Siemens obtiene un 41% menos de beneficios en los nueve primeros meses de su ejercicio fiscal

El grupo alemán de ingeniería y energía Siemens tuvo un beneficio neto atribuido de 2.272 millones de euros en los nueve primeros meses del año fiscal de la compañía, que finalizará el próximo mes de septiembre, lo que representa un retroceso del 41% en comparación con el resultado obtenido en el mismo periodo del ejercicio anterior, informó la multinacional.

La cifra de negocio de Siemens en este periodo alcanzó los 41.828 millones de euros, un 0,7% por debajo de los ingresos contabilizados en los nueve primeros meses del ejercicio precedente, mientras que los pedidos recibidos bajaron un 9,4% interanual, hasta 44.418 millones.

En nueve meses, el negocio digital de Siemens redujo un 6% sus ingresos, hasta 11.116 millones, mientras que el área de infraestructuras inteligentes mantuvo su facturación en 10.418 millones. Por su parte, el negocio de movilidad de Siemens elevó un 3% su facturación, hasta 6.605 millones, mientras que la unidad de tecnología médica facturó 10.584 millones, un 2% más.

Entre los meses de abril y junio, correspondientes al tercer trimestre fiscal de Siemens, la compañía alemana obtuvo un beneficio neto atribuido de 539 millones de euros, un 47,8% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior, mientras que la cifra de negocio de la multinacional se redujo un 5,2%, hasta 13.491 millones de euros y los pedidos recibidos bajaron un 7,5%, hasta 14.402 millones.

“A pesar de la severa crisis global, registramos un sólido desempeño operativo”, destacó Joe Kaeser, presidente y consejero delegado de Siemens, quien destacó que el plan estratégico ‘Vision 2020+ ‘ “está ganando tracción”.

De cara al último trimestre de su ejercicio fiscal, Siemens admitió que espera que las consecuencias económicas de la pandemia de Covid-19 seguirán afectando fuertemente su actividad, aunque reiteró que aún no puede evaluarse de manera fiable su impacto en los resultados financieros y la evolución macroeconómica.

“Seguimos esperando una reducción moderada de nuestros ingresos comparables en el ejercicio fiscal 2020, sin contar el tipo de cambio y efectos de portafolio”, indicó la multinacional, apuntando que la bajada de la demanda afecta en mayor medida a sus actividades en industrias digitales e infraestructuras inteligentes.

<

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.