Solo el 36% de puntos de carga de vehículo eléctrico están en zonas rurales o carreteras principales, según un estudio

Observatorio de Sostenibilidad y Ecodes avisan de la necesidad de potenciar la movilidad eléctrica en la España rural

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

Solo un 36% de los puntos de carga de vehículo eléctrico se encuentran en el territorio rural o en carreteras principales, según un estudio de Fundación Ecología y Desarrollo (ECODES) y el Observatorio de Sostenibilidad presentado este martes.

El informe, titulado ‘Puntos de recarga para la movilidad eléctrica en España’, analiza la capacidad y despliegue de la actual red de recarga de vehículos eléctricos en la red de carreteras de España, y concluye que es necesario dar una «toque de atención» para la potenciación de la movilidad eléctrica en la España vaciada.

Además, el análisis toma en consideración las diferentes potencias, un factor determinante puesto que fija el tiempo que un vehículo debe permanecer estacionado mientras se carga la batería. En este sentido, destaca el hecho de que sólo el 2% de los conectores actuales en funcionamiento tienen una potencia superior o igual a 150 kilovatios (kW), estando el 5% en la red principal y tan solo un 0,7% en las áreas rurales.

«El despliegue masivo de la red de puntos de recarga es vital para la implantación de la movilidad eléctrica de manera rápida, eficaz y eficiente. Y esta se debe extender por igual en la España urbana y en la rural», ha subrayado al respecto el director asociado para la Transición Justa y las Alianzas Globales de ECODES, Mario Rodríguez.

Asimismo, ha llamado al Gobierno a cumplir con la obligación de garantizar que la financiación pública sea destinada a que este despliegue «llegue a todos los rincones del país, especialmente los marginados por las leyes del mercado».

En este contexto, el informe avisa de que España está a la cola en Europa respecto al despliegue de puntos de recarga a pesar de presentar un incremento continuado en el ritmo de ventas de vehículos eléctricos.

Asimismo, apunta a que la actual distribución de puntos de carga se concentra al máximo en las áreas urbanas, condicionado por estrategias comerciales de oferta y demanda. En concreto, las grandes y medianas áreas urbanas tienen en su territorio casi 7 de cada 10 puntos de carga en la España peninsular.

Igualmente, señala que los tramos más largos sin disponibilidad de carga se sitúan preferentemente en las áreas más interiores, quedando la franja costera mediterránea y del atlántico sur mucho mejor cubierta.

COMUNIDADES SIN CONECTOR DE ALTA POTENCIA

Además, en Galicia, Cantabria, La Rioja y Navarra no hay un solo conector de alta potencia. Y a estas comunidades se suman hasta 9 provincias: Castellón, Guadalajara, Guipúzcoa, Huesca, Jaén, Palencia, Segovia, Soria y Teruel. Es decir, en el 28% de la superficie de la España peninsular no hay ni un solo punto de carga público de alta potencia, detalla el informe.

Ante estos datos, los autores del informe han presentado 12 recomendaciones con las que esperan contribuir para terminar con otra «demoledora» cifra: un punto de carga cada 349 kilómetros cuadrados en la España rural frente a cada 4,11 kilómetros cuadrados en las áreas urbanas.

Entre las recomendaciones destacan hibridar las instalaciones de energías renovables en el territorio con los nuevos puntos de recarga, promover ayudas y beneficios fiscales a particulares y empresas para que apuesten por la implementación de puntos de recarga, o que tanto el Gobierno como compañías energéticas establezcan medidas concretas que eliminen el efecto barrera para la implantación de la movilidad eléctrica en general, entre otros.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.