Ribera defiende unos PGE para 2023 «decididos» a afrontar con políticas transversales los desafíos del futuro

El PP responde que con la vicepresidenta muchos sectores no tendrán «ningún futuro» como la pesca, costas, turismo, los bosques o la caza

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera ha defendido los presupuestos generales de su departamento que consolidan la política «decidida» del Gobierno con las políticas transversales en el sistema energético, con el recorte de la brecha social y territorial que ha costado «mucho tiempo» lograr.

«Más del 30 por ciento de los presupuestos generales del Estado son verdes», ha asegurado Ribera durante el debate del dictamen de la Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2023 en el Congreso de los Diputados, donde ha celebrado que este objetivo da cumplimiento a la Ley de Cambio Climático y al Pacto Verde Europeo para afrontar un desafío de «primer orden» en España y en el mundo.

Así, ha informado de que el presupuesto del MITECO para 2023 será un 11 por ciento superior al de 2022 para hacer realidad los desafíos ambientales y sus implicaciones sociales y ha agradecido el apoyo de los grupos que respaldan la «alianza por el clima» para favorecer cada vez más unos valores compatibles con el beneficio de las personas.

«En un planeta muerto no hay actividad económica, empleo ni impulso a ningún sector productivo», ha observado Ribera que ha precisado que en total el MITECO en 2023 dispondrá de 11.313 millones de euros. De ellos, 6.316 millones de euros son recursos del presupuesto nacional y 4.998 millones de los fondos del plan de recuperación, transformación y resiliencia de la UE para «seguir plantando cara a los grandes retos del país», como son la transición energética con una transición justa; el reto ecológico y climático, y el reto demográfico.

En cuanto a las partidas destinadas a la secretaría de Estado de Medio Ambiente, ha indicado que contará con 4.460 millones e euros, 909 millones de euros más que en 2022; un 25,6 por ciento más que el presupuesto del año pasado y ha añadido que, de ellos, 1.950 son del plan de recuperación y 2.503 de la financiación ordinaria de los presupuestos nacionales.

En concreto, 247 se destinarán a organismos autónomos adscritos al MITECO, como las confederaciones hidrográficas, la Mancomunidad de los Canales del Taibilla, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) o el Organismo Autónomo Parques Nacionales (OAPN).

Así, ha añadido que la Fundación Biodiversidad dispondrá de 44 millones; 33 millones más que en 2023 de los que 25 millones servirán para financiar actuaciones con cargo a Fondos Europeos y 8 más, adicionales para asumir la gestión de recursos de ambos fondos.

Además, la Dirección General de Biodiversidad, Bosques y Desertificación contará con 216 millones a los que habrá que sumar 313,6 millones de euros del plan de recuperación, por lo que gestionará hasta 535,8 millones de euros.

Entre las principales partidas de ese área ha citado los 72 millones de euros para líneas de acción dirigidas a la digitalización y mejora del conocimiento del medio natural; 155 millones de euros al impulso y mejora de la biodiversidad marina y terrestre; 20 millones de euros en ayudas a ganaderos y acciones preventivas para la conservación y preservación de grandes carnívoros (lobo); 2 millones para la conservación del lince ibérico. Del plan de restauración de ecosistemas, se destinarán 94 millones al actuaciones prioritarias en proyectos como el Mar Menor o la protección de Doñana o del delta del Ebro.

Ribera ha añadido que para gestión forestal, el MITECO contará en 2023 con 144 millones de euros de ordinario y 97 millones del plan de recuperación, al tiempo que el presupuesto general nacional aumentará en 14 millones de euros como reflejo de la «preocupación creciente que obliga a reforzar durante todo el año las medidas contra incendios forestales».

La vicepresidenta ha agregado que el Organismo Autónomo dispondrá de un presupuesto de 60,3 millones de euros, 13 más que en 2022 con inversiones y otros 101,5 millones del plan de recuperación, transformación y resiliencia, con los que sumará un presupuesto total de 161,8 millones de euros que la ministra destaca que supone un aumento del 94 por ciento respecto a 2022. «Es el mayor incremento del presupuesto del Ministerio para la Transición Ecológica», ha dicho.

En materia de agua, ha señalado que la Dirección General del Agua dispondrá de 2.082 millones de euros y otros 1.055 millones adicionales de los fondos de recuperación que se destinarán principalmente a saneamiento y depuración (412 millones de euros); restauración y conservación del dominio público hidráulico, con 733 millones de los que 98 irán a mantener la seguridad y la conservación de infraestructuras hidráulicas. Igualmente, ha agregado que la digitalización del agua dispondrá de 370 millones de fondos europeos a los que se sumarán 205 de los presupuestos nacionales para asegurar una gestión eficiente del agua. A esos recursos se suman 284 millones de inversión para las sociedades estatales Acuaes y Acuamed para 2023.

«Todos estos programas de agua están estrechamente vinculados con el tercer ciclo de planificación que contará con recursos superior a la que nunca jamás haya podido gestionar nuestro país», ha apostillado.

Por otro lado, en cuanto a la normativa y gestión territorial de los recursos hídricos, ha apuntado que el monto asciende a 386 millones, lo que supone un incremento de 286 millones casi destinado en su totalidad a Acuamed.

Para la Costa y el Mar el presupuesto del MITECO asciende a 72 millones que destinarán 5,5 a asegurar la integridad del dominio público marítimo terrestre; 41,7 millones para protección del litoral, 16,8 millones para uso y disfrute del litoral y 7,8 millones para conservar y planificar el medio marino.

En materia de adaptación al cambio climático, la ministra ha informado de que se destinarán 3 millones a creación de filtros verdes en el Mar Menor; 1,9 millones ayudas a mariscadores a la Ría de O’Burgo para compensar la inactividad obligada por las actuaciones del FEDER en esta ría desde hace meses.

La Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental contará con 266 millones de euros para garantizar la estrategia de economía circular; 200 millones para subvenciones a empresas y 49 millones en transferencias a comunidades autónomas; 7,5 millones de euros se destinarán a las comunidades autónomas para implantar la normativa de residuos y fomentar la separación. Mientras, la Oficina Española de Cambio Climático contará con 25 millones de euros.

Por su parte, el diputado del PP César Sánchez, ha acusado a la ministra de no escuchar a la oposición y de oír solo a quienes «no quieren un futuro bueno para el país». Así, considera que este Gobierno ha logrado los fertilizantes más caros de la historia, el gasoil más caro de la historia, y que empaquetar los productos básicos será más caro que nunca. En su opinión, con Ribera muchos sectores no tendrán «ningún futuro» como la pesca, las costas, el sector turístico, los bosques, la caza o el mundo rural.

Posteriormente, Ribera ha contestado al diputado a quien ha trasladado su «preocupación tan grande» por no saber identificar con quien en el principal partido de la oposición se puede mantener un debate «serio y constructivo» que esté «comprometido» y se ponga «manos a la obra» con los temas importantes en este momento en vez de dedicarse a «exabruptos y chascarrillos».

«Un portavoz que no duda en mentir, despreciar esfuerzos, obviar la respuesta que se está dando en momentos difíciles, que desconoce los avances en política energética europea, en medio ambiente y no dedica ni una palabra a la despoblación», ha definido así a Sánchez.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.