Actualidad

Premarcos de madera: principales sistemas de fijación de Embalajes Guadaíra

/COMUNICAE/

La empresa andaluza especialista en embalajes de madera, Embalajes Guadaíra, trabaja con cuatro sistemas de fijación de premarcos

En la empresa andaluza, Embalajes Guadaíra, son especialistas en la fabricación de premarcos de madera, a base de listones de madera maciza de abeto unidos con cola antihumedad. Este producto, explican, les proporciona una gran calidad frente a sus competidores.

Las patas están diseñadas para que encajen perfectamente con el cabezal, ganando en estabilidad y rigidez. Además, su manipulación es muy sencilla gracias a sus garras plegables, sin posibilidad de que (al apilarse) se ladeen o adquieran malas formas.

Así, la calidad de los premarcos se cuida en todas las etapas del proceso: fabricación, transporte y distribución. “Se entregarán directamente en la obra, paletizados, con el consecuente ahorro de tiempo y coste”, comentan desde una empresa con más de 30 años de experiencia.

Los premarcos de madera que fabrica Embalajes Guadaíra cuentan con varios sistemas de fijación, que garantizan seguridad y resultados satisfactorios.

Premarcos de madera y sus sistemas de fijación

El cogote. Puede colocarse 2 cm de mezcla a ambos lados del cogote, evitando que la mezcla se agriete. El cabezal universal viene provisto de dos muescas próximas al cogote, que permite obtener las tres medidas estándar, por lo que el carpintero elegirá reducir o no la medida según le convenga. “Este cogote se introduce en la pared, convirtiéndose en una garra que proporciona una total sujeción”.

La caja. En la parte trasera de la pata del premarco de madera, puede apreciarse una caja que, al tratarse de una textura rugosa, actúa como una zona excelente para asimilar la mezcla. Así, dará la seguridad adecuada para un agarre perfecto.

El zanco. Otro medio de sujeción muy demandado. “Cuando hablamos de zanco nos referimos a la zona de la pata que se introduce en la solería”, aclaran. Mide 4 cm, medida que vendrá señaladas a través de unas incisiones en la madera. Hay que tener en cuenta que, en ocasiones, no será necesaria la introducción del zanco en la solería.

La garra doble. Este formato posee las puntas de las alas de la grapa ligeramente plegadas, apoyadas sobre la madera, por lo que las garras estarán protegidas durante todo el proceso. Una vez colocadas, sus puntas quedan remachadas y se fijan perfectamente. En el momento de la manipulación del premarco, las dos mitades de la pletina se pliegan y constituyen dos brazos de inserción en la obra.

En caso de duda o preguntas, sugieren contactar con ellos a través del 954 10 25 05.

Fuente Comunicae