionales e internacionales que le han premiado así lo confirman. La calidad de sus intervenciones jurídicas (orales o escritas), la contribución científica (a través de sus artículos doctrinales) o el éxito de sus asuntos (realizado a través de las búsquedas de los centros de documentación judicial), son lo que han permitido a este letrado estar a la cabeza de los abogados del ámbito criminal, siendo indiscutiblemente el número 1. Hace escasos días, “Best Lawyers” (EE. UU.), la editorial más importante y antigua del Derecho, le galardonó como “abogado del año 2024”, esto es, el mejor abogado penalista de España en tres materias concretas: derecho procesal, derecho penal y derecho constitucional. No es para menos.

Ha entrado en la lista de las 25 personas más importantes de España en el panorama judicial. Es decir, de entre todos los abogados, jueces y fiscales, Pardo Geijo es el único abogado penalista que entra en esa lista. Algunos jueces y fiscales la comparten con él. Magistrados del Tribunal Supremo y del Constitucional también están dentro. Las 25 personas más influyentes en España en el área de Derecho en 2024 – Fundación Marqués de Oliva (fundacionmarquesdeoliva.com).

Pero no solo eso: también se adentra en la selección de las 500 personas más influyentes de España, compartiendo cartel con los profesionales de cada ámbito más importantes de su sector (Penélope Cruz, Carlos Alcaraz, la Reina doña Leticia, el Rey don Felipe, Amancio Ortega o Emilio Botín, entre otros tantos). Las 500 personas más influyentes de España (que.es).

¿”El mago”? Sí, afirma todo aquel que conoce de sus actuaciones. “Convierte lo imposible en posible y viceversa”. Otros afirman que cuando les toca como abogado contrario, intentan llegar a un acuerdo a toda costa (no quieren perder su caso). Al propio Pardo se le preguntó al respecto y dijo que “precisamente es lo contrario”, en este mundo jurídico “imperan los hechos y su prueba”, sobrando lo demás.

En Alicante, Almería, Albacete, Valencia y Murcia, por ser cercanos a su sede, se rifan su contratación. Quieren al mejor abogado penalista. Todo aquel que tiene un problema sabe dónde acudir para que se le solucione. El “problema” es que no es tan sencillo que asuma el asunto, entre otras razones porque barato, lo que se dice barato, no es en modo alguno. Ha rechazado casos más que mediáticos (políticos de renombre a nivel nacional o miembros de la realeza) por no llegar a un acuerdo económico con el cliente; esos casos que casi todo abogado llevaría incluso de forma gratuita. Sin embargo –en honor a la verdad- no trata a todos por igual. En sus entrevistas públicas ha manifestado que no es lo mismo ser víctima (por ejemplo de una violación) que ser acusado (de este mismo delito). Y esa diferencia se traduce en una menor exigencia económica por razones morales. 

Políticos o asesinos presuntos, posibles agresores sexuales, los más aparentes ladrones de guante blanco (estafadores) o los grandes clanes del narcotráfico, todos, saben quién es, pero no todos han formado parte de su cartera jurídica. Al final, relató el letrado en una entrevista de 2018, “trabajo más de 12 horas al día y lo hago de forma eficiente, sin embargo, el problema es que un asunto puede llevar un estudio de más de 100 horas; no por los hechos en sí, sino para encontrar la solución fáctica y jurídica para ganar el asunto. Eso el cliente nunca lo sabrá y se piensa que ‘esto de hacer un juicio’ es decir cualquier excusa y ponerse a actuar en estrados». Nada más alejado de la realidad. Es decir, que se toma tan en serio su trabajo que se siente incomprendido en muchas ocasiones porque los clientes creen que su caso no “es tan complejo”. 

Ahora, hace escasos días, ha acudido a él el organizador de la fiesta de un conocido local de Murcia donde murieron 13 jóvenes personas al incendiarse este por la mala utilización de una máquina de chispas, al parecer. Un caso muy mediático en Madrid ya sentó un precedente al respecto, condenando no solo a los propietarios del local sino también al organizador. Entraron todos en prisión. La pena fue de 4 años. Tras el 2015, la pena ha subido y ahora podría ser condenado a 8 años de prisión. Que Pardo Geijo logre o no su absolución es una cosa que solo el tiempo dirá.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.