‘¡Sí, sí, soy una niña!’, un libro para la sensibilización LGBTQIA+ en colegios y hogares

Emily es un proyecto ideado por la logopeda Mariela Astudillo, quien percibió la necesidad de sensibilizar desde una edad temprana sobre la riqueza de la diversidad. A lo largo de su trayectoria profesional y personal, se ha enfrentado con frecuencia a un público poco receptivo y mal informado, con ideas erróneas sobre las realidades trans, razón por la cual optó por la redacción de una herramienta didáctica destinada a ayudar a la comprensión de estas realidades.

Es así como en 2019, Mariela dio forma al proyecto de Emily con el objetivo de sensibilizar a lo.a.x.s niño.a.x.s, no solo en el ámbito escolar, sino también en sus hogares, así como en el seno de colectivos, asociaciones y cualquier otro entorno donde se desee fomentar valores como el compartir, la empatía, el descubrimiento, la conciencia y la aceptación de la diversidad.

Este libro surge con emoción, respaldado por un equipo que cree en un mundo donde la expresión y el desarrollo personal sean libres. Un equipo compuesto por profesionales de la salud, músicos y apasionados por la vida, comprometidos en transmitir un mensaje de información sincera sobre conceptos a veces obsoletos o cerrados, como el género, la identidad, el sexo, la feminidad, la masculinidad y los estereotipos que limitan a la mujer, al hombre y a todas sus representaciones en la sociedad.

Así, Emily se erige como un símbolo de libertad, esperanza y evolución.

Emily y la infancia trans

El libro «¡Sí, sí, soy una niña!» narra la historia de Emily, una niña transgénero que enfrenta el mundo que la rodea: las miradas, las burlas y la falta de comprensión. Sin embargo, con el apoyo de su familia, su escuela y sus amigos, poco a poco descubre y acepta su diferencia. La autora Mariela Astudillo, logopeda especializada en feminización y armonización de la voz y el habla esencialmente para personas trans, presenta una historia sencilla y conmovedora que explora los desafíos que enfrenta una niña que no se identifica con el sexo asignado al nacer. Este relato aborda los temores, la confusión y el apoyo que encuentra la protagonista, Emily, en su familia y entorno escolar, ofreciendo una visión sensible y accesible sobre la transidentidad.

El propósito del proyecto es informar y permitir que padres, medios escolares y otros ámbitos aborden el tema de la infancia trans desde una edad temprana. La historia de Emily promueve valores como la empatía, la tolerancia y el respeto hacia las diferencias.

Emily, la protagonista, es una niña transgénero que se identifica como mujer a pesar de haber nacido con atributos físicos masculinos. Su historia no solo resalta la importancia de aceptar y comprender la diversidad, sino que también enfatiza la singularidad de cada individuo y cómo nuestras diferencias nos enriquecen.

El proyecto Emily incluye un cuaderno de actividades diseñado para que los niños exploren y comprendan la transidentidad y la diversidad en general en un entorno de confianza y respeto. Estas actividades fomentan la reflexión, la expresión de emociones y el desarrollo de la empatía y la tolerancia.

Un cuaderno de ejercicios para desarrollar la empatía y el respeto por la diversidad

Dentro del proyecto Emily, la logopeda Mariela Astudillo propone un cuaderno de ejercicios que promueve valores humanistas y aborda temas relacionados con la transidentidad y la diversidad en general. Este cuaderno puede ser utilizado en entornos escolares o en casa para desarrollar la empatía, la comprensión hacia las realidades trans y la aceptación de la diversidad.

El objetivo principal del cuaderno es brindar a los niños la oportunidad de enfrentar y comprender las diferencias individuales, aprender a aceptarlas, respetarlas y comprenderlas. A través de juegos y actividades, los niños podrán expresar sus dudas, confusión, temores y cualquier otra emoción en un ambiente de confianza y benevolencia que les permita ser auténticos.

Este recurso no solo complementa la historia de Emily para sensibilizar a los niños sobre las realidades trans, sino que también puede ser utilizado en cualquier actividad lúdica destinada a fomentar la conciencia y el desarrollo emocional de los niños. El propósito es educar a los niños sobre el respeto hacia sí mismos y hacia los demás, ayudarles a reflexionar, expresar sus emociones y desarrollar su empatía y tolerancia. Todo esto contribuye a su crecimiento como adultos conscientes y satisfechos.

Un proyecto de sensibilización LGBTQIA+

El libro «¡Sí, sí, soy una niña!» ofrece una manera simple y agradable de explicar las realidades trans a los niños, ayudando a crear un entorno más comprensivo y tolerante desde una edad temprana. Por ello, forma parte de las herramientas didácticas de sensibilización LGBTQIA+ más empleadas en colegios y centros (disponible en 2 idiomas, francés y español).

Además, el libro es gratuito para las asociaciones, los colectivos, las corporaciones, las organizaciones y toda entidad que trabaje por el bienestar y el desarrollo de las comunidades LGBTQIA+. Esta iniciativa de la logopeda y vocóloga Mariela Astudillo tiene por objetivo divulgar información de calidad en torno a las realidades trans que viven a diario lo.a.x.s menores.

Como herramienta para el despertar de las conciencias hacia las realidades trans, la historia de Emily también puede compartirse en hogares, independientemente de si cuentan con miembros trans o no, con el objetivo de fomentar la comprensión de lo que implica ser trans.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.