Puigneró ve «populista» la bajada del precio del transporte público y pide el traspaso de Rodalies

El Govern estima que complementar la medida costará 22 millones de euros

BARCELONA, 25 (EUROPA PRESS)

El vicepresidente de la Generalitat y conseller de Políticas Digitales y Territorio, Jordi Puigneró, ha calificado de «populista» y de solución fácil la bajada del precio de los abonos del transporte público que dependen de la administración estatal anunciada este sábado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y ha vuelto a pedir el traspaso total de la gestión de Rodalies, por ser según él lo que realmente esperan los ciudadanos.

En declaraciones a los periodistas este sábado por la tarde en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), ha sostenido que la Generalitat se ha «comprometido a complementar la ayuda» hasta alcanzar el 50% de reducción en el caso de los abonos de las modalidades de transporte que dependen de los ayuntamientos y de la administración catalana, que el Gobierno ha fijado en un 30%.

El Govern ha estimado que complementar la reducción para llegar al 50% de reducción supondrá para la Generalitat un desembolso de 22 millones de euros, por lo que ha criticado que se trata de una medida que el Gobierno ha tomado «de forma unilateral», de la que el Ejecutivo catalán no estaba informado y que afecta a sus cuentas, ha dicho.

«Es importante tener un buen precio del billete, pero es más importante tener un buen servicio», ha argumentado, y ha afirmado que eso no pasará hasta que el Gobierno no traspase la gestión de Rodalies a la Generalitat.

Para él, «es decepcionante continuar viendo cómo el Gobierno del Estado no quiere resolver los problemas de fondo en Catalunya» y toma medidas que ha tachado de quirúrgicas, y ha insistido en que actualmente el servicio de Rodalies es un desastre, en sus palabras.

DÉFICIT ENERGÉTICO E IMPUESTO A ELÉCTRICAS

Ha lamentado un «agujero como consecuencia de la subida del precio de la energía» por la guerra en Ucrania, conformado por 170 millones de euros de déficit energético, y ha dicho que esperaba que Sánchez anunciara este sábado que el Gobierno se haría cargo del mismo.

Preguntado por la intención del Gobierno de presentar una proposición de Ley para diseñar un nuevo tributo que gravará los beneficios de las empresas energéticas, ha sentenciado: «Ya van tarde».

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.