Sánchez lamenta que los niños estén marcados por el lugar donde nacen: «Asumo el deber de luchar contra esa injusticia»

MADRID, 21 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha lamentado la «tiranía» del código postal que «marca el destino de lo que un niño será dependiendo del lugar en el que vino al mundo», algo que, a su juicio, «representa el fracaso de la sociedad». «Asumo el deber de luchar contra esa injusticia», ha sentenciado.

Así lo ha manifestado este lunes Sánchez durante la clausura de la presentación del libro ‘UNICEF: 75 años defendiendo los derechos de la infancia’, en un acto que ha tenido lugar en Caixa Fórum Madrid en el marco del Día Mundial de la Infancia, celebrado el 20 de noviembre. En el libro, voces del panorama cultural y periodístico nacional analizan los desafíos que la infancia tiene por delante.

En su intervención, Sánchez ha defendido que luchar por políticas en favor de la infancia y la adolescencia desde los poderes públicos «es un imperativo moral» y ha advertido de que las crisis provocadas por la pandemia de la Covid-19 y la guerra en Ucrania «han golpeado con dureza a la infancia y la adolescencia».

«Putin es responsable de una grave crisis que amenaza la seguridad alimentaria de colectivos muy vulnerables en nuestro país. Nos hemos dado cuenta de que Europa no es inmune, no solo a la pandemia sino a conflictos bélicos», ha señalado.

El presidente del Ejecutivo también ha cargado contra «quienes dicen que hablar de pobreza es antiguo». «No hay peor ciego que el que no quiere ver, porque nunca se ha resuelto un problema negando su existencia», ha añadido Sánchez, destacando que «pocas causas hay más justas que la defensa de los derechos de la infancia y la adolescencia».

Asimismo, ha subrayado que una infancia feliz «es una quimera para millones de niños en el mundo». En concreto, ha hecho referencia a que casi 1.000 millones de niños sufren pobreza multidimensional y, de ellos, más de 350 millones sufre pobreza extrema, algo que considera «un fracaso colectivo de toda la humanidad».

«España es un país que se vuelca en las causas solidarias, como hemos vuelto a comprobar en la ejemplar acogida de refugiados ucranianos. ¿Qué hace de España un país tan solidario en relación con otros países del mundo?, que no olvidamos de dónde venimos», ha afirmado el presidente del Gobierno

LA PEOR CRISIS PARA LA INFANCIA DESDE LA II GUERRA MUNDIAL

Durante su intervención, el presidente de UNICEF España, Gustavo Suárez Pertierra, ha advertido de que el mundo se asoma «a la peor crisis humanitaria para la infancia desde la II Guerra Mundial» y que los avances «se han visto frenados». Precisamente, ha destacado que, en 2021, más de mil millones de niños, casi la mitad de los niños del mundo, «vivieron sin tener cubiertas las necesaidades básicas.

Asimismo, Suárez Pertierra ha lamentado que le progreso «ha retrocedido en prácticamente todos los indicadores importantes de la infancia» y que en España «todavía uno de cada tres niños todavía se encuentra hoy en riesgo de pobreza o exclusión».

«Queremos visibilizar la situación de millones de niños cuyos derechos se están viendo vulnerados en alguna parte del mundo. Hay que actuar de inmediato y con contundencia para recuperar el terreno perdido», ha sentenciado.

Para el presidente de UNICEF España, los niños y los jóvenes «son los socios más importantes de todos». «Vuestra fuerza, creatividad y coraje son nuestra esperanza. No podemos acobardarnos ante las crisis», ha dicho.

EDUCACIÓN, CAMBIO CLIMÁTICO O SALUD MENTAL, INQUIETUDES DE JÓVENES

En el acto, miembros de los Consejos de Participación Local y Adolescente de la organización han dialogado sobre sus inquietudes y peticiones. Así, el joven de dieciséis años Gaizka, de Piedras Blancas (Asturias), ha apuntado que la nueva Ley de Educación (LOMLOE) «no se ha implantado de la manera adecuada porque no se ha dado al profesorado el tiempo adecuado para implantarla» y ha instado a «cambiar las leyes de una forma más coordinada con las gente implicada».

Por su parte, Ailin, de catorce años y de Puerto del Rosario (Las Palmas) ha criticado que «no se llegó a nada en claro» en la última Cumbre del Clima y ha propuesto un «aumento de la reservas de agua, reducción de gases de efecto invernadero y reducción de residuos». «La naturaleza habla y nosotros no la escuchamos», ha dicho.

Además, Ángela, de 17 años de Cáceres, ha hablado sobre la salud mental, «un tema muy tabú en la sociedad y al que nadie le daba importancia». En concreto, ha manifestado que el suicidio «es un acto muy real y muy grave que ocurre también en personas jóvenes». «Hay que educar desde pequeños en salud mental», ha apostillado.

También el sevillano Guillermo, de dieciséis años, ha mostrado su preocupación por la educación, reclamando que se implemente un sistema de becas «real» donde el dinero «vaya realmente a las personas necesitadas».

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.