¿Por qué se debería leer ‘La boda de Samantha Parker’?

Durante una entrevista con la escritora Eva Núñez, autora de la novela La boda de Samantha Parker, ha explicado por qué se debería leer este thriller de suspense. A continuación, se puede leer lo que ha contestado.

Antes de empezar, hay que aclarar una cosa, si se ha llegado hasta aquí atraído por la palabra “boda” y se espera una historia romántica, este no es el lugar adecuado. Los términos suspense y thriller en el primer párrafo deberían dar una pista. Cierra al salir, gracias.

Y volviendo a la cuestión: ¿Por qué se debería invertir el valioso tiempo en leer una novela que tiene la palabra “boda” en su título, pero que no es una historia romántica?

Simple: porque las bodas más interesantes son aquellas que no acaban bien. Si hay algún que otro asesinato, aún son más divertidas. Un poco de sangre con los canapés es un buen acompañamiento. En La boda de Samantha Parker la autora promete un poco de todo eso.

Primero que nada, ¿quién es Samantha Parker y por qué debería importar su boda? Sam es mucho más que una simple novia ansiosa por llegar al altar. Hay que imaginarse a una abogada londinense con más obsesiones que portadas tiene la familia real británica. Una auténtica «Bridezilla» en acción (por si no se conoce el término, se compone de la palabra Bride y el monstruo Godzilla).

¿Y Ona? Ona es lo que se podría llamar la romantización de la psicopatía. Solo que la psicopatía no tiene nada de romántico. No es fácil saber qué esperar de ella, pero eso hace que nadie se aburra con su compañía, Ona no es de fiar, pero tampoco se podrá evitar querer descubrir qué locura hará a continuación.

Con Tessa se simpatizará de inmediato. Es una mezcla de encanto vintage con la fuerza y determinación de alguien que sabe lo que quiere y está dispuesta a luchar por ello. Siempre con elegancia, si algo le sobra a Tessa Astor es saber estar.

A aquellos que les gusta viajar, están de suerte, en La boda de Samantha Parker no solo se visitará Barcelona y Londres, sino también Sirmione, donde finalizará esta historia, un pueblo del lago de Garda menos conocido que los del lago de Como, pero igual de encantador.

La autora promete también un final feliz. Claro que no se puede asegurar que su criterio de final feliz coincida con el del lector. Se deberá leer la novela para comprobarlo.

Aquellos que les haya convencido, pueden hacer clic y confirmar la asistencia a La boda de Samantha Parker.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.