Siguen activos los tres mayores incendios que afectan a Galicia desde hace más de una semana

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 (EUROPA PRESS)

La información que ofrece la Consellería do Medio Rural sobre la evolución del fuego en Galicia sigue estable, ya que los grandes incendios, pese a continuar activos, se mantienen sin cambios en cuanto a la superficie afectada desde el pasado jueves. Según la información trasladada por la Consellería do Medio Rural en su último parte, este mes de julio han ardido en Galicia unas 32.000 hectáreas.

A pesar de que estos datos no varían, los tres mayores incendios que afectan a Galicia desde hace más de una semana siguen activos. En concreto, el fuego de Folgoso do Courel y A Pobra do Brollón –parroquias de Vilamor y Saa–, que se originó con la unión de otros cuatro focos, se mantiene con una afectación de unas 10.000 hectáreas, mientras que el de la parroquia de Seceda, en Folgoso, ha quemado sobre 1.100 hectáreas.

En Ourense, el fuego iniciado en Carballeda de Valdeorras –el más grande de Galicia– ha arrasado unas 10.500, parte de ellas en el Parque Natural da Serra da Enciña da Lastra, aunque su evolución es buena tanto en Galicia como en León, a donde pasó.

Por otra parte, en el municipio de Oímbra (Ourense) la Xunta da por controlados dos de los incendios que entraron desde Portugal. El de Videferre ha calcinado 800 hectáreas, según las estimaciones provisionales, y el de San Cibrao ha afectado a una superficie de 400 hectáreas. El de mayor superficie, el de Rabal, se mantiene estabilizado (no controlado) con unas 2.100 hectáreas quemadas.

Asimismo, permanece activo el incendio de Vilariño de Conso, en Ourense, que afecta al Parque Natural do Invernadoiro. Según los últimos datos de la Consellería, son ya 5.800 las hectáreas calcinadas por este fuego iniciado la pasada semana.

RESTO DE INCENDIOS

La lista de incendios activos en Galicia se completa con cinco más en la provincia de Lugo. De ellos, cuatro están controlados. Se trata del de la parroquia de Cereixido, en Cervantes –65 hectáreas–, los de Palas de Rei, parroquia de Ramil, y Antas de Ulla, en Santa Mariña do Castro de Amarante –375 hectáreas y 40 respectivamente– y el de la parroquia de Outeiro, en Quiroga –250 hectáreas–.

Además, permanece estabilizado el de Nocedo, en el municipio de Quiroga, que hasta el momento ha calcinado unas 15 hectáreas, según las últimas estimaciones de la Xunta.

A esta superficie hay que añadir unas 720 hectáreas de terreno quemadas por incendios de los que Medio Rural ya ha informado de su extinción en los últimos días. En concreto, se trata de los de Cualedro –31 hectáreas–; Baiona –46 hectáreas–; Melón –dos fuegos que suman 98 hectáreas–; Quiroga –83 hectáreas–; Ribadavia –67 hectáreas–; Covelo –37 hectáreas–; Cervantes, parroquias de Donís –75 hectáreas–, Noceda –182 hectáreas– y O Castro –0,5 hectáreas–; y Rodeiro (Pontevedra) –110 hectáreas–.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.