Puig pide esperar “unos días” para ver si es posible “superar la curva” con las medidas actuales:”Parece que sí”

El president de la Generalitat, Ximo Puig, (d) asiste en Madrid al homenaje a las víctimas de la Covid | GVA

El ‘president’ de la Generalitat, Ximo Puig, ha pedido esperar “unos días” para ver “si es posible superar la curva” de contagios con las restricciones y medidas actuales y ha defendido que “la realidad” es que “parece que sí”. Además, ha insistido en que un confinamiento total “no es la solución” y ha abogado por la toma de decisiones “vinculada al interés general y desde la prudencia y la sanidad”.

En este sentido, ha avanzado que “probablemente” este domingo, cuando la Abogacía de la Generalitat “acabe los estudios”, se presentará el decreto para limitar a las unidades de convivencia el poder juntarse en un domicilio, con excepciones para crianza, cuidados, parejas que no conviven y personas mayores que viven solas, según adelantó este viernes la vicepresidenta portavoz del Consell, Mónica Oltra.

Así se ha manifestado el ‘president’ este sábado en declaraciones a los medios de comunicación antes de participar en el Comité Federal del PSOE de manera telemática. Puig ha defendido que en estos momentos el Consell “está llevando a cabo medidas que significan un semiconfinamiento real”. Por ello, ha apuntado a “dejar pasar unos días para ver si es posible superar la curva con estas medidas, que la realidad es que parece que sí que será posible”.

El jefe del Consell ha descartado de nuevo un confinamiento total: “No creo que sea la solución desde el punto de vista social y de los daños psicológicos y asociados, pero vamos a tener, siempre desde la prudencia y la sanidad, una toma de decisiones vinculada al interés general”.

“Si todos hacemos aquello que tenemos que hacer de verdad vamos a superar la pandemia”, ha asegurado, al tiempo que ha remarcado que el “único camino” es la “corresponsabilidad”. “Cada uno debe ser consciente de lo que nos estamos jugando”, ha agregado.

Sobre la limitación a las unidades de convivencia el poder juntarse en un domicilio, ha defendido que es una “obligación moral” aunque ha señalado que desde el punto de vista de las sanciones es “muy complejo”. “Tampoco queremos que se tenga la idea de que queremos avanzar hacia un estado policial. Se trata de aplicar el sentido común más allá de una restricción legal”, ha afirmado.

“Ni queremos poner a las fuerzas de seguridad hacia un brete que no es lo que en este momento se merecen, porque demasiado esfuerzo hacen, también es una cuestión de sentido común”, ha remarcado.

Por todo ello, ha insistido en que “no es el momento de las relaciones sociales más allá del ámbito de la convivencia o de alguna persona que tenga una relación especial por alguna razón”.

“Lo que pasa dentro de casa es responsabilidad tuya, es mía, no es de nadie. Mandamos la indicación clara: que no se produzcan esos encuentros, pero finalmente es la asunción de la responsabilidad de cada uno”, ha apostillado, al tiempo que ha añadido que “no vamos a instar a la Policía que haga ningún tipo de actuación”.

<

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.