¿Qué es la odontología preventiva?

Mucho se habla de los tratamientos odontológicos que permiten que, cada vez más, millones de personas cuenten con una salud bucodental mucho mejor. De hecho, la capacidad de acceder a cepillos eléctricos, dentífricos de mayor calidad y clínicas más especializadas está siendo clave para mejorar la boca.

Pero todo, en realidad, debería comenzar con la prevención desde la más tierna infancia.

¿En qué consiste la odontología preventiva? En realidad es la forma de conseguir evitar problemas dentales gracias a una higiene correcta.

Desde pequeños, aunque sean dientes de leche, es necesario acudir de forma regular al dentista – al menos una revisión al año – para poder detectar a tiempo un mal hábito o un mal crecimiento dental.

Una de las primeras detecciones son las caries que, tratadas a tiempo, pueden suponer evitar patologías mayores que podrían necesitar un presupuesto mayor y, sobre todo, una complicación a la hora de buscar soluciones.

“Algo que llama la atención es la necesidad de que sea un dentista el que enseñe a los pequeños cómo lavarse de forma correcta los dientes y que les expliquen por qué es importante que se realice la rutina tres veces al día. Vivimos una sociedad en la que el azúcar está presente en más sitios de los que se piensa. Cada vez vemos más peques con caries en los dientes de leche y, no tratarlo, podría causar problemas en las piezas definitivas” explican desde Witizz.

Al igual que este es el foco en los más pequeños, ese mismo hábito hay que aplicarlo de adulto. El exceso de placa tiene que ver con la mala forma de higiene. Bien porque se use incorrectamente el cepillo o bien porque no se use el hilo dental, son cosas que pueden prevenirse aprendiendo y haciéndose una limpieza anual.

¿Qué otros tratamientos son preventivos?

Por ejemplo, es habitual que con el tiempo los molares vayan perdiendo consistencia. Gracias al uso, sin anestesia, de selladores dentales, se consigue evitar que se acumulen alimentos y restos en los dientes, mejorando la mordida y, sobre todo, evitando mayor desgaste.

La fluorización podría ser otro tratamiento clave para la prevención de caries en dientes que tienen una superficie bastante delicada o frágil.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.