SPD Venalink FlexRX Light irrumpe con fuerza en el entorno residencial

Hace apenas un par de años, Venalink, presentaba su última novedad en cuanto a Sistemas Personalizados de Dosificación (SPD). Concretamente, el formato FlexRX Light, llamado a cubrir las necesidades de los pacientes polimedicados más activos, ya había justificado con éxito su uso sobre este tipo de pacientes en otros países donde opera la compañía Jones Healthcare Group. Esto se debe especialmente a la posibilidad de poder extraer únicamente los días o las tomas necesarias, convirtiéndose así en la forma segura y discreta de tomar la medicación fuera de casa.

Un par de años después, y casi como balance, se puede afirmar que la aceptación de este nuevo formato por parte del ecosistema que se relaciona con el SPD ha sido muy positiva. La solución FlexRX Light ha sido reconocida como un SPD de características innovadoras, no únicamente sobre el perfil de pacientes comentados en el párrafo anterior, sino también sobre otros escenarios. Es el caso de su irrupción en el entorno residencial donde, casi sin buscarlo, es donde este nuevo formato ha encontrado su mejor sitio. También la penicilina se descubrió casi por casualidad…

Definitivamente, y tras el análisis realizado por Venalink, este éxito no es fruto de un caso aislado y casual, sino de una serie de características que lo hacen reproducible. Es posible resumirlas diciendo que aporta beneficios para el trinomio Farmacia Comunitaria, Centro Residencial y Paciente, pero mejor explicarlas.

Beneficios del FlexRX Light para la Farmacia Comunitaria

La gran capacidad que tienen los alvéolos del formato FlexRX Light lo hace apto para la gran mayoría de pacientes, independientemente del número de medicamentos a reacondicionar.

Escalabilidad de proceso: generalmente, ofrecer el servicio SPD para centros sociosanitarios es sinónimo de volúmenes de pacientes medio-altos. El SPD FlexRX Light es compatible con los tipos de preparación manualsemi-automática y automática, pudiendo adaptar la eficiencia del flujo de trabajo a lo largo del tiempo. En este entorno, se está preparando de momento de forma manual con la ayuda del software BlisterSuite y semi-automáticamente con la tecnología DualBlist.

No requiere la utilización de etiquetas adhesivas extra, ya que la información dirigida al paciente se imprime sobre la propia etiqueta del SPD (compatible con cualquier impresora láser).

Fácil corrección de errores o cambios de medicación: los cambios en la medicación son algo frecuentes en el perfil del paciente institucionalizado (pluripatológico, polimedicado, alta complejidad clínica…). La gestión de la corrección de errores o de cambios de medicación en el SPD FlexRX Light es un proceso sencillo, rápido y seguro gracias a las etiquetas correctoras Venalink. Todo ello permite ahorrar tiempo mientras se mantienen las características de hermeticidad del dispositivo en beneficio de la seguridad de los pacientes.

Beneficios del FlexRX Light para el centro residencial

El formato FlexRX Light permite recortar fácilmente la dosis de cada toma (ver foto), actuando a modo de vasito de medicación. Cada alvéolo está troquelado y se puede extraer del resto del blíster, manteniendo en la etiqueta la información de la medicación que contiene.

Disminución del riesgo de errores: el sistema FlexRX Light, al igual que el resto de los SPD tipo blíster, aportan una visión general de la organización de los medicamentos del paciente a lo largo de la semana que actúa como efecto recordatorio. Esto mejora el control de dosis olvidadas o administradas indebidamente.

Separación de las tomas por colores para una mejor identificación.

Tal y como se intuye en su nombre, el sistema FlexRX Light es muy ligero y flexible, pudiéndose almacenar fácilmente. Además, Venalink complementa esta propiedad intrínseca con el uso de archivadores (imagen inferior) o carritos de la medicación, que favorecen la gestión de la medicación en el centro.

Beneficios del FlexRX Light para el paciente

Materiales de calidad certificados y homologados, con un sellado robusto y probado, que permite garantizar la seguridad del paciente inclusive cuando se han usado las etiquetas correctoras.

El perfil de los usuarios de los centros residenciales, así como el alto consumo de medicamentos, puede llevar consigo un gran número de problemas relacionados con el uso de los mismos, y se asocia a mayor cantidad de hospitalización, morbilidad, mortalidad y descenso de la calidad de vida. Así, no es difícil pensar que los farmacéuticos y su asistencia farmacéutica van a desempeñar un papel cada vez más importante para optimizar los resultados en la salud y, por lo tanto, el bienestar y la calidad de vida de los usuarios de los centros residenciales.

Puesto que más del 75% de las personas institucionalizadas tienen al menos tres diagnósticos activos y el 66% toma más de siete medicamentos cada día, el servicio profesional farmacéutico asistencial con SPD puede impulsar la mejora de la adherencia terapéutica en estos centros. Y, probablemente, el SPD Venalink FlexRX Light sea uno de los mejores formatos para llevarlo a cabo.

Comenta

Deja una respuesta

Tu mail no será publicado.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.