SeniorFactu y las nuevas leyes de facturación

En octubre de 2021, entró en vigor una importante Ley Antifraude que ha estado generando revuelo en el mundo empresarial. Esta legislación impone sanciones significativas a los programas de doble uso y próximamente se combinará con la Ley Crea y Crece.

La Ley Crea y Crece comparte el principal objetivo de la Ley Antifraude, que no es otro que el de reducir el fraude fiscal, pero una de las medidas más importantes de esta ley es que instaurará la facturación electrónica obligatoria, con todos los beneficios que ello conlleva. Sin embargo, los cambios de esta ley marcarán un antes y un después en la vida de los emprendedores y profesionales en España, sirviendo para distintos objetivos:

Favorecer la transformación digital en el tejido empresarial, especialmente en las pequeñas empresas. 

Facilitar la transferencia mercantil a través de medios electrónicos.

Reducir la morosidad, facilitando la trazabilidad de las facturas y el acceso a la información sobre los plazos de pago entre empresas.

Reducir los costes de las transacciones entre las pymes.

Se busca aumentar el control de Hacienda sobre las facturas de las pymes y autónomos.

La entrada en vigor de la facturación electrónica depende de la publicación del reglamento de la Ley Crea y Crece por lo que todavía no se pueden estimar las fechas concretas de la entrada de la facturación electrónica, ya que depende de la publicación y aprobación del reglamento que todavía se encuentra en fase de consulta pública.

En la última modificación de la Ley Antifraude se hace referencia al término VeriFactu y al uso de sistemas VeriFActu, es decir, a que los sistemas informáticos deben estar certificados para generar y enviar las facturas a hacienda cumpliendo con los requisitos de la Ley Antifraude, que son:

Legibilidad.

Trazabilidad.

Conservación.

Integridad.

Inalterabilidad.

Accesibilidad.

Esto provoca la necesidad de un programa de facturación certificado que cumpla con estas nuevas leyes, y SeniorFactu cumple con los requisitos legales de integridad, conservación, accesibilidad, legibilidad, trazabilidad e inalterabilidad de los registros de facturación, y tiene la capacidad de enviar los registros de una forma mecánica y automatizada a la AEAT mediante el sistema VeriFactu que automatiza la comunicación con la AEAT.

En DSG Software los profesionales trabajan de forma continua para garantizar que el software sea antifraude y que, una vez que se apruebe el reglamento y estas nuevas exigencias legales entren en vigor en este año 2024, se obtendrá la pertinente certificación, como ya ha sucedido en el caso de la facturación electrónica del País Vasco: el sistema TicketBAI.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.