Radonova ofrece equipos que permiten una medición precisa de la exposición a gas radón

El radón, un gas radiactivo de origen natural, ha sido clasificado como agente carcinógeno humano de categoría 1.

Esto significa que es una amenaza grave para la salud pública. Es por eso que la Comisión Europea ha instado a los Estados miembros a implementar planes nacionales de actuación para reducir la exposición al radón y, en última instancia, prevenir el desarrollo de cánceres relacionados con este gas radiactivo.

En este sentido, el proyecto de instrucción de CSN se presenta como una iniciativa crucial para abordar el problema de la exposición al radón en España. De igual manera, la empresa Radonova pone a disposición equipos que permiten una medición exacta del mismo.

Proyecto de instrucción del CSN explica cuáles son los municipios de actuación prioritaria

Una de las herramientas clave en la lucha contra el radón es la cartografía del potencial de radón, desarrollada por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). Esta permite identificar las áreas geográficas con mayor probabilidad de presentar niveles elevados de radón. Al conocer las zonas con mayor probabilidad, las autoridades pueden implementar medidas específicas para reducir la exposición al gas y proteger la salud de la población.

Los municipios de actuación prioritaria en el proyecto de instrucción de CSN son aquellos donde se hay un número significativo de edificios con concentraciones superiores a 300 Bq/m³. Estos requieren una atención especial en términos de detección, seguimiento y control del radón, con el fin de reducir los riesgos para la salud de la población y prevenir la aparición de enfermedades relacionadas con la exposición a este gas radiactivo.

Además, la detección del radón en los centros de trabajo es fundamental, no solo para proteger la salud de los trabajadores, sino también para cumplir con la normativa vigente en materia de protección radiológica.

Es muy importante destacar que en cualquier caso, cualquier municipio del territorio puede tener edificios con niveles elevados de radón, independientemente del nivel de probabilidad que indiquen los mapas.

Detectores Radtrak para medir la exposición al radón

En este contexto, es fundamental que se lleven a cabo medidas de detección del radón en diferentes entornos, incluidos los centros de trabajo. Empresas como Radonova ofrecen dispositivos de detección de radón, como los Radtrak, que permiten obtener mediciones precisas de los niveles del gas en un entorno laboral.

La medida se suele llevar a cabo con dos detectores Radtrak ubicados en diferentes puntos de la vivienda o el lugar de trabajo, expuestos durante un período de tres meses. Esta metodología permite obtener mediciones representativas de los niveles de radón a lo largo del tiempo y compensar las variaciones diarias que puedan existir en la concentración de este gas.

En resumen, el proyecto de instrucción de CSN es una iniciativa clave para abordar el problema de la exposición al radón en España. Identificando las zonas geográficas más expuestas es posible implementar medidas específicas para reducir la exposición y prevenir las enfermedades. Los dispositivos Radtrak que brinda Radonova son ideales para detectar los niveles de radón, con el fin de proteger la salud y cumplir con la normativa de protección radiológica.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.