¿Por qué mucha gente pide ayuda psicológica?

La búsqueda de ayuda psicológica no se limita únicamente a quienes enfrentan trastornos psicológicos diagnosticados. Se ha hablado con el psicólogo Fernando Pena, director del Centro de Psicología Calma Al Mar y presidente de la Asociación Española de Psicología Sanitaria, quien ha llevado a descubrir la realidad sobre las consultas de psicología.

El profesional comenta que la mayor parte de pacientes que acuden a su centro con psicólogos en Valencia no tienen un trastorno psicológico específico, de los que figuran en los manuales de salud mental, como pueda ser una depresión mayor o un trastorno de ansiedad. En cambio, la mayoría de los pacientes son personas que acuden con otras inquietudes y que ven un beneficio en recibir asesoramiento psicológico.

Dentro de estos otros temas, más allá de trastornos mentales, el psicólogo indica que una buena parte de los pacientes acuden por dificultades en la relación con otras personas.

Las tensiones entre familiares, los conflictos derivados de una falta de empatía o una mala comunicación pueden generar un malestar psicológico muy alto. En este sentido, el tener mucho ego o cargar con rencor por cosas que han sucedido hace años, o décadas, supone un lastre ya no solo para la persona, sino que, en ocasiones, para toda la familia. Son aspectos que Fernando Pena ha tratado también en su último libro «Las 10 claves del bienestar».

Mucha gente acude al psicólogo porque no se sienten bien con ellos mismos

Otro de los motivos que señala Fernando Pena, son los problemas de autoestima. Es una dificultad con la que se trabaja en la consulta, sobre todo en adolescentes y adultos jóvenes, pero también con pacientes de edad más avanzada. La falta de confianza en uno mismo puede llevar fácilmente al fracaso escolar o al estancamiento profesional. Es motivo suficiente para solicitar la ayuda de un psicólogo. Problemas con la autoimagen, la sensación de no ser lo suficientemente bueno o la lucha constante con la autocrítica son cuestiones que impactan directamente en la calidad de vida.

Trabajar en el fortalecimiento de la autoestima se convierte en una herramienta valiosa para enfrentar los desafíos diarios, y hasta la fecha en el centro Calma Al Mar han ayudado a centenares de pacientes a potenciar la confianza en ellos mismos.

El mundo laboral es otro de los motivos por los que se consulta a un profesional de la psicología. El estrés laboral, los problemas de liderazgo (o la falta de liderazgo que hay en algunas empresas), las dificultades en la toma de decisiones o la insatisfacción laboral son motivos legítimos para recurrir a la ayuda y asesoramiento de un profesional en psicología. La orientación psicológica puede ser clave para desarrollar habilidades de afrontamiento en el mundo laboral.

En la mayor parte de los casos, la ayuda psicológica aporta pautas y soluciones para que las personas empiecen a estar mejor en su trabajo.

Según Fernando Pena, otro motivo muy frecuente para acudir a consulta es la ansiedad que generan situaciones sociales, como el hecho de hablar en público, o tratar de conseguir y mantener una relación de pareja, o la sobrecarga de responsabilidades. Consultar a un psicólogo no solo es apropiado en casos extremos; también puede ser beneficioso para aprender a manejar estas tensiones de manera más saludable.

Mucha gente busca la ayuda de un psicólogo para tomar decisiones importantes en la vida

La toma de decisiones, ya sea a nivel personal o profesional, puede convertirse en un proceso abrumador. Las dudas, el miedo al error o la falta de claridad pueden generar ansiedad. En el Centro de Psicolgía Calma Al Mar son punteros en entrenar con herramientas para abordar este proceso, ayudando a las personas a tomar decisiones informadas y alineadas con sus valores y objetivos. 

La búsqueda de crecimiento personal y autoconocimiento son otros de los motivos fundamentales para acudir a un psicólogo. Aunque no existan problemas psicológicos evidentes, el deseo de entenderse a uno mismo, explorar potenciales no realizados y construir una vida significativa puede ser un viaje enriquecedor con la guía de un profesional de la psicología.

El presidente de AEPSIS afirma que destacan, sobre todo, las personas que acuden al psicólogo por temas vinculados con las relaciones interpersonales en el ámbito romántico o de pareja, pueden ser fuente de alegría, pero también de malestar por no entender el comportamiento de la otra persona.

Con la ayuda de un psicólogo, los pacientes logran entender por qué la otra persona se comporta de esa manera. También, en la consulta de psicología se entrena a los pacientes para que aprendan a establecer límites, potenciar sus habilidades sociales mediante técnicas concretas.

Un psicólogo puede ofrecer estrategias para mejorar la calidad de las relaciones y promover conexiones más saludables.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.