¿Qué semirremolque necesitan los profesionales del transporte?

Si alguien desea dedicarse al transporte, el alquiler de semirremolque no es una decisión sin importancia, la tiene y mucha. En el mercado de transporte, hay tantos submercados como tipos de semirremolques, y la situación de cada submercado puede ser muy diferente. Arrastrar un semirremolque del tipo lona coloca dentro del mercado de aquello que se puede transportar con lona, al igual que si se elije un semirremolque frigorífico le coloca en el mercado de lo que requiere temperatura controlada, y así con cualquier otro; cisterna, jaula, portacontenedor, piso movil, bañera, portacoches, etc.

La situación de cada submercado la determina la relación entre la oferta y la demanda, así por ejemplo, en estos momentos hay mucha demanda de transporte de coches, lo que ha terminado en una puja para hacerse con los servicios de conjuntos portacoches y ha tirado de los precios hacia arriba, lo que está beneficiando a todos aquellos que han elegido ese tipo de semirremolque, el portacoches.

Antes de elegir un semirremolque conviene conocer cuál es la situación de ese submercado, cuál es el precio de equilibrio entre la oferta y la demanda. El precio de equilibrio es el precio al que se paga el kilómetro recorrido, es una simplificación, pero que da mucha idea de donde se puede ganar dinero. El coste por kilómetro es muy similar sea cual sea el semirremolque elegido, pero el precio de venta del kilómetro lo determina la relación de fuerzas entre la oferta y la demanda.

En Alicotrans se presta servicio de transporte de prácticamente todo tipo de semirremolque, por lo que conocen cuál es ese precio de equilibrio del kilómetro vendido, en cada uno de esos submercados, lo que permite aconsejar a su socio sobre qué semirremolque elegir.

Elegido el semirremolque, lo siguiente es obtenerlo, la compra es una opción, pero es mucho más interesante alquilar dentro de la propia cooperativa Alicotrans, ¿Por qué?, pues porque ese alquiler es un alquiler con opción a compra, que va a permitir ser dueño del vehículo una vez superado el periodo de pago, pero sobre todo, porque la situación de cada submercado (de transporte), es cambiante, a veces el precio de venta del kilómetro es mayor en el submercado de lonas, a veces puede serlo en el de frigoríficos o a veces en cualquier otro, portacoches, portacontenedor, etc., así, se puede cambiar de uno a otro (submercado), buscando la mejor rentabilidad en cada momento.

Esa posibilidad que ofrece Alicotrans, de cambiar de uno a otro submercado, ofreciendo el alquiler con opción a compra del semirremolque es una característica que la diferencia del resto de coopertivas y es clave en el éxito económico de sus socios.

Los semirremolques en alquiler con opción a compra de Alicotrans son semirremolques mantenidos y revisados por la propia cooperativa en su taller, lo que reduce el riesgo de averías o funcionamientos defectuosos, cosa que podría ocurrir si el socio se decidiera por una compra de usado, donde apenas le dedica tiempo para comprobar el estado en que se encuentra y hay un riesgo de tener que gastar mucho más para ponerlo en funcionamiento, por vicios ocultos en el momento de la compra.

Los socios de Alicotrans pueden acceder al alquiler de semirremolques con opción de compra

Todos los socios pueden acceder a esa posibilidad, la de disponer de un semirremolque en alquiler con opción a compra, como alternativa a su compra en firme por parte del socio, en el mercado de nuevos o de usados. El socio puede probar y comprobar si su elección ha sido correcta, corrigiendo de inmediato si no lo fuera, cosa que no ocurre si opta por la compra en firme. Si la elección ha sido un acierto, el socio completará el periodo de alquiler y terminará siendo propietario de su semirremolque.

¿Por qué convertirse en socio de Alicotrans?

Alicotrans proporciona un entorno flexible donde es más fácil rentabilizar la actividad de transporte, pone a disposición de sus socios los servicios que necesita para su actividad; gasoil, peajes, localizador gps, taller propio, góndola de rescate en caso de avería, camión de sustitución, campa y garaje cubierto, servicio de cargas, recursos de multas, solución de incidencias en ruta (averías, sanciones en el extranjero, etc.), de modo que el socio solo debe preocuparse de conducir y hacer uso de sus habilidades como conductor para ponerlas a sus servicios (puntualidad, consumo bajo, conducción responsable, respeto a la normativa de tráfico y de horas de conducción, etc.). Si el socio es «buen conductor» la rentabilidad está garantizada. El socio es la clave, su forma de conducir su forma de ser, su profesionalidad.

A través del simulador disponible en la página web de la empresa, los profesionales pueden calcular la rentabilidad del vehículo en función del semirremolque elegido.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.