Presidente de Melilla rechaza cesar como diputado de Cs y pide al juzgado “medidas cautelarísimas” contra su expulsión

MELILLA, 26 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla, Eduardo de Castro, ha rechazado este lunes cesar como diputado de Ciudadanos, como ha pedido su formación a nivel nacional, al alegar que ha presentado ante el juzgado un escrito solicitando la adopción de “medidas cautelarísimas” contra su expulsión del partido al considerar que se ha producido “una vulneración de derechos fundamentales”.

Así lo ha trasladado a la Mesa de la Asamblea, presidida por él mismo y compuesta además por los vicepresidentes primero Dunia Almansouri (CPM) y segundo Daniel Conesa (PP), que ha sido convocada para las 9,30 horas, con el fin de tratar un único punto del orden del día: el cese como diputado de Cs de Eduardo de Castro, solicitada por su partido de acuerdo con “el pacto anti transfuguismo”.

El órgano parlamentario se ha reunido este lunes después de que el viernes, pasadas las 13,30 horas, se registrara en la Asamblea la comunicación oficial de Cs, firmada por su número dos a nivel nacional, Marina Bravo, en la que desvelaba que Eduardo de Castro dejó de pertenecer a Cs a todos los efectos desde el 30 de marzo y que desde entonces le han solicitado, sin éxito, que entregara su acta de diputado para que el siguiente en la lista pasara a representar al partido.

Al respecto, Bravo admitía que, ante la falta de respuesta del melillense, ha pedido oficialmente a la Asamblea melillense el cese de Eduardo de Castro como parlamentario naranja y que este pase a ser “diputado no adscrito con la consecutiva pérdida de derechos políticos y económicos, previsto en el artículo 73.3 de la Ley de Base de Régimen Local”.

Sin embargo, Eduardo de Castro, apoyado por su socia de gobierno, la cepemista Dunia Almansouri –suman dos votos en la Mesa Asamblea frente a uno de la oposición–, han aprobado dejar sobre la mesa el único punto del día hasta que el juzgado responda a dicha solicitud de “medidas cautelarísimas”, al sostener que si cesa de manera inmediata, se produciría “un daño irreparable” si finalmente consigue ganar el litigio por la denuncia que va a presentar por una presunta “vulneración de derechos fundamentales” contra la decisión de Cs de expulsarle del partido.

“MANIOBRA DILATORIA”

El vicepresidente segundo de la Asamblea y diputado del PP, Daniel Conesa, ha tachado como “una maniobra dilatoria” la decisión de Eduardo de Castro de no cesar como diputado de Cs, como le exige su formación a nivel nacional, y asegura que con ello “lo único que consigue es alargar la agonía de este gobierno”, presidido por el hasta ahora parlamentario naranja en coalición con PSOE y CPM.

Daniel Conesa ha exigido a Eduardo de Castro que haga público el contenido del escrito presentado en el juzgado solicitando “medidas cautelarísimas” para conocer los argumentos que expone y subraya que “así podremos conocerlos” porque asevera que no hay motivos que justifiquen que no cese como diputado de Cs y pase a ser “diputado no adscrito”.

Por ello, ha avanzado que el Grupo Parlamentario Popular va a registrar un escrito en la Asamblea solicitando la convocatoria urgente de un Pleno que determine el cese de Eduardo de Castro como diputado de Cs y su conversión en “diputado no adscrito”, lo que conllevaría, según ha asegurado, su cese como presidente de la Ciudad dado que “convertirse en tránsfuga conlleva su cese en cualquier cargo electivo”. A continuación, ha avanzado, presentará una solicitud de pleno para elección de un nuevo presidente de Melilla.

Conesa ha destacado que “más cargo electivo que el presidente de la Ciudad, que es a su vez presidente de la Asamblea, no hay otro”, por lo que ha sostenido que “en aplicación literal del Reglamento, Eduardo de Castro debería cesar en su puesto de presidente”.

“Y más en un gobierno apoyado por el PSOE, que es aquí el que tiene el papelón, es decir ¿qué va a hacer el PSOE? ¿Va a seguir sustentando, contribuyendo y colaborando con un gobierno presidido por un tránsfuga? No parece desde el punto de vista ético que tenga el más mínimo sentido” ha añadido el popular.

A juicio de Conesa, “lo lógico es que De Castro renuncie por una cuestión reglamentaria y de ética, y yo incluso le daría más importancia a la ética política, a la regeneración de la que hablaba y de la limpieza democrática, y en caso de que esto no ocurra así, el PSOE no debe estar ni un minuto más en ese gobierno presidido por un tránsfuga, un diputado no adscrito” ha remarcado el vicepresidente segundo de la Asamblea.

<

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.