Actualidad

Sencillos trucos para enfrentarse a una mudanza

El que más y el que menos soñó alguna vez cuando todavía era un adolescente con independizarse, huir del control de los progenitores y disfrutar de la libertad absoluta que da vivir entre cuatro paredes propias, con aquello que uno quiere en el lugar que le da la gana y sin tener que escuchar reproches sobre si ese es o no un buen lugar para ese objeto particular. Sin embargo, en esa situación idílica, que acaba llegando tarde o temprano, no todo son ventajas. Y es que, comenzar una nueva vida suele ir unido a una mudanza. Pero tampoco es cuestión de asustarse, ya que como indican desde Mudanzas Corona “la clave de una buena mudanza, además de contar con buenos profesionales del sector, es aplicar una serie de sencillos trucos que harán de cualquiera un experto en embalar y empaquetar vidas”.

No es de extrañar que la mayoría de los que en algún momento tuvieron que hacer una mudanza se hayan visto abrumados por la cantidad de cosas y objetos que han ido acumulando a lo largo del tiempo, que probablemente ya no recordaban que tenían y que ahora se tienen que poner a empaquetar. Tarea ardua donde las haya, por ese motivo y para facilitar el trabajo de los que han de enfrentarse a esta tarea, desde Mudanzas Corona, proporcionan los siguientes consejos:

  1. Es importarte fijar una fecha para evitar demorarse demasiado, así como contar con todos los elementos necesarios para poder empaquetar y embalar en debidas condiciones los objetos (cajas, papel, cinta adhesiva, etc).
  2. A la hora de hacer una mudanza es conveniente ser realista, de nada sirve trasladar cosas que nunca se han usado ni se usarán en el futuro. Es necesario hacer un concienzudo análisis sobre qué guardar, qué tirar y qué donar. Por supuesto, la venta también es una buena opción.
  3. Y cuando ya toca ponerse a empaquetar, lo ideal es ir habitación por habitación, y empaquetando las cosas sin mezclarlas para que cuando haya que desembalarlas todo resulte más sencillo.

Los expertos indican asimismo que nunca está de más hacer pequeños listados de lo que contienen las cajas y emplear cajas que no resulten excesivamente pesadas, de tal manera que moverlas no suponga un trabajo titánico.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.