Puig pide «armonizar» impuestos aunque dice que eso no es «recentralizar» y reclama una reforma fiscal

Apuesta por el «suelo en algún impuesto», por que pague más quien mas tenga y dice que la fiscalidad no debe ser un mercadeo permanente

VALENCIA, 21 (EUROPA PRESS)

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, se ha mostrado a favor de «armonizar» impuestos, pero asegura que eso no es «recentralizar» e insiste en una reforma fiscal para que paguen más los que más tienen. Lo ha dicho en referencia a la propuesta lanzada ayer por el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, quien apostó por recentralizar impuestos para que no haya competencia entre las comunidades autónomas, después de que Andalucía anunciara la supresión del impuesto de Patrimonio.

Puig se ha pronunciado de este modo, en declaraciones a los medios de comunicación, tras participar en la sesión de apertura de la segunda jornada del III Congreso Nacional de Vivienda que se celebra en València.

Así, preguntado por si es partidario de una recentralización de impuestos, el jefe del Consell ha respondido que es «partidario de que se aborde una reforma fiscal en profundidad para garantizar aquello que dice la Constitución: que paguen aquellas personas que tienen más capacidad». «Y que sea realmente progresiva la fiscalidad», ha agregado.

Ximo Puig ha considerado que «no se trata de recentralizar» sino que «se trata en algunos ámbitos de armonizar, como se está hablando de la armonización europea positiva» en la fiscalidad. «Eso no quiere decir recentralizar», ha apuntado.

Tras ello, ha señalado que «hay impuestos que tienen una derivada local importante» y ha manifestado que «ahí si puede haber corresponsabilidad fiscal». A continuación, ha agregado que «hay otros que tienen otras circunstancias, que facilitan la deslocalización y que no está claro que pueda ser eficaz». «Por eso yo pido una reflexión serena», ha subrayado.

«LA FISCALIDAD NO PUEDE SER UN MERCADEO»

El responsable autonómica ha afirmado que «la fiscalidad es civilidad» y ha destacado que «no puede ser permanentemente un mercadeo». «Esto no va a ningún sitio», ha resaltado, a la vez que ha indicado que «hay que analizar con la mayor detención posible» estos temas.

Puig ha aseverado que el actual es «un momento determinado» en el que «habrá que tomar decisiones a corto plazo», pero ha advertido de que no puede «otra vez» olvidarse la reforma fiscal y la reforma del sistema de financiación, «fundamental para este país» con el fin de «garantizar la igualdad de oportunidades y los derechos constitucionales».

«Vemos que hay muchos agujeros en este momento, desde el impuesto de sociedades hasta el impuesto de patrimonio. Hay impuestos que se pueden revisar, por supuesto, pero con esa visión ideológica que es la de la Constitución», ha reiterado.

NO HUIR DE «GRANDES DEBATES»

Ximo Puig ha comentado que «en Europa se está hablando de una cierta armonización fiscal en algunos ámbitos» y ha apuntado que «esa es una cuestión que está ahí», como el «suelo en algún impuesto» del que «también el G-20 habló», pero ha precisado que «lo que no se puede es huir permanentemente de los grandes debates que al final acaban generando inestabilidad o incertidumbre».

El presidente de la Generalitat ha añadido respecto a la financiación autonómica que es «básica» y ha matizado que «en este momento, cuando estamos hablando de las distintas fiscalidades de las comunidades autónomas», se debe tener en cuenta que se parte «de situaciones bien diferentes».

«Cuando se parte de una situación tan diferente, es evidente que hay que aplicar fórmulas que generen mayor equidad», ha asegurado al respecto el jefe del Consell.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.