Ponle Freno lanza una nueva campaña para concienciar sobre cinco normas imprescindibles a la hora de conducir

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

Ponle Freno ha lanzado este martes una nueva campaña de concienciación, en la que presenta ‘Las cinco fundamentales’, cinco normas imprescindibles que aplicar a la hora de conducir y una conclusión: si se cumplen, hay 645 posibilidades menos de morir en carretera.

Según ha informado la plataforma de acción social impulsada por el grupo Atresmedia y la Fundación AXA, el embajador de Ponle Freno y conductor de ‘Noticias de la mañana’, Manu Sánchez, protagoniza los cinco spots con cada una de estas normas que se estrenan este martes en los canales televisivos de Atresmedia y en las emisoras de Atresmedia Radio, Onda Cero y Europa FM, así como en ponlefreno.com.

Con datos oficiales de la Dirección General de Tráfico (DGT) y del Centro de Estudios y Opinión Ponle Freno-AXA, la campaña muestra las probabilidades de disminuir las muertes en carretera sobre el riesgo medio calculado de un conductor que cumple ‘las cinco fundamentales’ respecto a uno que circula sin cinturón, con tasa de alcohol entre 0,5 y 0,8 g/l, que circula un 10% por encima del límite de velocidad, usando el móvil y con un vehículo de más de cuatro años.

Las cinco normas fundamentales son llevar puesto el cinturón en todas las plazas del coche; no beber alcohol antes de ni durante la conducción; no circular por encima de los límites de velocidad; no utilizar el teléfono móvil conduciendo; y usar, si es posible, un vehículo de menos de cuatro años de antigüedad.

Ponle Freno recuerda que el uso del cinturón de seguridad reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente y que los sistemas de retención infantil utilizados correctamente pueden reducir el riesgo de fallecimiento o de que los niños resulten heridos graves entre un 55 y un 60 por ciento, según el Observatorio DGT.

Respecto al consumo de alcohol, indica que cualquier consumo «produce riesgo» de siniestro, que aumenta exponencialmente con la tasa: de 0,3 a 0,5 g/l el riesgo de sufrir un accidente se multiplica por 2; de 0,5 a 0,8 g/l se multiplica por 5; de 0,8 a 1,5 g/l se multiplica por 9; y de 1,5 a 2,5 g/l se multiplica por 15. Los conductores que han bebido alcohol tienen un riesgo de morir 4 veces superior en caso de verse implicados en un siniestro.

En el caso de la velocidad, destaca que un 10 por ciento de aumento de la velocidad produce un 20 por ciento de aumento de los siniestros con víctimas y un 40 por ciento de aumento de los siniestros mortales. Además, el uso del móvil multiplica por cuatro el riesgo de siniestro.

Finalmente, en vehículos de menos de 4 años hay un 17 por ciento menos de posibilidades de que las lesiones sean graves en caso de siniestro. Con un coche de entre 0 a 4 años, existe la mitad de posibilidades de sufrir un accidente frente a uno con más de 10 años (24% contra 53%).

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.