Qué tipos de dislexia existen, por ADDAW

La dislexia es un problema específico del aprendizaje de origen neurobiológico, donde el cerebro procesa de manera diferente la información que recibe. Las personas que padecen este trastorno tienen dificultades para reconocer los sonidos en las palabras y asociarlos con las letras, lo que impide leer a un ritmo más rápido y sin cometer errores.

Sin embargo, este problema no se limita únicamente a la lectura, ya que también puede afectar la comprensión de la ortografía, la escritura, etcétera. Hoy en día existen diferentes tipos de dislexia que se distinguen por las áreas específicas del procesamiento del lenguaje que se ven afectadas.

En este sentido, la Asociación para la Defensa del Derecho a la Accesibilidad Web, ADDAW, a continuación ofrece una mayor información al respecto.

Cuáles son los principales tipos de dislexia

Aunque existen diversos criterios sobre los tipos de dislexia, ya que algunos expertos piensan que todos están relacionados en un mismo grupo, desde ADDAW destacan los más comunes. En primer lugar, se encuentra la dislexia fonológica que abarca a aquellas personas que tienen problemas para dividir las palabras en sonidos. Esto afecta su capacidad para pronunciar las palabras que ven, así como para deletrearlas usando el sonido.

Por otra parte, los individuos con dislexia superficial exhiben dificultad para comprender las palabras que se pronuncian diferente a como se escriben, así como reconocer las palabras a simple vista. Otra de las clases más comunes es la dislexia visual, que se presenta cuando el cerebro no recibe la imagen completa que perciben los ojos, por lo que quienes lo padecen pueden no dominar la lectura y la ortografía si no leen algunas palabras, debido a que su cerebro no las procesa adecuadamente.

A su vez, cabe destacar que cuando las personas tienen problemas para reconocer las letras o los números con rapidez se considera que padecen de dislexia de denominación automática rápida; mientras que, quienes tienen dos tipos de dislexia juntos (dislexia fonológica y el déficit de denominación rápida), son diagnosticados con dislexia de doble déficit.

Qué hacer para tratar la dislexia

Cuando una persona considera tener los síntomas asociados a la dislexia, lo primero que debe hacer es recurrir a un experto en el área. En el caso de los adultos, es importante acudir a una consulta con un psicólogo clínico o un neuropsicólogo. En el ejemplo de los niños, los psicólogos infantiles y escolares son los profesionales más indicados.

A partir de una serie de pruebas, el especialista es capaz de determinar cuáles son las fortalezas y los retos del aprendizaje de cada individuo y proponer, según la situación, las técnicas multisensoriales más adecuadas para estimular sus habilidades cerebrales.

Desde ADDAW velan porque cada persona, independientemente de su discapacidad, pueda navegar y realizar gestiones por internet en igualdad de condiciones mediante la creación de páginas web con diseños más accesibles y con todos los estándares necesarios.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.