Rives Aromaterapia Canina y su educador canino

El mal comportamiento en los perros es una consecuencia del desequilibrio emocional o cognitivo del humano que lo cuida. Así lo reconocen expertos en educación canina, quienes comprenden que un perro problemático está tratando de comunicar algo a su tutor, por lo que es deber de las personas escucharlos y aceptarlos, para de esta manera tomar las medidas necesarias para corregir dichas conductas. El educador canino experto en mascotas, Carlos Rives, fundador de Rives Aromaterapia Canina, concuerda con que el humano tiene mucho que aprender sobre su perro, razón por la cual ha desarrollado un completo programa de aprendizaje para que entre humanos y animales encuentren las herramientas necesarias para mejorar su convivencia.

Comunicación efectiva entre humano y mascota

Parte del problema radica en que el humano no entiende de manera eficaz el lenguaje de su perro. Al no tener un lenguaje articulado y entendible, los perros utilizan su cuerpo y algunos sonidos para tratar de indicarle a su amo, cualquier situación que le genere malestar o placer. En esa medida, es importante que las personas entiendan las alteraciones que tienen sus perros, sobre todo cuando hagan repetitivas algunas acciones que no son comunes en su vida diaria. Rives reconoce que una de las causas del mal de comportamiento de los perros radica en un desequilibrio en la convivencia del lugar donde habita. Por esta razón, recomienda revisar aquellas situaciones que generan malestar en general, para que de esta manera el perro pueda volver a encontrar su balance emocional. Por lo general, los perros desequilibrados no necesitan de adiestramiento, sino que solamente requieren de una guía para desbloquear alguna emoción y fortalecer la conexión con su amo.

Educación emocional en perros

El programa de educación canina que ofrece Carlos Rives, se enfoca en enseñar a las personas a detectar aquellas necesidades no satisfechas de sus mascotas, para de esta manera generar mecanismos que ayuden a mejorar el comportamiento de los perros. Esto empieza por enseñar a las personas a emitir una buena energía a su perro, de tal manera que este se sienta tranquilo y en paz cuando se encuentra en presencia de su amo. Entender las características energéticas del propio ser ayuda a canalizar y emitir las vibraciones favorables, ayudando a la mascota a guardar la compostura, incluso en situaciones de tensión. Luego de esto, ya es posible estudiar las necesidades básicas de la mente de los perros, para de esta manera analizar más puntualmente cuál es la carencia a la que se debe poner atención, con el objetivo de mejorar el comportamiento del perro.

Por último, Carlos Rives estudia el caso puntual de cada cliente, compartiendo todo su conocimiento como educador canino para devolverle al perro la paz y la armonía perdidas. Este experto en tratamiento emocional para mascotas, espera que con este programa, sus consultantes puedan fortalecer la conexión con su perro y mejorar el bienestar en el hogar.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.