Pros y contras de opositar y ser funcionario

La forma adecuada de tomar decisiones difíciles requiere un análisis previo de los pros y los contras para hacer un cálculo del coste económico y de oportunidad. El cálculo económico dirá cuánto dinero cuesta conseguir el objetivo y el coste de oportunidad indicará qué opción finalmente es la mejor en comparación con las alternativas. Mucha gente ve solo una cara de la moneda y obvia el esfuerzo y dedicación previas que requiere la consecución del objetivo. Es por esto que, a continuación, se ofrece una enumeración de los pros y contras que supone opositar para que uno mismo pueda tomar una decisión informada.

Contras

Opositar es arriesgar. El opositor arriesga su inversión en material, clases, etc., y sobre todo su tiempo para conseguir un buen empleo para toda la vida. Acceder al mercado laboral privado es mucho más fácil, pero la seguridad en su empleo es mucho menor.

El sueldo del funcionario tiene un techo. A diferencia del sector privado donde no existe un techo máximo en la remuneración, en el sector público el salario está determinado por ley y no puede superarse cierto umbral. No existen funcionarios millonarios, pero, al contrario, el salario medio de un empleado público es superior a su equivalente en el sector privado.

No hay posibilidad de cambiar las cosas. Si un empleado público tiene iniciativa puede proponer cambios, pero el margen para que se apliquen las propuestas es reducido.

Pros

El conocimiento adquirido es acumulativo. En el caso de no aprobar una oposición a la primera, el conocimiento no se esfuma y se convierte en una palanca importante para lograr el objetivo en sucesivos intentos después de analizar y corregir los errores cometidos.

Las pruebas eliminatorias para acceder a la función pública son muy similares en las distintas Administraciones, ya que comparten tipo de pruebas y contenidos. Es por eso que un opositor con una buena base puede presentarse con garantías a varias oposiciones con un periodo mínimo de preparación para el contenido específico de cada una de ellas.

Aprobar cualquier oposición da tranquilidad. Acceder a la función pública como funcionario de carrera permite planificar la vida a largo plazo, tener acceso privilegiado al crédito bancario, a la vivienda en propiedad y facilita tener familia propia, viajar o acceder a algunos caprichos.

Se puede tener una carrera dentro de la Administración. Una vez aprobada la oposición se abren las puertas para conseguir más ingresos promocionando horizontal y/o verticalmente.

En definitiva, cada uno ha de valorar sus circunstancias personales y sus objetivos en la vida para tomar la mejor decisión pensando en el futuro. Opositar no es un camino de rosas, pero tiene muchos alicientes para aquellos que están desencantados con el sector privado o que simplemente quieren tener la seguridad de una plaza en propiedad para construir un futuro mejor para ellos mismos y su familia.

En caso de que definitivamente se decante por emprender el camino de la función pública y se requiera aprobar un examen tipo test para acceder, puede entrar en oposapiens.com y consultar todos los recursos que ofrece su plataforma para ayudarle a conseguir su plaza en propiedad. Miles de opositores han conseguido aprobar sus respectivos exámenes con esta herramienta que ofrece las mejores prestaciones calidad-precio del mercado.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.