Podemos no garantiza su apoyo a la ‘ley Darias’ y exige al PSOE restricciones «reales» a la privatización sanitaria

Los morados preparan una serie de enmiendas y exhortan a su socio a asumir cambios en el texto

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

Podemos mantiene su actitud crítica respecto a la ley de equidad y cohesión del sistema nacional de salud, conocida como ley ‘Darias’, y no garantiza su voto a favor en el debate de la totalidad sobre la normativa que tendrá lugar este jueves en el Congreso, al entender que su diseño actual no termina con la «privatización» de la sanidad pública.

De esta forma, el socio minoritario de la coalición ha elaborado una serie de enmiendas para restringir las fórmulas de gestión indirecta en el sistema de salud y condiciona su apoyo a que el PSOE acepte cambios en la redacción de esta normativa. En caso contrario, ya ha advertido a su socio de que no puede asegurar que vote en contra de las enmiendas a la totalidad que impulsen otros grupos.

Fuentes del grupo parlamentario han explicado a Europa Press que la normativa impulsada por la ministra de Sanidad, Carolina Darias, no deroga la ley 15/1997 que impulsó el expresidente popular José María Aznar y que establece el marco para la externalización de servicios sanitarios.

«La ley 15/1997 abrió la puerta a la privatización masiva de la sanidad pública española y, desde entonces, en algunos territorios más que en otros, los procesos de privatización han avanzado imparables, deteriorando la calidad de la atención, precarizando a los profesionales, rompiendo la equidad del sistema y haciendo millonarios a unos pocos», ahondan desde Unidas Podemos.

LLEVA MESES QUE SIN GARANTÍAS DE DESPRIVATIZACIÓN LA LEY NO SALDRÁ

De hecho, los morados llevan meses advirtiendo que esa derogación era un punto esencial y cuestionaron por insuficiente el texto emanado del Consejo de Ministros. Y es que en junio el portavoz parlamentario, Pablo Echenique, alertó de que en caso de no haber cambios para restringir la privatización de la sanidad pública, la ley no saldría adelante.

Las citadas fuentes recalcan que el proyecto de ley del Ministerio de Sanidad modifica diversas normas con el objetivo, conceden, de consolidar la equidad el sistema nacional de salud, pero censura que el marco de externalización que dejó el PP se deroga solo parcialmente «en el plano formal» y que, en el fondo material, «todo queda como está».

Y es que apuntan que el texto actual de la ‘ley Darias’ pauta que solo se podrá externalizar servicios sanitarios en casos excepcionales, pero con una definición de excepcionalidad que, en la práctica a juicio de Unidas Podemos, permite a cualquier comunidad autónoma seguir «privatizando» con la «misma libertad» que ahora.

Además, desde el grupo confederal recalcan que también hay «silencios sepulcrales» que refuerzan sus tesis críticas con el proyecto de ley, dado que desde las grandes empresas de la sanidad privada ni tampoco el Gobierno de la Comunidad de Madrid, dado que bajo su criterio es el que más utiliza la fórmula de la gestión indirecta.

ENMIENDAS: NUNCA SE PODRÁ EXTERNALIZAR HOSPITALES

Por todo ello, Unidas Podemos ha preparado una serie de enmiendas a la ‘ley Darias’ para fijar «límites reales y no solamente retóricos» a la «privatización» de la sanidad pública, que se han remitido al PSOE para que las estudie.

Concretamente, plantea incluir en la definición de excepcionalidad que habilita la posibilidad de externalización, que esta vía debería desplegarse solo el tiempo «estrictamente necesario para resolver las razones que la justifican y «no podrá ser superior a un año de duración».

También plantean otro punto para contemplar que «en ningún caso podrá ser objeto de externalización el servicio de asistencia sanitaria integral que tenga carácter estructural en un determinado territorio, ni tampoco cualesquiera centros de salud con vocación de permanencia, como hospitales, centros de asistencia ambulatoria o centros de Atención Primaria».

A su vez, Unidas Podemos demanda que en el texto figure que la gestión indirecta que se preste mediante concierto o cualquier otra modalidad deno podrá ser prorrogada.

De esta forma, han comunicado a su socio que el voto en contra a las enmiendas a la totalidad que se vota este jueves en el Congreso «no está garantizado si no se alcanza algún tipo de acuerdo previo a la votación sobre la modificación del texto legal durante el trámite parlamentario».

«La ley 15/1997 de José María Aznar fue un auténtico desastre para nuestra sanidad pública. El PSOE ya votó a favor de aquella norma en el año 1997 prometiendo que la privatización no iba a avanzar. La realidad ha sido todo lo contrario», ha advertido la diputada y portavoz de Sanidad del grupo, Rosa Medel. «Por eso, si no tenemos una garantía real de que se revierte el camino de la privatización, no podemos apoyar esta ley»», ha disertado.

TENSIÓN EN EL INICIO DE CURSO

El inicio del curso parlamentario ha generado tensiones y división en varios asuntos dentro de la coalición. Por ejemplo, la semana pasada el PSOE apoyó la ratificación de la entrada de Suecia y Finlandia a la OTAN mientras que el grueso de los parlamentarios de Unidas Podemos, incluido sus ministros, se abstuvieron e, incluso diputados de IU votaron en contra.

También la enmienda del PSOE para excluir a los perros de caza de la ley de bienestar animal ha provocado reproches en la formación morada. A su vez, la líder de Podemos, Ione Belarra, alertó el pasado viernes que la negociación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) estaba atascada y demandaba también al PSOE gobernar sin miedo y asumir su propuesta de topar la subida de las hipotecas de tipo variable, que los socialistas inicialmente no apoyan.

A su vez, recientemente enviaron una propuesta dentro del Ejecutivo para destinar 1.000 millones al refuerzo de la Atención Primaria, en el marco del plan de recuperación por la crisis del Covid-19.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.